El Parlamento Europeo vota prohibir la matriculación de coches de combustión en 2035

La ley aún no es definitiva, ya que tendrá que negociarse con los países miembro en los próximos meses

La presidenta del Parlamento Europeo, Roberta Metsola (izquierda), y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.
La presidenta del Parlamento Europeo, Roberta Metsola (izquierda), y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. AFP

El Parlamento Europeo ha votado este miércoles a favor de prohibir la matriculación de vehículos de combustión a partir de 2035, como parte de un amplio paquete de medidas para combatir el cambio climático. De esta forma, el Parlamento de la UE respalda la propuesta realizada por la Comisión Europea el año pasado, que pretende reducir a cero las emisiones de CO2 de los automóviles nuevos en el año 2035, lo que supone, en la práctica, el veto total de los vehículos de gasolina y diésel. La ley aún no es definitiva, ya que tendrá que negociarse con los países miembro en los próximos meses.

Los eurodiputados del PSOE y de Ciudadanos ya habían adelantado previamente a la votación que apoyarían la propuesta de la CE, mientras que el PP señaló que votaría en contra, ya que considera que para ese año se debería llegar al 90% de dicho objetivo de reducción de emisiones y no al 100%.

Esta medida supone adelantar en cinco años el final de los vehículos de combustión, que en un principio estaba pactado para 2040. La Comisión de Medio Ambiente (ENVI) votó a favor a principios del pasado mes de mayo de este nuevo marco temporal a 2035, no obstante no se aprobaron unos objetivos intermedios aún más ambiciosos en este campo.

Así, la propuesta de una reducción del 40% de las emisiones de los coches y del 35% de las furgonetas para 2027 fue rechazada, mientras que la de un 70% de reducción para turismos y del 65% para furgonetas para 2030 resultó en empate. Sí se dio 'luz verde' a la propuesta que incluye un avance gradual con un objetivo intermedio de reducción del 55% de las emisiones contaminantes de los nuevos coches y furgonetas en 2030 y reducirlas a cero cinco años después.

Normas
Entra en El País para participar