Alemania apoyará que el fin del coche de combustión sea en 2035

Medios de ese país apuntan a que se sumará al grupo que aboga por esa fecha

De esta forma, se alinea con la postura de España

El canciller alemán, Olaf Scholz, durante una conferencia de prensa celebrada ayer tras la reunión del G7.
El canciller alemán, Olaf Scholz, durante una conferencia de prensa celebrada ayer tras la reunión del G7. EFE

Alemania apoyará el fin de la matriculación de vehículos de combustión en 2035, según afirmaron este martes medios alemanes como Die Welt. La coalición de Gobierno alemana de socialdemócratas, verdes y liberales ha acordado finalmente sumarse al grupo de países, entre los que está España, que apoyan fijar el final de este tipo de coches en 2035 y no en 2040, como piden otros estados miembro de la Unión Europea.

Esta propuesta, que afectará tanto a los coches turismos como a los vehículos comerciales ligeros de combustión, ha generado controversia entre los socios de Gobierno en Alemania, el mayor fabricante de automóviles de la Unión Europea (UE). Como muestra de esa división de opiniones, el ministro de Finanzas, el liberal Christian Lindner, se declaró recientemente en contra de la prohibición en 2035. Por su parte, el canciller alemán (socialista), Olaf Scholz, negó este martes que hubiera disputas en el seno del Ejecutivo y aseguró que este “actúa unido”.

Scholz destacó que, según el acuerdo de coalición de los tres socios, los motores libres de emisiones están en el centro de la estrategia para el sector, el cual está llevando a cabo multimillonarias inversiones para electrificar sus plantas de producción en Europa.

“Esto siempre se lo hemos explicado así, como Gobierno y de forma conjunta, a las instituciones europeas, la Comisión y el Consejo”, aseveró Scholz, según recoge Efe.Países como Italia, Portugal, Eslovaquia, Bulgaria y Rumanía quieren retrasar la fecha hasta 2040. Estos estados miembro piden que se exija una reducción del 90% de las emisiones de CO2 a las flotas de coches nuevos en 2035 y alcanzar el 100% en 2040, mientras que para las furgonetas abogan por un recorte del 80% en 2035 y del 100% en 2040. La propuesta de la Comisión recoge que en 2035 sólo se podrán registrar vehículos nuevos “climáticamente neutros”, sin especificar el tipo de tecnología del motor, pero de facto supone desterrar el motor de combustión.

Postura de España

Por su parte, la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, confió este martes en que los Estados miembros de la UE se alineen con la Comisión Europea y la Eurocámara. “España apoya el 2035. Un grupo de Estados miembros aboga por adelantarlo a 2030 y Alemania e Italia no piden una extensión, sino que están sugiriendo propuestas para flexibilizar algunos aspectos”, señaló Ribera ante la prensa a su entrada al Consejo de ministros de Medio Ambiente de la UE, en el que se debatió el paquete de medidas con el que el bloque actualizará su legislación en materia climática, llamado ‘Objetivo 55’.

La ministra para la Transición Ecológica resaltó que “no hay una oposición al 2035” y apuntó la importancia de “mandar mensajes claros”, según recoge EP, ya que se está planteando una transformación para “una de las industrias más importantes de Europa” y con “mayor impacto para los consumidores”.

Así, Ribera tildó de “determinante” apostar “por una política industrial en este campo” y respaldar estas fechas para que la industria europea “pueda transformarse” y “acomodar su modelo productivo”. En este sentido, la ministra apuntó a que las marcas de la industria del automóvil “ya están en esta transformación”, por lo que insistió en tener claras las fechas finales. Ribera, además, comentó que, en paralelo, hay un debate sobre cómo pueden producirse combustibles que sean neutros en emisiones de CO2 o sintéticos, una cuestión “secundaria” que genera “discrepacias entre algunos estados miembros”.

Normas
Entra en El País para participar