Transporte

El transporte profesional urge 40 céntimos de bonificación por litro de gasoil hasta final de año

El apoyo demandado dobla los 20 céntimos por litro recibidos entre el 1 de abril el 30 de junio

Varios camiones durante los paros de marzo.
Varios camiones durante los paros de marzo.

A escasos siete días de que concluya el periodo de ayuda del Gobierno a la compra de combustible, con 20 céntimos por litro, el transporte profesional de viajeros y el de mercancías han demandado al Ministerio de Transportes una prórroga, al menos hasta final de año, y la ampliación de la bonificación a 40 céntimos. Y es que el gasóil no ha dejado de subir.

El Pleno del Departamento de Viajeros del Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC) mantuvo ayer, hasta entrada la noche, un encuentro con la Secretaria General de Transportes y Movilidad, María José Rallo, y con el Director General de Transporte Terrestre, Jaime Moreno, en la que dibujaron la situación crítica que atraviesa el sector tras dos años de pandemia y una inflación que lleva disparada desde el verano del pasado ejercicio. Este último efecto, sumado a las derivadas de la invasión rusa de Ucrania, mantienen el gasoil en precios que el transporte califica de insoportables.

Como ya sucediera en marzo, cuando el Ejecutivo activó ayudas por 1.600 millones al transporte profesional, las asociaciones de empresas de autobuses vuelven a hablar de riesgo para la subsistencia de decenas de compañías.

La CETM desaconseja los paros en el transporte de carga aunque considera ya insuficientes las medidas adoptadas en marzo por el Gobierno

Además de la rebaja en 40 céntimos del litro de gasoil, el departamento de Viajeros del CNTC reclama la renovación de la ayuda directa por vehículo, el reequilibrio de los contratos públicos de transporte y la exclusión del sector de la aplicación de la Ley de Desindexación.

Alta tensión en el transporte de carga

Esta voz de alarma en la carretera se produce en pleno temor a una nueva huelga del transporte de carga. La Plataforma Nacional en Defensa del Transporte de Mercancías por Carretera está dando pasos que pueden conducir a posibles movilizaciones si no sale delante de manera urgente la Ley que garantice que no se prestan servicios de transporte a pérdidas. El Ministerio de Transportes mostró un primer borrador de ese texto a las organizaciones que componen el CNTC el pasado día 16, pero la Plataforma no tiene representación en ese colectivo. El compromiso del Ejecutivo es tener la Ley elaborada antes del 31 de julio.

La Plataforma, que ya consiguió parar a transportistas y conductores el pasado mes de marzo durante más de 15 días, ha convocado una consulta para este domingo con la que determinará si reactiva una protesta que sumió a buena parte del país en problemas de desabastecimiento.

A principios de semana, las organizaciones agrarias Asaja, Coag y UPA; cooperativas agroalimentarias, y las asociaciones empresariales FIAB, Aecoc, ACES, ANGED, Asefas, Cedecarne, Fedepesca y Hostelería de España y Marcas de Restauración, firmaron un comunicado conjunto mostrando “máxima preocupación”. La cadena agroalimentaria y la industria aseguran que no podrían soportar un nuevo paro del transporte.

En medio de esta escalada en la tensión ha sido el presidente de la Confederación Española del Transporte de Mercancías (CETM), Ovidio de la Roza, quien ha llamado a la cordura ante las conquistas logradas por el sector en los últimos meses. El representante de una de las asociaciones mayoritarias es contrario a un nuevo paro: “Quienes no pertenecen al sector o no han sido conscientes de lo que hemos vivido con los últimos Gobiernos, no tendrán en cuenta que durante años el Comité reclamó al entonces Ministerio de Fomento medidas clave para que nuestras empresas siguiesen adelante y, sin embargo, la respuesta siempre era la misma: nos ignoraban y nos ninguneaban”, se puede leer en una carta pública firmada por De la Roza.

Desde CETM se expone como éxito la consecución de la Ley de la Morosidad, tras diálogo con José Luis Ábalos, y del real decreto Ley 3/2022, que incluye la prohibición de realizar tareas de carga y descarga por parte de los conductores o la claúsula de revisión de precios por variación del precio del combustible. El presidente del colectivo de transportistas reconoce que las herramientas articuladas en marzo para paliar la crisis “ahora resultan insuficientes”, pero añade que todo el país está sufriendo por los costes energéticos y los de la cesta de la compra: “Sería muy fácil parar nuestros camiones, pero emplear esa vía no nos llevaría al destino que queremos, acabaríamos con más pérdidas y perjudicando a la sociedad que tanto nos necesita”. De la Roza apuesta por el diálogo con el Gobierno.

La CETM aconseja a los transportistas hacer valer, de forma generalizada, la revisión de precios en los servicios por el encarecimiento del gasóil; ha pedido al gobierno la prórroga de la bonificación de los 20 céntimos en el combustible hasta final de año con la suma de otros 20 céntimos para el transporte profesional, y se reclaman, al mismo tiempo, nuevas ayudas directas por vehículo.

Muy al margen de este colectivo, la Plataforma Nacional en Defensa del Transporte de Mercancías por Carretera cree urgente que se garantice el del cobro de las horas de espera en operaciones de carga y descarga, garantías de que los conductores no participan en las mismas o la jubilación a los 60 años.

A la protesta esta plataforma, inicialmente minoritaria, terminaron sumándose en marzo al paro patronal asociaciones como Fenadismer, Fetransa y Feintra, colectivos del taxi, de vehículos de alquiler, empresas de ambulancias y autobuses de transporte discrecional. Con ello, la situación fue de verdadero caos.

Las asociaciones empresariales y organizaciones agrarias han recordado, en este contexto, que el abastecimiento de productos de alimentación, y el propio acceso a esos bienes, son derechos y servicios esenciales. Durante ese marzo caliente, el Ministerio del Interior tuvo que proteger con fuerzas policiales a los transportistas que prestaban sus servicios durante la huelga.

Normas
Entra en El País para participar