Textil

Tendam venderá ropa de terceras marcas en sus tiendas físicas desde octubre

Replicará el modelo de su plataforma online multimarca

Prevé superar las ventas pre-Covid este año; en 2021 volvió a beneficios

Jaume Miquel, presidente ejecutivo de Tendam.
Jaume Miquel, presidente ejecutivo de Tendam.

Tendam, la compañía textil dueña de marcas como Cortefiel, Springfield o Women'Secret, prevé incorporar la venta de prendas de terceras marcas en sus tiendas físicas a partir de octubre, cuando dará comienzo un periodo de prueba que prevé, con el tiempo, extender a parte de su red.

Será una forma de replicar su estrategia online, que incorpora más de un centenenar de marcas de terceros. Este año prevé llegar a las 120 y en 2025 a las 300. Para entonces apira a que el grupo facture cerca de 1.500 millones.

"Nos interesa introducir esas marcas, por ejemplo, en tiendas de localidades de menos de 100.000 habitanes, que pueden tener menos acceso a algunas de ellas", explica a este periódico Jaume Miquel, presidente ejecutivo del grupo. Los establecimientos contarán con una selección de prendas de marcas que se irán rotando y que se complementen con las enseñas de Tendam. "Habrá que crear un ambiente en la tienda que explique esa correlación", dice Miquel, que descarta un riesgo de canibalización o de que el establecimiento se perciba como una tienda multimarca. "Esos riesgos los había también en el online, pero no ha sucedido. Ningún cliente de moda es monomarca", explica. Las primeras pruebas comenzarán en tiendas del centro de Madrid y de ciudades de menos de 100.000 habitantes.

Más marcas propias

En paralelo, Tendam prevé lanzar una nueva marca propia en el segundo semestre de este año y dos más en 2023. En el último año ha impulsado Slow Love, adquirida a Sara Carbonero, Hoss Intropia y High Spirits, y ha lanzado Dash & Stars, de textil deportivo. Estas iniciativas, junto a la plataforma online multimarca, contribuyeron en un 8% al crecimiento del grupo en 2021.

Este finalizó el ejercicio con unos ingresos totales de 1.113 millones de euros, un 43,3% más que en 2020. Una cifra con la que roza los niveles previos a la pandemia, quedándose un 3% por debajo,un 0,3% a superficie comparable. Según Miquel, sin la variante ómicron del Covid-19 hubiesen estado al nivel de hace dos años.

Por otra parte, la venta online creció un 30% y supone el 18% de las ventas en España. Miquel  subrayan particularmente su integración con el negocio físico: el 20% de las ventas online se generan en las tiendas; el 49% de los pedidos se recogen en ellas; y el 62% de las devoluciones también se hacen en los puntos de venta. Todo ello permite que su rentabilidad marginal sea incluso mayor que el del negocio físico, explica el ejecutivo.

Esta evolución le permitió recuperar la rentabilidad tras el paréntisis de la pandemia, con un beneficio neto de 54,1 millones, un 5% menos que en 2019. Esta evolución le permitió recuperar la rentabilidad tras el paréntisis de la pandemia, con un beneficio neto de 54,1 millones, un 5% menos que en 2019. Para 2022, apuesta por superar los niveles pre-Covid. Las ventas en el primer trimestre, avanza Miquel, han sido muy buenas, generando comparables positivos en todas sus tiendas con respecto a 2019, con un negocio online que continúa creciendo a dobles dígitos, y con un segundo trimestre que también evoluciona de manera positiva, pese a la inflación, que ha llevado a una subida de precios “en la línea del mercado”; y a los cierres en Rusia, que han motivado una provisión de dos millones. Este mercado suponía el 2% de sus ventas y ebitda.

Tendam prevé cerrar este año con un saldo positivo de aperturas, con un tamaño de tienda alejando de los grandes formatos. “Nuestra estrategia no es el flagshiop. Cremos que el futuro va hacia un consumo más responsable, y que el fast fashion va a estar más tensionado que nuestro modelo. La capilaridad, la cercanía y un tamaño adecuado me parece lo más adaptado a ese futuro”, desarrolla MiquelTendam prevé cerrar este año con un saldo positivo de aperturas, con foco en España y en México a nivel internacional, y con un tamaño de tienda alejando de los grandes formatos. “Nuestra estrategia no es el flagship. Cremos que el futuro va hacia un consumo más responsable, y que el fast fashion va a estar más tensionado que nuestro modelo. La capilaridad, la cercanía y un tamaño adecuado me parece lo más adaptado a ese futuro”, desarrolla Miquel.

Menos deuda

A nivel financiero, los datos también mejoran. Su liquidez creció hasta los 347,7 millones, un 24% más pese a cancelar de forma anticipada un préstamo ICO de 132,5 millones, y su deuda neta bajó hasta los 373,8 millones.

Como publicó CincoDías, la compañía prepara una refinanciación de sus bonos que expiran en 2024 con una emisión de 640 millones, que reduzca su factura financiera. "No estamos en un modo de necesidad urgente, pero sí estamos viendo cuál es la mejor estructura de refinanciación. Tenemos la tranquilidad de que neustro rating está en los niveles en los que estaba en 2019".

“No me consta que hubiera una oferta formal de El Corte Inglés”

Operaciones. Tendam fue noticia a principios de año por los movimientos de los dos fondos propietarios, CVC y PAI, para buscar una venta total o parcial del negocio. En ese contexto, se estudió una salida a Bolsa e incluso hubo acercamientos con El Corte Inglés para una compra. “No me consta que existiera una oferta formal”, se limita a decir Miquel, quien defiende la “responsabilidad” de los fondos en la gestión de la empresa. “Con ellos existe una relación transparente y fluida. El consejo y el equipo directivo tenemos que ser ajenos a la especulación. El único objetivo es superar los niveles de 2019 y desarrollar nuestros planes de futuro”, añade.

Normas
Entra en El País para participar