Furgonetas que se desplazan donde sea para cargar tu coche: E-Gap llega a España

Tras su paso por Francia e Italia, la compañía italiana ya ha aterrizado en Madrid y pronto lo hará en Barcelona

Ofrece una capacidad de carga de hasta 130 kWh

Una furgoneta de recarga de vehículos eléctricos de la compañía E-Gap.
Una furgoneta de recarga de vehículos eléctricos de la compañía E-Gap.

Furgonetas preparadas para cargar el coche eléctrico del cliente allí donde este lo necesite. Eso es lo que ofrece la compañía italiana E-Gap que acaba de anunciar su desembarco en Madrid y que próximamente lo hará también en Barcelona. La empresa, que ya está presente en Turín, Roma, Bolonia, Milán y París, cuenta con un servicio de carga bajo demanda de hasta 130 kWh de potencia, lo que permite, por ejemplo, salir de un apuro a un cliente que se haya quedado sin batería en mitad de la calle.

Esta potencia de carga se encuentra bastante por encima de la media de la infraestructura de recarga pública instalada en nuestro país. Según datos de Anfac, la patronal española de fabricantes de coches, el 85% de los puntos de recarga que existen en España tienen potencias inferiores a los 22 kWh, lo que suponen tiempos de recarga mínimos de tres horas.

“Nuestra compañía da respuesta a uno de los mayores desafíos de la movilidad sostenible, dando un servicio que aporta una mayor agilidad, rapidez, flexibilidad y autonomía en la carga de vehículos eléctricos en el centro urbano”, señaló en un comunicado Luca Fontanelli, director general de la compañía en Europa.

“En esa misma línea, en E-Gap estamos estableciendo alianzas con empresas de venta o alquiler de vehículos eléctricos, así como con compañías de carsharing, parkings y hoteles, con el objetivo de impulsar la movilidad sostenible y facilitar el proceso de carga de las baterías”, añadió el directivo. Desde la compañía destacan que su servicio de recarga es independiente de la red eléctrica urbana, “por lo que garantiza una mayor autonomía”. El objetivo de E-Gap, que ya cuenta con acuerdos con empresas del sector de automoción como Stellantis, es finalizar el presente ejercicio con una flota de 100 furgonetas de recarga, 20 de ellas para el mercado español.

Un mercado en pañales

“Hemos crecido año tras año y hemos tenido unos resultados muy positivos en todos los mercados en los que estamos presentes, ya que nuestra empresa cubre una necesidad que tienen todos los ciudadanos propietarios de vehículos eléctricos. Ahora, hemos llegado a España porque es un país que está apostando fuertemente por la movilidad sostenible y por la electrificación del parque de vehículos”, comentó, por su parte, Daniele Camponeschi, consejero delegado de E-Gap.

A pesar de las palabras de sus directivos, la compañía aterriza en un país que está bastante rezagado en comparación con el resto de Europa en la implantación del vehículo eléctrico. Según datos de Anfac, en lo que va de año, solo el 3,5% de las matriculaciones fueron de coches puramente eléctricos. Bien es cierto que si se suman los híbridos enchufables, el porcentaje sube hasta el 8,75%, aun así por debajo del 10% de la cuota de mercado,

Una de las principales barreras para el desarrollo del vehículo eléctrico en España que denuncian las automovilísticas es, precisamente, la falta de puntos de recarga. Actualmente, hay repartidas por todo el país 14.244 estaciones de carga de acceso público, la gran mayoría de ellas de carga lenta o muy lenta, según el último estudio sobre la materia realizado por Anfac.

Normas
Entra en El País para participar