El Gobierno amplía en 225 millones las ayudas para impulsar el coche eléctrico

El Ejecutivo toma la medida después de que se hayan agotado en prácticamente todas las autonomías los fondos de 400 millones que se habían presupuestado inicialmente en el Plan Moves III

Una persona carga un coche eléctrico.
Una persona carga un coche eléctrico.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado este miércoles una ampliación de 225 millones de euros en las ayudas del Plan Moves III para el impulso del vehículo eléctrico. El jefe del Ejecutivo ha señalado que este programa, cuya dotación inicial fue de 400 millones de euros a cargo de los fondos europeos, se ha agotado prácticamente en todas las comunidades autónomas, lo que supone un éxito “indiscutible”. El plan está destinado a ayudar a la compra de coches eléctricos, pero también a la instalación de puntos de recarga.

Sobre este último aspecto, el de la infraestructura de recarga, el jefe del Ejecutivo ha dicho que España contará en menos de un año con un despliegue troncal de más de 1.000 estaciones de carga públicas para vehículos eléctricos. A estos, se sumarán otros 27.000 puntos que se prevé que se instalen gracias al Plan Moves III (tanto estaciones de carga privadas como públicas).

Este anuncio llega apenas dos meses después de que el Ejecutivo ya ampliase en 125 millones la dotación del programa en Cataluña, Castilla y León, Islas Baleares y Madrid, las primeras regiones que agotaron los fondos que recibieron originalmente y solicitaron una ampliación.

Impulso de la red de recarga

Sánchez hizo este anuncio de ampliación del Moves durante el acto de constitución del grupo de trabajo de infraestructuras de recarga del vehículo eléctrico, que incluye a todos los actores relacionados con este sector, entre ellos, administraciones públicas, el sector de la automoción y representantes de la sociedad civil. El grupo se reunirá con una frecuencia trimestral y desde el Gobierno esperan que en cada reunión exista un debate, con “complejidad técnica”, para establecer objetivos a corto plazo.

La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, que también participó del acto, dijo que se hará un seguimiento de la puesta en marcha de esos objetivos, que se irán revisando en las siguientes reuniones, poniendo en común los conocimientos de los actores involucrados para impulsar “de forma definitiva” la infraestructura de recarga. “Es un compromiso firme para acelerar las infraestructuras de recarga, con el objetivo de que se genere confianza por parte del usuario”, recalcó Ribera.

Por su parte, desde Anfac, la patronal de fabricantes de coches, recibieron positivamente la conformación del grupo. “Esta medida será un elemento clave para consolidar el despliegue y el impulso de la movilidad eléctrica en nuestro país”, aseguró Wayne Griffiths, presidente de Anfac.

Normas
Entra en El País para participar