Togg aspira a convertirse en el Tesla turco

Prevé desarrollar cinco modelos SUV eléctricos hasta 2030

Al final de la década fabricará un millón de coches al año

Un SUV eléctrico de la marca turca Togg cargándose.
Un SUV eléctrico de la marca turca Togg cargándose.

La llegada del vehículo eléctrico ha propiciado la aparición en los últimos años de nuevos competidores para los fabricantes tradicionales de coches. Fue el caso, por ejemplo, de la estadounidense Tesla o de varias marcas chinas de vehículos eléctricos que no tenían experiencia previa en el sector de la automoción. A ellas se sumará a finales de este año Togg, una compañía turca creada en 2018 cuyo objetivo era, en principio, ofrecer servicios de movilidad, pero que ha decidido desembarcar en el negocio del desarrollo y fabricación de coches eléctricos.

Togg prevé lanzar hasta 2030 cinco modelos eléctricos en el segmento más demandado del mercado, el de los SUV. La producción de estos vehículos comenzará a finales de 2022 en la ciudad turca de Gemlik. En el corto plazo, la empresa prevé alcanzar las 750.000 unidades anuales y llegar al millón de coches fabricados al año en 2030.

Baterías y servicios

Además de la producción de coches eléctricos, la compañía ha informado de que se centrará en otras ramas de negocio, como el desarrollo de baterías para vehículos eléctricos. En este sentido, la empresa hará sus propias baterías mediante el grupo Siro Silk Road Clean Energy Solutions, una empresa conjunta con Farasis Energy. La compañía turca prevé suministrar de baterías a otros fabricantes de coches así como expandirse a sectores más allá del automóvil, estableciéndose como proveedor de baterías y de sistemas de almacenamiento de energía.

Imagen de un SUV eléctrico de la marca turca Togg.
Imagen de un SUV eléctrico de la marca turca Togg.

A su vez, Togg aseguró en un comunicado que apostará por modelos de negocio nuevos, “que serán fundamentales para permitir que los datos y otros activos necesarios para el correcto funcionamiento de los vehículos conectados, se almacenen y transfieran en un proceso rápido, seguro y respetuoso con el medio ambiente”.

“Togg es una solución de movilidad con visión de futuro que reúne tecnologías eléctricas, autónomas y conectadas dentro de un concepto de diseño empático, inteligente y centrado en el usuario”, afirmó el consejero delegado de Togg, Gürcan Karakaş. Recientemente, la empresa presentó en París su solución Togg Smart Life, un programa que conecta el coche, el móvil y la casa del usuario para facilitar el intercambio de datos entre sí.

Normas
Entra en El País para participar