Los hoteles amenazan con un plante si el Imserso no sube un 40% los precios de 817.000 plazas

Creen que la tarifa de 23 euros por plaza les lleva a pérdidas. Exigen el aumento por el alza del coste de energía, salarios y alimentos

Una pareja de turistas en la playa de Benidorm (Alicante)
Una pareja de turistas en la playa de Benidorm (Alicante)

Los hoteles están dispuestos a plantar batalla por los viajes del Imserso. Ya el pasado ejercicio se vieron con el Gobierno dos veces en los tribunales, que desestimaron sus recursos para ver incrementado el precio por persona y noche (23 euros, IVA incluído), porque consideraban que les obligaba a trabajar a pérdidas. Este año, la situación ha cambiado y la estrategia también. Nuria Montes, secretaria general de Hosbec, la patronal hotelera de la Comunidad Valenciana, recalca que están explorando la vía de la negociación con el Gobierno. “Ya se lo dijimos en enero y no nos han hecho ni caso. Es inviable ejecutar ese programa con esas tarifas. No se han querido ni reunir con nosotros”, apunta en relación a la ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra.

 “Irresponsabilidad”

En 2021, con una inflación anual del 2,7% en mayo, los hoteleros calculaban que había que actualizar la tarifa de los 23 euros a una horquilla entre 27 y 32 euros, a partir de los cálculos realizados por la Universidad de Alicante para no trabajar a pérdidas. En 2022 con un IPC anual del 8,7% en mayo, las cifras se elevan a una horquilla entre 32 y 38 euros, lo que en la práctica supondría una subida de entre el 40% y el 65% sobre los actuales 23 euros. “La tarifa está desfasada con el actual marco económico, en el que el precio de la energía ha subido un 30%, el de la alimentación un 10% y los salarios un 6% para los hoteles. Es una irresponsabilidad no hacer nada al respecto”.

En este escenario, Montes, cuya patronal suele gestionar 150.000 de las 817.000 plazas que se ofrecen (el 18,3% del total), augura que habrá muchos hoteles que no participarán en el programa para no trabajar a pérdidas. “El Gobierno vive en su mundo y no escucha a nadie. Nadie en su sano juicio puede pensar que un hotel de cuatro estrellas puede ofrecer servicios de pensión completa por 23 euros en pleno invierno con los actuales precios de la energía. Lo peor es que no se dan cuenta de que no solo perjudican a los hoteles, si no también a los clientes, porque se les ofrece un servicio de peor calidad”. En el otro lado sitúa a Administraciones como la Diputación de Castellón, gobernada por el PSOE, que ha revisado al alza un 20% las tarifas del programa social que ofrece a mayores de 55 años. En su opinión, la renuncia no solo se producirá en los hoteles, sino que se extenderá al transporte por carretera o por avión. “Con los actuales precios del queroseno o del gasoil, esas tarifas son inasumibles”. Montes cree que es imprescindible que el Gobierno eleve la aportación anual de 63 millones que realiza al programa de viajes para mayores. Además, Hosbec asegura que cuenta con el respaldo de otras confederaciones.

Precios variables

Ramón Estalella, secretario general de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos de España (Cehat), coincide con Montes en el diagnóstico de la situación actual, marcada por el incremento de costes energéticos, laborales y de alimentos, pero considera prioritaria una reforma del programa de viajes a medio y largo plazo “Se diseñó hace 34 años. Ha permitido desestacionalizar la demanda, ha evitado el cierre de muchos hoteles durante el invierno y ha sido un negocio muy lucrativo para el Gobierno porque siempre recaudaba más de lo que invertía. Pero las cosas han cambiado mucho. Los viajeros no son los mismos, ni sus experiencias ni sus gustos. El programa, tal y como esta concebido, no se adapta a la demanda”, asegura. Por ello reclama al Gobierno que se siente a negociar con hoteles y demás prestadores de servicios para resideñarlo, ver cuáles son las necesidades y hacer un estudio de costes riguroso, viendo qué servicios son necesarios. “Es necesario modernizarlo: a lo mejor ya no hay que dar pensión completa, porque hay gente que prefiere comer o cenar fuera del hotel. Habría que reflexionar sobre si es necesario incluir el transporte, cuando ahora la mayoría puede contratarlo por internet”. El objetivo sería hacer ofertas dinámicas, con precios diferenciados en función de los servicios, y que sea el propio cliente el que decida cuánto dinero está dispuesto a pagar.

El viaje más caro: 405,5 euros por nueve noches en Canarias

Tres modalidades. El programa del Imserso ofrece tres alternativas de viajes: costa penínsular, con o sin viaje, que incluye Andalucía, Cataluña, Murcia y Comunidad Valenciana; zona costera insular, que incluye Baleares y Canarias, con y sin transporte; y turismo interior, que incluye el resto de enclaves que no están encuadrados en las dos anteriores modalidades.

Precios. El rango de tarifas varía mucho en función de los destinos. El más barato es un viaje a la zona costera penínsular durante 7 noches sin transporte, cuyo precio se limita a 196,02 euros, tal y como figuraba en el BOE del pasado viernes. En el otro lado, el más caro es un viaje a Canarias de nueve noches con pensión completa y transporte, que sale por 405,5 euros.

Costes. El estudio encargado por Hosbec a la Universidad de Alicante distinguía entre dos costes por pernoctación: el que incluía los gastos de explotación y el que incluía los gastos de explotación y la amortizacion del inmovilizado. En 2021 sugería una subida desde los 23 euros por noche a los 27 euros solo con costes de explotación y a 33 euros si se incluía el inmovilizado. Doce meses después pedía otro incremento hasta llegar a una cifra entre los 32 y los 38 euros.

Normas
Entra en El País para participar