Los hoteles prevén perder 30 millones si no cambian los pliegos de los viajes del Imserso

Defienden que el precio por plaza hotelera debe subir al menos cuatro euros y no van a aceptar una prórroga de dos años sin revisión de costes

Turistas en una playa de Benidorm (Alicante).
Turistas en una playa de Benidorm (Alicante).

El recurso presentado por la patronal hotelera estatal Cehat y la autonómica Hosbec contra los pliegos para los viajes del imserso, que iban a arrancar en octubre y que ahora han quedado paralizados de forma cautelar, ha soliviantado a las agencias de viajes y a los sindicatos por el impacto negativo que puede tener en la actividad y el empleo generado por un programa en el que se iban a vender más de 816.000 plazas hoteleras y del que dependen de forma directa 12.000 empleos.

El recurso fue presentado la semana pasada ante el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales, que otorgó un plazo de cinco dias al Imserso para presentar sus alegaciones. Los hoteleros prevén que la resolución esté lista a principios de septiembre y rechazan las acusaciones de insolidaridad y de falta de oportunidad de un recurso presentado cuando la crisis sanitaria del coronavirus y su impacto en el turismo aún no está resuelta. "La suspensión cautelar de los viajes del Imserso no es una buena noticia, como venimos diciendo desde que Hosbec planteara el recurso. Somos plenamente conscientes de que el programa necesita cambios y mejoras, por supuesto, pero creemos que este es el momento de ceder y de remar todos juntos para que el programa pueda llevarse a cabo sin demoras", recalca Mercedes Tejero, gerente de la Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV).

Nuria Montes, gerente de Hosbec, que representa a los hoteles de la Comunidad Valenciana, defiende la interposición del recurso ante lo que considera un programa que les obliga a trabajar a pérdidas y a aceptar una prórroga sin revisión de costes. El coste asociado a cada plaza hotelera del programa es de 23 euros con IVA y los hoteleros creen con ese precio tendrían que asumir unas pérdidas cercanas a los 30 millones de euros. Un estudio encargado a la Universidad de Alicante elevaba el coste entre 27 euros (solo con costes de explotación) y 33 euros (si se incluye el inmovilizado) por plaza para que a los hoteles les sea rentable participar en el programa. Frente a las críticas recibidas por el recurso y la paralización del programa, Montes se defiende. “Si los viajes del imserso se retrasan, no es culpa de los hoteleros, sino del Gobierno por sacar los pliegos mal y tarde”.

Otra de las razones que han provocado el recurso ha sido el hecho de que los pliegos, que se hicieron oficiales el 15 de julio, otorgan capacidad al Imserso para prorrogar el programa otros dos años, hasta 2024, sin revisar los precios y las tarifas fijadas. “El coste del personal supone el 40% del total y el de la energía otro 20% para los hoteles. Con una inflación creciendo con fuerza y un coste de la energía disparado, el impacto en los costes de salarios y energía va a ser muy importante”

Frente a la guerra abierta ante las agencias de viajes, Montes argumenta que mientras que los hoteleros trabajan a pérdidas, a las agencias de viajes se les ha subido un 20% la comisión que perciben por cada plaza contratada (de 12,5 a 14,5 euros), lo que supondrá una inyección superior al millón de euros. “Si a nosotros se nos hubiera subido un 20% el precio por habitación, no habría habido recurso”.

Salarios por debajo del SMI

Los hoteleros consideran que el actual pliego de los viajes del Imserso les obligaría a pagar salarios por debajo del salario mínimo interprofesional para ser rentables. Para ello han realizado una simulación en un hotel de 200 habitaciones de turismo vacacional y que tradicionalmente trabaja la campaña del Imserso, con una ocupación media del 80%. “Con las actuales tarifas no se podría pagar a ninguno de los trabajadores del hotel, incluido el director, más allá de los 997 euros mensuales brutos, por lo que muchos trabajadores quedarían por debajo de los 950 euros que marca el salario mínimo interprofesional”, recalca Montes. La gerente de Hosbec también recalca que el impacto es mayor entre los hoteles de cuatro estrellas por el mayor coste que asumen para la explotación del hotel, por lo que no entienden porque han quedado fuera de la convocatoria los de tres estrellas.

Normas
Entra en El País para participar