Redes sociales

Musk abre la puerta a los despidos en Twitter y se marca como objetivo los 1.000 millones de usuarios

El magnate se reúne por primera vez con los empleados de la red social. No responde directamente sobre si habrá despidos si compra la compañía, pero dice que "ahora, los costes superan a los ingresos y esa no es una buena situación"

Elon Musk, fundador de Tesla.
Elon Musk, fundador de Tesla.

Elon Musk, el fundador de Tesla, se dirigió este jueves por primera vez a los empleados de Twitter, y dejó abierta la posibilidad de "racionalizar" su plantilla, según el audio escuchado por Reuters. Aunque eludió responder directamente sobre si habrá despidos bajo su mandato si finalmente compra la compañía, sí dijo que “ahora, los costes superan a los ingresos, y esa no es una buena situación”.

El magnate, que ofreció comprar Twitter por 44.000 millones de dólares (unos 42.000 millones de euros), sugirió que estaba decidido a cerrar el acuerdo, y dijo que tenía grandes planes para el servicio. En concreto, apuntó que espera que el servicio crezca hasta ser utilizado por más de 1.000 millones de personas en todo el mundo, lo que supone cuatro veces más de los que lo usan en la actualidad.

En un videochat con los casi 8.000 empleados de Twitter, Musk respondió a preguntas sobre la libertad de expresión, los despidos y sus planes para la empresa. El encuentro fue moderado por la directora de RR HH y Marketing de Twitter, Leslie Berland. El magnate aseguró que su papel en Tesla ha sido práctico y que espera que en Twitter también lo sea, y señaló que se involucrará especialmente en las características del servicio, según informó The New York Times. “Espero que me escuchen en este sentido”, añadió.

Aunque tampoco se refirió directamente a si cerrará o no la compra, lo que en las últimas semanas se ha cuestionado tras acusar a la dirección de la plataforma social de no facilitarle la información real sobre las cuentas falsas de Twitter, parecía darlo por hecho. En la conversación con la plantilla Musk dijo que espera rejuvenecer el servicio tras sacarlo de Bolsa y que introducirá cambios significativos en su funcionamiento. “Quiero que Twitter contribuya a una civilización mejor y duradera en la que entendamos mejor la naturaleza de la realidad”, apuntó.

Sobre el teletrabajo, señaló que está abierto a que los empleados de Twitter trabajen a distancia, porque el desarrollo de software es diferente a construir coches (en clara alusión a su política de teletrabajo en Tesla), pero defendió el trabajo presencial y dijo que esperaba que la gente estuviera dispuesta a ir más a la oficina en el futuro.

El multimillonario empresario también aclaró que la publicidad seguirá siendo importante para el negocio de la compañía, a pesar de haber dicho anteriormente que cree que Twitter no debería servir anuncios. “Creo que la publicidad es muy importante para Twitter”, dijo Musk. Y añadió: “No estoy en contra de la publicidad. Pero probablemente hablaría con los anunciantes y les diría “hey, vamos a asegurarnos de que los anuncios son tan entretenidos como sea posible”.

Los empleados de Twitter acudieron en masa a un canal interno de Slack durante la sesión, publicando memes y quejándose de que Musk no estaba proporcionando respuestas útiles sobre su visión del negocio, informó Reuters. Los empleados de la red social han tenido sentimientos encontrados sobre Musk, según recuerda el citado periódico estadounidense. Y es que mientras unos están preocupados por las reiteradas críticas vertidas por el magnate sobre Twitter y temen un cambio en la política de moderación de los contenidos en la red social, otros han destacado su carácter innovador y ven en el una opción para revitalizar la compañía, que no ha logrado alcanzar con sus anteriores directivos los objetivos de usuarios y financieros deseados.

Normas
Entra en El País para participar