Twitter desoye las protestas de Musk y sigue adelante con el acuerdo de venta

La empresa dice estar "comprometida con completar la transacción al precio acordado"

Perfil en Twitter de Elon Musk.
Perfil en Twitter de Elon Musk. REUTERS

“Twitter está comprometida con completar la transacción al precio acordado". El texto de la comunicación enviada este martes por Twitter al regulador bursátil estadounidense (SEC) no deja lugar a dudas: la venta de la red social a Elon Musk por 44.000 millones de dólares sigue en pie, por más que el dueño de Tesla hable de suspender la operación argumentando que el porcentaje de cuentas falsas es superior al 5% que sostiene la empresa.

La comunicación a la SEC incluye la decisión del consejo de administración de pedir a los accionistas de Twitter aceptar la oferta de Musk en la próxima junta del 25 de mayo al precio de 54,20 dolares por acción pactado originalmente.

Salir de Bolsa mejoraría las perspectivas de Twitter y su posicionamiento competitivo, dice la comunicación. Entre los riesgos de seguir con la cotización pública citan las dificultades para hacer crecer sus ingresos publicitarios, invertir, y hacer "cambios y mejoras operativas (entre ellas, reducciones de costes importantes) que permitan un crecimiento de largo plazo".

Twitter había comunicado el 25 de abril a sus empleados que la venta a Musk se cerraría en un plazo de entre tres y seis meses pero el millonario sudafricano ha puesto en duda la operación con una serie de tuits que comenzó el viernes. Ese día anunció que dejaba en suspenso la compra por las diferencias en torno a las cuentas falsas y este lunes añadió que entraba dentro de lo posible comprar a un precio inferior a los 54,20 dólares por acción, con el argumento de que las cuentas falsas pueden ser, como mínimo, el 20% del total.

La acción de la red social, que había resistido la bajada generalizada del Nasdaq, ha caído con las conjeturas de un posible fin al acuerdo y el lunes cerró en su nivel más bajo desde marzo de 2017, un 31% por debajo del precio ofertado por Musk.

Cuando Parag Agrawal, CEO de Twitter, le explicó a través de la red social las dificultades para conseguir pruebas del porcentaje de cuentas falsas sin violar la privacidad de los usuarios, Musk le respondió por Twitter con el emoticón de un excremento, un lenguaje que casi con toda seguridad no se había usado públicamente en un proceso de fusión y adquisición.

Como publica el periódico The Financial Times, el índice Nasdaq de acciones tecnológicas ha retrocedido casi un 18% en el mes transcurrido desde que el 14 de abril Musk anunció su oferta.

En el mercado se dice que el objetivo de Musk podría ser un nuevo acuerdo para comprar por menos o retirarse completamente de la operación. En caso de que el consejo de administración permitiera un precio inferior al originalmente pactado, se expondría a futuras demandas de los accionistas por atentar contra sus intereses.

Las cláusulas del acuerdo firmado por Musk estipulan que pague a Twitter 1.000 millones de dólares si decide retirarse de la operación, aunque también otorgan a la red social el derecho de obligar a Musk a completar la operación.

Según fuentes de la CNMV, nada de lo que está haciendo Musk habría sido posible en el mercado bursátil español, donde las ofertas de adquisición deben ir garantizadas con un aval por el mismo importe.

Normas
Entra en El País para participar