La producción de coches registra su peor primer trimestre de toda la pandemia

La fabricación de vehículos se desplomó un 27,7% respecto a 2019

La guerra en Ucrania, el parón del transporte y la crisis de chips golpean al sector

Producción coches Pulsar sobre el gráfico para ampliar

La industria del automóvil está en medio de una tormenta que parece no tener fin. La primera gran ola que golpeó al sector fue la llegada de la pandemia, que provocó el desplome de la producción y de las ventas en el país. El sector confiaba en recuperar la normalidad una vez que las vacunas hiciesen efecto y la economía se recuperase, sin embargo, a mitad del año pasado hizo acto de presencia la crisis de microchips, que impidió a los fabricantes producir al ritmo que deseaban. Y cuando aún no se había solucionado la escasez de semiconductores, llegó el último gran impacto: la guerra en Ucrania y sus consecuencias en la cadena de suministros y los precios de la energía.

Todo ello ha provocado que el nivel de producción de las factorías de coches españolas haya registrado su peor primer trimestre de toda la pandemia, con apenas 550.454 unidades, lo que supone un descenso del 16,9% respecto al mismo periodo del año pasado, según los datos publicados este jueves por la patronal de fabricantes de coches, Anfac. Comparado con el primer trimestre de 2019, último ejercicio antes de la pandemia, el desplome es del 27,3%, más de una cuarta parte. “La incertidumbre internacional ocasionada por la guerra en Ucrania junto con la crisis de los microchips y componentes están condicionando el ritmo de los centros de producción y la demanda procedente de los mercados exteriores”, indicó en un comunicado el director general de Anfac, José López-Tafall.

Especialmente fuerte fue el descenso registrado en marzo de este año, un mes marcado por el paro de los transportistas, cuando la producción retrocedió un 20,1% respecto a 2021, con apenas 181.401 vehículos ensamblados. Por tipología de coche, la fabricación de turismos cayó un 10,6% en marzo y un 13,6% en el trimestre. Sin embargo, los vehículos comerciales e industriales fueron los que más redujeron su producción, con un desplome del 48,8% en el tercer mes del año y de un 28,4% en el trimestre.

La electrificación avanza

Esta sucesión de adversidades han pillado al sector inmerso en la transformación hacia el vehículo eléctrico. Si bien todavía suponen un volumen pequeño de producción, los coches eléctricos han crecido en cuota respecto a hace un año. En marzo, el 4,4% de los vehículos que salieron de las plantas españolas fueron eléctricos puros, lo que supone 1,2 puntos más que en el mismo mes de 2021. Si a dicho porcentaje le sumamos los híbridos enchufables, la producción de electrificados alcanzó una cuota en marzo del 11,8%, cinco puntos más que en marzo del ejercicio precedente. En total, las factorías españolas ensamblaron 21.543 vehículos electrificados, lo que supone un incremento del 36,3%.

La otra cara de la moneda son los coches de combustión, que han perdido peso en la cuota de producción en favor de los electrificados. El retroceso es especialmente pronunciado en el caso de los vehículos propulsados por diésel, cuyo ensamblaje cayó en marzo un 38,6% (un 28,3% en el conjunto del trimestre), hasta las 47.589 unidades. Por su parte, los vehículos de gasolina han caído un 14,5% en el mes (igual porcentaje en el trimestre), con 110.731 coches.

Para acelerar esta transformación hacia la electrificación, el sector ve clave el Perte del vehículo eléctrico con el que el Gobierno prevé movilizar más de 24.000 millones de euros entre dinero público y privado. “Esta coyuntura negativa, que golpea de igual manera a toda Europa, no ha de suponer un freno para la transformación de nuestra industria hacia la nueva movilidad. Tenemos en el Perte una oportunidad, por ello es necesario que una vez asignados los fondos a los diferentes proyectos se agilice su puesta en marcha”, pidió López-Tafall.

La convocatoria para optar a las ayudas del Perte se abrió el pasado 1 de abril. La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, aseguró esta semana que el equipo jurídico del ministerio que dirige está analizando la posibilidad de ampliar dicha convocatoria, que en un principio finaliza el próximo 3 de mayo, tal y como se especifica en el Boletín Oficial del Estado. “No podemos prolongarlo mucho tiempo porque hay que hacer una evaluación y nosotros queremos empezar a ejecutar el proyecto en 2022. Es una ventana de oportunidad que estamos analizando, porque nos lo han pedido las empresas. Estamos hablando de días, quizá una o dos semanas”, puntualizó Reyes Maroto.

Las exportaciones bajan un 18%

Pésimo marzo. Las exportaciones de vehículos disminuyeron un 18% en lo que va de año respecto a los tres primeros meses de 2021, con un total de 465.029 coches enviados fuera de nuestras fronteras. Solo en marzo, el retroceso fue del 25,3%, hasta un total de 149.229 unidades. De esta cifra, un 72% ha ido a mercados europeos, cuyo volumen de entregas ha bajado un 22,3% respecto a hace un año. Según explica Anfac, de los diez principales mercados europeos compradores de coches made in Spain, ninguno logró crecer en marzo. Especialmente fuerte ha sido la caída de la demanda del mercado turco, que ha comprado un 37,8% menos de coches españoles, pese al aumento que había registrado en los últimos meses.

Solo suben las ventas a Norteamérica. Más allá de Europa, las entregas a África, América del Sur, Asia y Oceanía también han caído en el tercer mes del año. La única región del mundo hacia la que España ha aumentado sus exportaciones de automóviles ha sido Norteamérica, especialmente a Estados Unidos, un mercado que incrementó un 28,8% la adquisición de coches españoles.

Normas
Entra en El País para participar