Pablo Isla y el IE: un puente entre la universidad y la empresa

El directivo ha sido nombrado presidente del consejo rector de IE University

A la izquierda, Pablo Isla, ex presidente ejecutivo de Inditex y actual presidente del consejo rector de IE University; a la derecha, Diego del Alcázar Benjumea, consejero delegado de la institución educativa.
A la izquierda, Pablo Isla, ex presidente ejecutivo de Inditex y actual presidente del consejo rector de IE University; a la derecha, Diego del Alcázar Benjumea, consejero delegado de la institución educativa.

El futuro laboral de Pablo Isla tras su salida de Inditex, el pasado 31 de marzo, ha dejado de ser una incógnita. El expresidente ejecutivo del grupo textil será el nuevo presidente del consejo rector de IE University, a donde cada año acuden más de 8.000 alumnos de 140 países para cursar sus programas de grado, posgrado, doctorado y executive education. Sucederá, así, al empresario Guillermo de la Dehesa, que se mantendrá en la institución como consejero y presidente de honor.

Su aterrizaje en el mundo educativo era una de las opciones que los expertos barajaban tras finalizar su etapa en Inditex. “Mi experiencia durante tantos años en la empresa me ha enseñado que la educación es la clave para progresar y contribuir de forma sostenible a la mejora de la sociedad. Me incorporo a IE University con la ilusión de sumar en el camino de la formación de personas con espíritu emprendedor, humanístico e innovador”, afirmó este martes en la nota de prensa de su nombramiento.

El socio director de la firma de valoración y selección de alta dirección Alemany & Partners, Carlos Alemany, fue el cazatalentos que lo fichó para la multinacional y considera que el empresario ha dado un paso lógico. “El mundo de la formación y la educación siempre le ha ocupado y le ha preocupado. Al final, las personas donde pueden aportar valor y crear una sociedad mejor es a base de una buena formación y una buena educación. Que esté vinculado al mundo universitario es una buena noticia para una universidad, sobre todo siendo española, la pone en el mapa internacional”, asegura.

Así lo cree también Noelia de Lucas, directora de Hays Executive y directora comercial de Hays España: “Es muy loable que una persona como Isla, a la que tras dejar Inditex se le habrá abierto todo un mercado de ofertas, decida aportar su granito a una escuela de negocios”. Para la experta, el hecho de que Isla se incline por este tipo de trayectoria deja claro que tiene una fuerte vocación personal. “En la educación hay una parte importante de legado. Si te dedicas a la formación, hay una parte de coger el conocimiento que se tiene y transmitírselo a las siguientes generaciones”, prosigue.

Después de una trayectoria tan intensa como la que ha desarrollado en Inditex durante 17 años, es natural que dé un paso hacia una nueva etapa vital, más institucional. De Lucas reconoce que este camino es una tendencia cada vez más habitual, tanto entre ex dirigentes del Gobierno como entre ejecutivos de grandes empresas. “Antes observábamos con frecuencia lo que se conoce como puertas giratorias: un ex político que acababa en el consejo de una empresa del Ibex; es bonito que se incline hacia la educación”, ilustra.

La portavoz de Hays cree que se trata del inicio de un plan B de vida, en el que se busca una dedicación menos demandante, pero con un alto nivel de reconocimiento y la posibilidad de aportar valor en una gran variedad de industrias. El nuevo cargo del IE es compatible con otras posiciones. De hecho, Isla compaginará la presidencia del consejo rector con otros cargos que ya ejerce como consejero de Nestlé y patrono de la Fundación Amancio Ortega y de la Fundación La Caixa. Aun así, Alemany está convencido de que “si se mete ahí es porque va a aportar, no se va a meter en el consejo solo por figurar”.

El fichaje de empresarios por parte de las universidades es algo especialmente frecuente en el mundo anglosajón, según el cazatalentos, que lamenta que, en España, la universidad y el trabajo suelen vivir realidades paralelas diferentes. “Los empresarios pueden aportar sobre visión global, sobre el mundo emprendedor del futuro, sobre dónde están las capacidades necesarias para formarnos no solo en conocimiento, sino en habilidades”, reconoce. Y en ese sentido, dice, IE University ha hecho el mejor fichaje posible: “Para una universidad española que pretenda demostrar que es internacional, no se me ocurre un nombre español más adecuado que el de Pablo Isla”.

Por este motivo, De Lucas cree que la alianza con el IE es una excelente oportunidad para contribuir a cerrar la brecha entre universidad y empresa que ha arrastrado habitualmente España. “Isla es alguien que va a ayudar a que los conocimientos no se queden solo en la teoría de la universidad, sino que puede aterrizar muy bien lo que implica ser consejero delegado a los alumnos de los MBAs”, insiste. En esta línea, Cristina Ródenas, socia de Page Executive, defiende que la llegada de Isla a un centro de enseñanza podría revolucionar todo el sector educativo como ya hizo con el del la moda dentro de Inditex. “La educación siempre ha ido un poco al ralentí en términos de innovación y estoy segura de que él le podrá dar un gran impulso a todo esto”, comenta la experta.

Pero la llegada de Isla no será solo beneficiosa desde el punto de vista educativo, sino también desde el empresarial. Ródenas recuerda que cuando este llegó a Inditex, la compañía era familiar, al igual que IE University, con lo que está acostumbrado a moverse bajo estos códigos. Además, a pesar de que la institución educativa ya cuenta con una importante presencia internacional, el fichaje puede impulsarla todavía más. “De su paso por Inditex, destaca la expansión internacional y todo el go to market. Cómo ha sabido acercarse a cada zona, a cada barrio y dividir por marcas los productos. Para una escuela de negocios, es una estrategia perfecta para comercializar sus diferentes productos de forma rápida y efectiva”, concreta Ródenas.

Para el presidente de Auren Consultores, Javier Cantera, es un gran acierto por ambas partes. En su opinión, hay dos maneras de devolver a la sociedad el conocimiento de un empresario: a través de una entidad social o de una entidad docente. “Cuando acaba en su empresa porque ha cubierto una etapa y ha ganado el suficiente dinero como para pensar en otros temas, tiene que volcar a la sociedad su valor añadido”, recalca.

A sus 57 años, Isla ha dado ese paso, pero no ha sido el único. Marc Puig y Takeshi Niinami, por ejemplo, forman parte del consejo internacional de IESE, y Cristina Garmendia se incorporó al de la Universidad Europea. “En España parece que cuando la gente cumple una edad ya no vale, pero es muy importante recoger el valor de los silver”, recuerda Cantera.

Perfil humanista

  • Valores. El fichaje fue una propuesta espontánea, sin terceras personas, y fruto de la relación que la institución académica ya mantenía con Pablo Isla. “Compartimos muchísimos valores, como el arrojo y la creatividad”, asegura el director ejecutivo de IE University, Diego del Alcázar Benjumea.
  • Intereses. El responsable del IE University describe al ex dirigente de Inditex como un apasionado de las humanidades. “Quizá es una faceta menos conocida suya, pero lo es. La literatura, el arte y las humanidades nos hacen conocernos mejor a nosotros mismos, a la comunidad en la que vivimos”, subraya Del Alcázar Benjumea.
  • Deuda pendiente. Colaborar con una institución educativa es una manera de tener un impacto positivo en la sociedad más allá de la faceta empresarial. “Para nosotros es un honor contar con este tipo de perfiles; para ellos, una oportunidad de devolverle a la sociedad lo que han obtenido de ella”, concluye el director ejecutivo de IE University.
Normas
Entra en El País para participar