Deuda de emergentes, la alternativa a la renta fija europea

Algunos expertos siguen viendo potencial en China

Encuentran valor en Latinoamérica, en especial en Brasil o México

Economías emergentes
Getty Images

Hay que ser muy selectivos. Esta es la principal recomendación de los expertos para los inversores que quieran encontrar oportunidades en la renta fija de mercados emergentes, una denominación que incluye países y economías con muy distintos motores de crecimiento y diferentes características fundamentales. Eligiendo bien, estos activos están aportando diversificación a las carteras y mejores perspectivas que los bonos europeos, muy impactados por la guerra de Ucrania y la consiguiente inflación.

“Los mercados emergentes han resistido admirablemente bien a pesar de los últimos acontecimientos, junto con las crecientes presiones sobre los precios, el giro de la Fed, el ajuste de la comunicación del BCE y la actual moderación del crecimiento en China. Los mercados de bonos locales fuera de Rusia y de la vecina Europa Central y del Este se han mostrado bastante resistentes”, resume Yasmine Ravai, responsable de gestión de deuda emergente en Eurizon SLJ Capital.

Gonzalo Rengifo, director general de Pictet AM en Iberia y Latam, por su parte, asegura que “en renta fija hay que empezar a ser mucho más imaginativos, pues el bono europeo sigue generando pérdidas, aunque el americano está algo mejor”.

El caso es que la inflación requiere tipos de interés más altos, algo en lo que los bancos centrales de países emergentes están mucho más adelantados. Así las cosas, “somos optimistas respecto a bonos chinos en moneda local, sobre todo porque el banco central está aliviando su política monetaria para apoyar el crecimiento. Además, hay oportunidades en deuda empresarial de emergentes, con rentabilidades a vencimiento del 4% y el 5%. De hecho, estos mercados pueden ser los ganadores a medio plazo de esta crisis”, señala.

Estos mercados pueden ser los ganadores a medio plazo de la crisis, según Pictet

“Los bonos en moneda local ofrecen rendimientos relativos atractivos en comparación con los países desarrollados, pero los ciclos de aumento podrían durar más de lo previsto antes de que comenzara la guerra en Ucrania”, advierte Pierluigi Ansuinelli, gestor de inversiones de Franklin Templeton Investment Solutions. En su opinión, los países de América Latina están en una mejor posición en términos de intercambio de materias primas, “pero tendrán dificultades para evitar la inflación y la desaceleración del crecimiento”.

En este momento, las regiones favoritas de Alejandro Arévalo, responsable de deuda de mercados emergentes en Jupiter AM, son América Latina y Central y África: “México tiene una presencia significativa en nuestras carteras, dado el potencial de recuperación del crecimiento y la disminución del riesgo político. También somos moderadamente constructivos en Brasil. Y en África conseguimos encontrar varios exportadores de materias primas que pueden beneficiarse del entorno actual, como las mineras de Sudáfrica o las energéticas y financieras de Nigeria”.

Por tipo de activos, Thomas Christiansen, subdirector de renta fija de mercados emergentes de UBP, menciona que los bonos soberanos de varios mercados frontera (economías más pequeñas que los emergentes) ofrecen la mejor propuesta de valor, como Costa de Marfil o Benin, y ven también potencial de revalorización en bonos de Argentina y Sri Lanka. En el ámbito corporativo, se queda con el sector de petróleo y gas en Colombia o las empresas que brindan soluciones para el transporte de hidrocarburos.

Excepto en Rusia, los bonos locales se han mostrado bastante resistentes

Edgardo Sternberg, vicepresidente y especialista en mercados emergentes de Loomis Sayles, gestora afiliada a Natixis IM, considera muy atractivos “en especial los mercados que tienen altos tipos de interés y relaciones comerciales muy favorables como Brasil, México, Perú y Sudáfrica, y los que se beneficiarán de políticas monetarias más expansivas, como China”. En cuanto a Chile y Colombia, “somos más cautelosos porque están en un periodo político más sensible”.

Para Allianz Global Investors, los mercados más beneficiados son los países ricos en materias primas. Encabezan esa lista Brasil, Sudáfrica e Indonesia. La media de los más penalizados son países como China, que se inclinan por segmentos del mercado relacionados con el consumo, o Corea del Sur, que es un representante del comercio mundial.

Visiones

Gobernanza. La guerra en Ucrania ha reforzado aún más la convicción de Nordea de que la mejor manera de invertir en los mercados emergentes es hacerlo de forma sostenible utilizando un sólido marco ASG. “Consideramos que la buena gobernanza es un requisito previo para que un Gobierno canalice la financiación en la dirección correcta. Exigimos un nivel mínimo de gobernanza para que un país sea elegible para nuestro fondo de bonos de estrellas emergentes, y nuestra revisión realizada en el cuarto trimestre de 2021 concluyó que los bonos del Gobierno ruso no seguían las normas de buena gobernanza esperadas, por lo que desinvertimos en enero de 2022”, explica Thede Rust, responsable de deuda de mercados emergentes en Nordea Asset Management, quien se muestra positiva ante las buenas perspectivas para los activos emergentes.

China. Diogo Gomes, responsable de relación con clientes de UBS AM Iberia, es claramente partidario de la deuda china ya que su rentabilidad no ha variado pese a los cambios en las políticas económicas y el incremento de la incertidumbre en los mercados globales. “Los bonos soberanos chinos ofrecen rentabilidades de entre el 1% y el 2,5% con respecto a los principales mercados de renta fija mundiales”. De hecho, desde la gestora creen que el mercado de deuda del país seguirá brindando muchas oportunidades en los próximos cinco o siete años.

Normas
Entra en El País para participar