La foto del actor de Hollywood que vale más que mil jamones

El actor Robert De Niro fue fotografiado de manera espontánea cortando una pata de bellota en Madrid

Para los productores de ibéricos se trata de una campaña impagable

Robert de Niro, en el Mandarin Oriental Ritz, el 1 de marzo.
Robert de Niro, en el Mandarin Oriental Ritz, el 1 de marzo.

Impagable. La imagen de Robert De Niro cortando, de manera espontánea, un jamón ibérico de bellota es la campaña de publicidad soñada para uno de los productos estrella de la marca España. Independientemente de la marca –­Cinco Jotas de la añada 2018–, que no aparece por ningún lado en la fotografía tomada el pasado 1 de marzo en la suite real del hotel Mandarin Oriental Ritz de Madrid, “la imagen beneficia a todo el sector del jamón ibérico de bellota”. Así lo cree la responsable de gestión y de comunicación de Fisan, Eva Sánchez, quien asegura que se trata de una instantánea que refleja la excelencia de un producto artesano, “ligado además a un menú de alta gastronomía, preparado por grandes cocineros”.

Se refiere al almuerzo que disfrutó el actor estadounidense, que aceptó el reto de ser el embajador del 20º aniversario de Madrid Fusión, firmado por cinco cocineros de renombre, como Joan Roca, Mauro Colagreco, Martín Berasategui, Quique Dacosta y Carles Tejedor, que sustituyó en los fogones a José Andrés, que se encuentra en la frontera entre Ucrania y Polonia con su ONG World Central Kitchen, asistiendo a los refugiados de la guerra. El menú constaba de 16 pases, con seis aperitivos, ocho platos principales, donde no faltaron la gamba de Palamós, que preparó Joan Roca, las angulas servidas por el restaurante La Huertona, de Ribadesella (Asturias), para el plato de Tejedor, y dos postres, elaborados por Colagreco y por el cocinero propietario de El Celler de Can Roca, que recreó el postre láctico de su hermano, Jordi Roca.

Pero antes de sentarse a la mesa, De Niro, de 78 años, disfrutó de uno de los tesoros gastronómicos más valiosos de España, como es el jamón de bellota, procedente de cerdos que son alimentados durante los últimos meses de vida con bellotas y hierbas del campo. Ese matiz lo resalta Sánchez, que reafirma la labor emprendida por la empresa familiar de la que forma parte, al ligar sus productos cárnicos de cerdo a la alta gastronomía, en este caso, a las propuestas de la Cocina de los Hermanos Torres. “Es algo que trasciende porque se trata de un actor mundialmente conocido, al que se le ve disfrutando de uno de nuestros mejores productos, que está presente en un menú elaborado por estrellas”, asegura la directiva de Fisan.

Aunque en marketing, advierte la directora de comunicación de Cinco Jotas, María Castro, a veces es difícil poner un valor económico a estas acciones, “porque a menudo no tienen impacto a corto plazo en las ventas, sino que contribuyen al reconocimiento y al valor de la categoría del jamón de bellota cien por cien ibérico, y en nuestro caso de la marca a nivel nacional e internacional, ya que Cinco Jotas fue el jamón seleccionado para formar parte de esta comida histórica, la repercusión que ha tenido esta foto muestra el orgullo que sentimos los españoles hacia los productos autóctonos de gran calidad”.

El actor Robert de Niro, el pasado 1 de marzo, en la suite real del Mandarin Oriental Ritz.
El actor Robert de Niro, el pasado 1 de marzo, en la suite real del Mandarin Oriental Ritz.

Asegura que ha sido la foto más compartida por los medios de comunicación, ya que incluye a un actor reconocido y admirado internacionalmente por su trayectoria profesional, ajeno a la cultura española, cortando el propio jamón. “Sin duda, contribuye al reconocimiento de la categoría e incluso podría incrementar puntualmente las ventas en mercados internacionales como ya nos ocurrió en China, donde tras la publicación de una imagen de jamón Cinco Jotas, por parte de una líder de opinión relevante en sus redes sociales, nos encontramos con rotura de stock en tan solo 24 horas en nuestras tiendas online”, detalla Castro.

Se trata de una imagen icónica, que tiene como protagonista a un producto español, muy reconocido por nuestra sociedad, asegura Daniel Sáenz, director creativo de Leo Burnett, la agencia de publicidad, que logró que la campaña creada para Madrid Fusión Alimentos de España tuviera efecto a las 72 horas de lanzarla. Consistía en captar la atención de Robert De Niro para que fuera la imagen del citado congreso de gastronomía. El actor, que a su vez es socio del grupo de restaurantes Nobu, que lidera el chef japonés Nobu Matsuhisa, respondió al desafío enviando un vídeo en el que aceptaba la “irrechazable oferta”.

Una comida calificada de impagable, dado que, según evaluó una agencia de creatividad a petición de CincoDías, el caché del actor para este tipo de acciones partiría de los 300.000 dólares. “La imagen cortando jamón es algo que llega también al mercado interno, ya que vemos a De Niro apreciando algo que es muy nuestro. Es icónica, además de muy de verdad porque el actor lo hace de manera natural”, señala el creativo. Es precisamente esa espontaneidad lo que otorga mayor valor a la fotografía. “Y podrá tener un retorno importante de puertas para afuera”. Lo compara con la campaña de la que se benefició la cadena de hamburguesas Five Guys cuando se supo que Barack Obama era cliente. “Cuando la marca llegó a España eran las hamburguesas de Obama”, detalla Sáenz. Impagable publicidad.

Normas
Entra en El País para participar