Sánchez bajará impuestos a los sectores afectados por la guerra de Ucrania

El presidente del Gobierno pide a las autonomías "unidad" para afrontar las consecuencias de la guerra y advierte de que el conflicto con Rusia será largo

Foto de familia en la Conferencia de Presidentes, en La Palma, este domingo.
Foto de familia en la Conferencia de Presidentes, en La Palma, este domingo.

La guerra en Ucrania ha marcado la agenda de la XXVI Conferencia de Presidentes celebrada este domingo en la isla de La Palma. La ofensiva militar del presidente ruso Vladímir Putin sobre el país vecino y sus inminentes consecuencias económicas en una Europa ya golpeada por la pandemia han llevado a los 17 presidentes autonómicos y los dos líderes de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla a condenar de forma unánime la invasión de Rusia y a juntarse en un pacto para paliar los efectos provocados por esta guerra, sobre todo en el sector energético.

Al respecto, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha iniciado el encuentro con una propuesta de rebaja de impuestos a los sectores más afectados por el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania, aunque no ha precisado en qué consistirán. Pero, para contextualizar su intención, el Gobierno central ha recordado que hasta ahora se han rebajado todos los impuestos de la luz, lo que supondrá un recorte en las arcas públicas de entre 10.000 y 12.000 millones de euros hasta fin de año.

Sobre este punto, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha pedido que se suspendan temporalmente los impuestos que gravan la luz y el gas y que se destinen los 20.000 millones del presupuesto del Ministerio de Igualdad a ayudar a las familias frente a la subida de precios.

El sector energético ha sido uno de los más afectados desde que Putin empezó el ataque a Ucrania. El dramático incremento de precios del gas natural ruso ha contagiado la factura eléctrica, disparando en la última semana el precio del megavatio hora hasta nuevos récords históricos.

Para afrontar la dependencia energética europea de Rusia, el Gobierno ha planteado este domingo como solución las interconexiones de gas, hidrógeno verde y energías renovables, haciendo hincapié en la necesidad de impulsar estas últimas. En este sentido, ha pedido a las comunidades acelerar la ejecución de los fondos relativos al despliegue de las energías renovables, la eficiencia energética y la rehabilitación de viviendas, especialmente antes del próximo invierno, para aumentar la autonomía energética.

De igual forma, ha avanzado que el Gobierno va a proceder a una reducción y agilización de los plazos y procedimientos para la ejecución de los proyectos de eficiencia energética y desarrollo de energías renovables.

Sánchez también ha pedido el apoyo en el desarrollo de la propuesta del Gobierno de desacoplar el precio del gas de la electricidad. Esta solución, abanderada por España desde el pasado octubre cuando se vivió el primer pico inflacionista de precios, había caído en saco roto, ya que algunos países como Alemania y Austria (con mayor dependencia del gas ruso) se oponían a una reforma integral del mercado mayorista de la electricidad en Europa.

Pero la afrenta de Putin ha cambiado el tablero y Bruselas ya ha avanzado que propondrá medidas para desligar el precio de la luz y el gas a finales de marzo, en el Consejo Europeo. A esta cita, Sánchez llegará con el respaldo de los presidentes autonómicos para proponer los cambios orientados a lograr una rebaja de los precios de la energía, que también ha quedado expreso en la declaración conjunta de este domingo.

"Todas las instituciones españolas trabajarán conjuntamente para respaldar esta posición de país, que beneficiará a los consumidores y a los sectores más vulnerables ante el impacto de la crisis energética", añade esta declaración en este punto, que es uno de los cuatro ejes sobre los que versa este texto.

El jefe del Ejecutivo también ha adelantado que se revisarán las reglas fiscales “de acuerdo a la nueva realidad económica de la guerra y la salida de la pandemia” del coronavirus, aunque todavía sin concretar nada.

Un conflicto largo

Durante el encuentro de este domingo, el presidente del Gobierno ha advertido de que el conflicto con Rusia será largo y con riesgo de cronificarse en el tiempo, por lo que ha reclamado la “máxima unidad” entre las comunidades autónomas y el Gobierno central, igual a la que ya ha sido demostrada para abordar la crisis económica por la pandemia o la tragedia tras la erupción del volcán de La Palma. 

Así que para afrontar los estragos económicos, se ha resaltado en la que ha sido llamada la declaración de La Palma, la necesidad de establecer un plan integral. "Este plan será abierto y dinámico, y se irá configurando a través del diálogo que el Gobierno desarrollará con las comunidades autónomas, las fuerzas parlamentarias, los agentes sociales, teniendo en cuenta a los colectivos más vulnerables", reza este punto.

En este contexto, el Gobierno y todos los presidentes autonómicos han pactado que las medidas que se incorporarán al plan "desarrollarán e intensificarán las ya anunciadas hasta ahora, como son las rebajas fiscales para amortiguar el impacto de los precios de la energía en los recibos que pagan familias y empresas y otras que se puedan plantear".

La urgencia de cooperación también ha sido trasladada al compromiso de los presidentes autonómicos para impulsar la ejecución de los fondos europeos. En este punto, la declaración tilda de "esencial" dejar al margen las discrepancias partidistas y aprovechar "al máximo" la oportunidad para que los fondos europeos "lleguen de verdad" a todos los rincones de España y poder con ello impulsar el crecimiento y la creación de empleo en España.

En su intervención, el presidente del Gobierno ha aprovechado para pedir la “máxima colaboración” de las comunidades autónomas en el intercambio de información para poder aplicar las sanciones económicas a oligarcas rusos con la “máxima eficacia”.

Impacto social

Sobre las medidas sociales, Sánchez ha recordadado que se han puesto en marcha tres centros de acogida de refugiados, en Madrid, Barcelona y Alicante, y ha señalado que se estudia habilitar otro en Málaga. Además, en la declaración de la Palma, se habla de gestionar de forma coordinada la acogida de refugiados ucranianos, señalando que para ello "se habilitarán medios de financiación para hacer frente a los costes que se ocasionen a este respecto".

Llegada de refugiados ucranianos a Valencia, este sábado.
Llegada de refugiados ucranianos a Valencia, este sábado. Europa Press

Por otra parte, el presidente del Gobierno ha informado sobre el inicio de la labor de documentación para impulsar los trámites ante la Corte Penal Internacional y comenzar así los procedimientos para llevar al Gobierno de Vladñimir Putin ante el organismo por crímenes de guerra y lesa humanidad.

Normas
Entra en El País para participar