_
_
_
_
_
El Foco
Análisis
Exposición didáctica de ideas, conjeturas o hipótesis, a partir de unos hechos de actualidad comprobados —no necesariamente del día— que se reflejan en el propio texto. Excluye los juicios de valor y se aproxima más al género de opinión, pero se diferencia de él en que no juzga ni pronostica, sino que sólo formula hipótesis, ofrece explicaciones argumentadas y pone en relación datos dispersos

La importancia de fortalecer al inversor no profesional en España

El inversor minorista necesita cada vez más poder disponer de herramientas tecnológicas que le ayuden a digerir la información

Actualmente vivimos en un mundo con exceso de información y en el que a menudo nos sentimos abrumados por la cantidad que hemos de digerir. Esto sucede cuando queremos saber de actualidad, estudiamos o aprendemos, o cuando también tratamos de rentabilizar nuestros ahorros mediante la inversión. En este último caso es aún más relevante, diferencial e incluso crítico (si se quiere evitar caer en estafas, burbujas o instrumentos financieros no adecuados), disponer de acceso a la información más confiable y responsable y de la forma más amigable posible.

Uno de los productos financieros más típicos (y tradicionales) entre los que puede elegir el inversor son los fondos de inversión, instrumento que ha venido siendo más popular en mercados anglosajones, y en especial en Estados Unidos, que en los mercados europeos. Probablemente ello sea debido a la importancia relativa de la educación financiera en los respectivos mercados.

No obstante, no cabe duda de que dado el amplio abanico de fondos de inversión con los que cuenta el inversor (en torno a 3.000 fondos de inversión solamente en España) hace que este tenga que dedicar cada vez más tiempo a buscar, filtrar y seleccionar los fondos que desea incorporar en su cartera de inversión. En esta tarea el inversor minorista o no profesional necesita disponer de herramientas tecnológicas que le ayuden a procesar y digerir la información.

Una de las formas de ayudarle y empoderarle para que tome decisiones informadas sobre sus inversiones en fondos, es que existan en el mercado plataformas abiertas que funcionen a modo de marketplace de fondos de inversión. Estas le deben aportar valor añadido al inversor mediante facilidad de búsqueda, disponibilidad de fichas actualizadas de los fondos y sus características, la posibilidad de utilizar filtros avanzados por sector, categorías o temáticas, gestores, nivel de riesgo o por áreas geográficas, o para visualizar la evolución de los fondos más rentables, así como conocer de primera mano sus comisiones, siendo la más importante habitualmente la comisión de gestión del fondo.

Llegados a este punto el inversor deberá ver si la considera justificada o no comparando con fondos similares, pues no cabe duda de que las comisiones, al igual que lo hace la inflación, erosionan el valor de nuestras inversiones, y deberemos de ser capaces de generar al menos rentabilidades netas positivas que compensen estos efectos.

Es en este contexto donde la claridad, la información justa y precisa (sin que haya necesidad de que sea muy abundante o tediosa), un formato sencillo y una visualización atractiva pueden marcar la diferencia. En definitiva, el inversor minorista necesita poder acceder a datos bien estructurados a través de una única plataforma o marketplace, evitando tener que bucear en decenas o cientos de páginas webs diferentes, con el riesgo de caer casi inevitablemente en los fondos de aquellas gestoras con un mejor posicionamiento web o las más publicitadas, sin ni siquiera comparar fondos similares de otras firmas de inversión.

En una sociedad tan bancarizada como la española, y donde los bancos son los comercializadores de fondos por antonomasia, con el incentivo que tienen por comercializar primero los fondos de sus gestoras entre sus clientes (si bien MIFID II ha ayudado a dar visibilidad a los fondos de terceros en cualquier entidad), el poder contar con plataformas en las que estén disponibles los fondos de inversión de gestoras tanto bancarias como independientes, nacionales como internacionales, reduce el sesgo del sistema hacia los fondos bancarios.

Esta alternativa es positiva y deseable, ya que ayudará a empoderar a los inversores pequeños, no profesionales, a la vez que mejorará la transparencia de los productos de inversión disponibles y la formación financiera en general de la sociedad.

Iván Sánchez Cea/ Jorge González Román son Refinitiv España/ CEO de Mercafondos

Archivado En

_
_