Mercados

¿Las Bolsas no se creen la invasión rusa? Los analistas opinan

El avance del Kremlin dispara la volatilidad y el petróleo

Militares rusos.
Militares rusos. Europa Press

Los mercados andan revolucionados en las últimas semanas ante la tensión en Ucrania. El último movimiento del presidente ruso, Vladimir Putin, el lunes reconociendo la independencia de las autoproclamadas repúblicas separatistas de Donetsk y Lugansk, en el este ucraniano, y decretando el despliegue de militares a esos territorios, lo que ha desencadenado el rechazo internacional y el anuncio de sanciones, ha hecho saltar las alarmas en las Bolsas.

El conflicto entre Rusia y Ucrania añade más volatilidad a un mercado que en este comienzo de año veía en la inflación y la normalización monetaria su principal amenaza. Después de la reacción virulenta de comienzos de la sesión, las tensiones se calman. Desde Macroyield explican que el alcance final tanto a nivel económico como de mercado dependerá en gran medida del nivel de la escalada bélica que Rusia esté dispuesta a imponer y de las sanciones que impongan las potencias occidentales.

No obstante, el consenso de los analistas se muestra positivo y señalan que, si el conflicto se limita a las regiones separatistas, el mercado ya habría puesto en precio la reacción. Uno de los defensores de esta idea es Ignacio Cantos, director de inversiones de ATL Capital, que señala que Europa no tiene la intención de jugarse ni tropas ni recursos en el conflicto. Además, el experto señala que más allá de la energía el papel de Rusia en el mercado mundial es muy diferente al que juegan otras grandes potencias como China, que con la crisis del covid y la paralización de la economía puso en jaque al crecimiento mundial.

El departamento de análisis de Macroyield explica que a corto plazo se prolongarán los impactos ya conocidos: caída de las Bolsas y de las rentabilidades de la deuda mientras las materias primas prolongan la tendencia alcista. Pero “en cuestión de días o semanas” se afianzará la idea de que no habrá una extensión de la invasión rusa más allá de las regiones separatistas y que el cruce de sanciones se mantendrá en niveles relativamente moderados. Esto “permitirá una gradual reducción de las primas de riesgo geopolítico cotizadas por los mercados”, añaden.

Los índices europeos estrenaron la jornada con fuertes castigos que en el caso del Ibex fueron del 2,2%. Sin embargo, la jornada va de menos a más. En apenas tres horas, el selectivo ha marcado unos mininos de la sesión y del año en torno a los 8.262 puntos mientras que tres horas después el selectivo pasaba a superar los 8.500 puntos.

Los expertos creen que la respuesta del mercado al último movimiento de Putin no ha generado el pánico entre los inversores porque, "en parte porque ya había caído mucho con antelación, y en parte porque la respuesta de las potencias occidentales ha sido muy limitada al igual que la de Ucrania", explica Juan José Fernández Figares, director de análisis de Link Securities.

El experto cree, además, que el hecho de que Rusia haya dicho que seguirá exportando gas a Europa a ritmo actual es otra de las razones que ha llevado a las Bolsas a frenar la sangría.

Gonzalo Sánchez, director de inversiones de Gesconsult, afirma que los bandazos sufridos por los mercados en la sesión se mantienen en línea con el comportamiento ciclotímico que registraban en las últimas semanas por la retirada de liquidez, el colchón de seguridad de los últimos años. Por si el escenario no fuera lo suficientemente complejo, volatilidad se ve incrementada por el hecho de que no se sabe qué es verdad y qué es mentira. Aunque a corto plazo el mayor riesgo sea el conflicto en Europa del este, a medio y largo plazo la gran preocupación sigue siendo la inflación y la reacción de los bancos centrales. No obstante, el gestor señala que en la actualidad el repunte de los precios obedece en gran medida a shocks de la oferta más que a la demanda. Aquí los bancos centrales tienen poco que hacer y una subida agresiva de los tipos podría poner contra las cuerdas la recuperación.

Desde Bankinter, señalan que "podríamos estar frente al final del problema, a pesar de la tensión hoy. Aunque haya que esperar unos días para saberlo, el aspecto del desenlace no es necesariamente mal". De hecho, los expertos de la casa de análisis creen que las Bolsas puede subir en los próximos días.

Normas
Entra en El País para participar