La pandemia tritura 10 años de progreso en el empleo juvenil, según la OCDE

El trabajo temporal y a tiempo parcial aumenta en los países de la organización

Oficina de empleo en Madrid.
Oficina de empleo en Madrid. GETTY

Los devastadores efectos de la crisis económica derivados de la pandemia han supuesto para los menores de 25 años una vuelta de tuerca en el mercado laboral. En concreto, se han perdido 10 años de progreso en empleo juvenil, según un informe publicado este martes por la Organización de Comercio y Desarrollo Económicos (OCDE). A pesar de que la tasa de desempleo se reduce a medida que la crisis amaina, la organización con sede en París advierte de que los impactos a largo plazo no son claros.

La incógnita se debe a la evolución del mercado laboral, en la que según la OCDE, hay un afianzamiento de nuevos modelos comerciales. Las formas atípicas de trabajo, como el empleo temporal y a tiempo parcial, van en aumento al igual que el trabajo a distancia. Y aunque las tecnologías pueden impulsar más trabajos flexibles y autodirigidos, también pueden dar lugar a “patrones de trabajo impredecibles, intensificando las demandas ocupacionales y borrando las líneas entre el empleo y la vida privada”.

El trabajo atípico (todos los contratos temporales, a tiempo parcial y por cuenta propia) ahora abarca más de un tercio de toda la fuerza laboral en la mayoría de los países de la OCDE, impactando más a los trabajadores jóvenes. En 2020, el 24% del empleo temporal que existía correspondía a personas de 15 a 24 años, en comparación con el 11% de la población general. Esto corresponde, de acuerdo a la organización, a un aumento del 7% de la temporalidad en los jóvenes respecto a 1980.

La maldición de los jóvenes es o vivir en paro o tener un trabajo precario. En muchos casos, el crecimiento del empleo no supone mejores contratos. Así lo demuestran los datos de la encuesta de población activa (EPA), según la cual, en el tercer trimestre de 2021 ocho de cada 10 jóvenes españoles asalariados tenía un contrato temporal. A eso se suma otro dato: en octubre del año pasado, mientras la tasa de desempleo entre los países de la organización se situó en el 5,7%, la cifra repuntaba hasta el 12,1% entre los menores de 25 años. En el caso español, la cifra fue del 30,3%. Un mes después, la cifra cayó al 29,2% por primera vez en 13 años, según datos de Eurostat, pero aún es el doble de la media europea.

En las dos últimas décadas los países de la OCDE han visto un aumento de los contratos temporales y a tiempo parcial. Su incremento da lugar, según la organización, a empleos de peor calidad y reduce el bienestar de los trabajadores debido a una mayor inestabilidad laboral, peores salarios, beneficios sociales más débiles y menos oportunidades de capacitación y promoción.

Los bajos salarios también han hecho retroceder la emancipación juvenil. En España, solo el 14,9% de los jóvenes vive fuera de la casa familiar, según el último Observatorio de Emancipación del Consejo de la Juventud de España (CJE). El estudio sugiere que una de las principales causas es la inaccesibilidad de las viviendas, pues un joven tendría que destinar el 81,9% de sus ingresos para vivir solo. Al respecto, la OCDE destaca que los hogares están dedicando una proporción cada vez mayor de su ingreso disponible a la vivienda.

Entre 1980-2020 las rentas aumentaron en promedio más del 350% en los países de la OCDE. Desde 2005, los alquileres se han más que duplicado en Estonia, Islandia, Lituania y Turquía. En el caso de España ha subido un 31% en el mismo periodo.

Aumento en la edad de jubilación

El informe, cuyo tema central es la educación, señala que el incremento en la esperanza de vida está generando preocupación por los efectos fiscales que pueda traer. La OCDE apuesta por una reforma laboral que aumente la edad de jubilación a fin de aliviar la presión sobre las finanzas públicas, aunque no precisan los años. El crecimiento de la productividad laboral a través de la innovación tecnológica y la mano de obra altamente cualificada también podría compensar las consecuencias del envejecimiento de la población. En cualquier caso, el documento no esconde la inquietud de los países miembro por el gasto social que implica tener una población altamente longeva. Al respecto destaca que la proporción de las personas de 80 años o más pasará de representar el 5% en 2020 a más del 10% en 2060.

La tasa de desempleo en la OCDE cae al 5,5% en noviembre

La tasa de desempleo mensual en el área de la OCDE cayó al 5,5% en noviembre de 2021, desde el 5,7% de octubre, según los datos publicados este martes por la organización. Se trata del séptimo mes consecutivo en el que reduce la cifra de paro. Sin embargo, se mantuvo 0,2 puntos porcentuales por encima de la tasa previa a la pandemia registrada en febrero de 2020. El número de trabajadores desempleados en toda el área de la OCDE también redujo en 1,1 millones.

La tasa de desempleo disminuyó tanto entre las mujeres (de 5,9% en octubre a 5,8% en noviembre) como entre los hombres (a 5,3%, desde 5,5%). Para los más jóvenes (de 15 a 24 años) la caída fue mucho menor: de 11,9% a 11,8%, y se mantuvo 0,3 puntos porcentuales por encima del nivel previo a la pandemia.

La zona del euro también registró una disminución de la tasa de desempleo por séptimo mes consecutivo ( del 7,3% al 7,2%). En algunos casos hubo descensos de 0,3 puntos porcentuales o más; es el caso de Austria (del 5,7% al 5,3%), Lituania (al 6,0%, desde el 6,5%) y España (del 14,4% al 14,1%). Por el contrario, aumentó 0,3 puntos porcentuales en Letonia (7,3%).

La caída debe interpretarse con "cautela", según la OCDE. Esto debido a que refleja en gran medida el regreso de los trabajadores despedidos temporalmente en Estados Unidos y Canadá, donde se registran como desempleados, a diferencia de como los computan el resto de países. Además, "los cambios metodológicos en la encuesta de población activa de la UE desdibujan la comparación" de varios países del bloque entre diciembre de 2020 y los meses posteriores. A ello se suma el hecho de que algunas personas desempleadas pueden estar "fuera de la fuerza laboral", ya sea porque no pueden buscar trabajo activamente o porque no están disponibles para trabajar.

Normas
Entra en El País para participar