Gabriel Escarrer: "Meliá volverá a tener beneficio neto en 2022"

El consejero delegado de la hotelera avanza que se cerrará otra desinversión en junio por 200 millones en el Caribe

Gabriel Escarrer, consejero delegado de Meliá.
Gabriel Escarrer, consejero delegado de Meliá.

Escarrer (Palma de Mallorca, 1971) cree que lo mejor que le ha podido pasar al turismo y a la economía mundial es la llegada de ómicron por su elevada capacidad de contagio y la escasa mortalidad que presenta. “Nos queda mes o mes y medio de sufrir, pero antes de Semana Santa empezaremos a vislumbrar una recuperación tal y como la vimos en el tercer trimestre de 2021, con reservas iguales o similares a las de 2019”, recalca en una entrevista con Cinco Días.

Aunque la principal lección que se ha aprendido de la pandemia es la inutilidad de hacer previsiones, ¿se atreve a hacer un pronóstico de cuando volverá Meliá a facturar y a ganar lo mismo que en 2019?

Quiero pensar y estoy bastante convencido de que este año volveremos a tener beneficio neto. Me baso en las previsiones para Semana Santa y verano. Ya tenemos un 11% por encima de las reservas que teníamos en enero sobre el mismo período de 2019. Hay unas ganas locas de viajar y no solo de los españoles, sino de todos los grandes mercados europeos, como Reino Unido, Alemania o Francia. Si no hay una nueva variante, creo que este será el año de la recuperación y prevemos que en 2022 se pueda recuperar el beneficio por habitación disponible en el segmento vacacional, mientras que para el urbano tardará un año más.

¿Esperaba una sexta ola como la que se ha producido en diciembre?

La sexta ola me ha cogido con cierta sorpresa. Yo esperaba que en septiembre volveríamos a un escenario de normalidad y las cifras de octubre y noviembre lo reflejaban, con bajadas tan solo del 20% o del 15% de la facturación respecto a 2019. Tenemos que aprender a convivir con la pandemia y tenemos que aprender de los norteamericanos, con un ritmo de cancelación de reservas de apenas de un 6%. Ellos se van de vacaciones, toman precauciones y si se infectan, asumen las medidas de aislamiento. Creo que esa es la mentalidad que debe instaurarse en el mercado europeo.

"Las reservas para Semana Santa y verano están ya un 11% encima de las de 2019”

¿Quién ha fallado a la hora de generar confianza?

Los medios de comunicación están siendo demasiado alarmistas. Es verdad que la incidencia es muy alta, pero el impacto en la economía está siendo devastador. El efecto en comunidades autónomas que han tomado una posición más flexible o liberal como Madrid ha sido menor. La economía y la creación de puestos de trabajo no se ha visto tan afectada con cifras que ya le gustarían a muchas otras comunidades.

La compañía ha desplegado todo su escudo financiero para proteger el negocio y a sus trabajadores, con un crecimiento sin precedentes de la deuda hasta los 1.261 millones. La reducción de la deuda se ha impuesto como prioridad número uno y en ese contexto se enmarca la venta de ocho hoteles en junio por 204 millones y otra que ya han anunciado. ¿En que estado se encuentra?

Hemos analizado todo tipo de alternativas para fortalecer nuestro balance. Vendimos 8 hoteles con 204 millones en junio y este año queremos repetir la operación en junio a más tardar en el Caribe. Serán establecimientos en mercados maduros, donde la compañía no tendría más del 20% en el vehículo que lo compre y con un contrato de gestión a 20 o 25 años. El importe va a ser muy similar o por encima del de junio de 2021 y con eso vamos a reducir deuda y a fortalecer el balance. Creemos que este año entre generar caja positiva y la posible rotación de activos es suficiente. Estamos analizando otras alternativas también, pero no hay ninguna decisión tomada.

“Los medios de comunicación están siendo muy alarmistas. El impacto en la economía está siendo devastador”

Meliá se ha beneficiado de los créditos ICO y de los ERTE como principales apoyos públicos, aunque se ha mostrado crítica con la escasez de ayudas. ¿Sigue opinando igual? ¿Hasta cuando cree que deberían estar en vigor los ERTE?

Pensemos que si hay un sector realmente perjudicado de la pandemia ha sido el sector turístico y el del transporte aéreo. Si representaba el 13% del PIB en 2019, el paquete de ayudas ha sido insignificante y paupérrimo. Lo único que destacaría es la aplicación de ERTE para no despedir y no cerrar empresas. En Alemania, el turismo apenas supone el 6% del PIB y con una cuarta parte de los hoteles que tiene España, hemos recibido es seis veces más. Lo aceptamos, pero no lo compartimos. Los fondos europeos son una gran oportunidad para aportar una ventaja competitiva a los. Deberíamos percibir 17.000 millones si el reparto se hiciera en función del peso del turismo en el PIB (en torno al 13%). Pese a estar muy lejos de los 3.400 millones que vamos a percibir, es el paquete de ayuda más importante que va a recibir el sector turístico. Pero tienen que estar canalizados mediante la colaboración público-privada en proyectos transformadores y estratégicos.

Otro de los roces con el Gobierno ha sido por la nueva reforma laboral que necesita ser supervisada por Bruselas, en la que uno de los ejes era la supresión de los contratos temporales. ¿Qué valoración hace del proceso de negociación, la interlocución con el sector y que conclusiones saca del documento definitivo?

Para los miedos que teníamos, el resultado es medianamente aceptable. Hay dos temas que son muy importantes. El primero es la flexibilidad que parece que no se pierde en principio y el segundo es que la figura de temporal pasa a ser fijo discontinuo. Dentro de los temores, el resultado no ha sido nada malo.

“Habrá tres zonas prioritarias en la expansión: la cuenca mediterránea, el sudeste asiático y Caribe”

En este contexto revolucionario pandémico, algunas cadenas han optado por dejar el negocio y ser vendidas a fondos y otras están dando cabida a inversores su accionariado. En una empresa familiar en la que la propiedad está limitada al apellido Escarrer, ¿se ha barajado en algún momento la opción de dar entrada a accionistas ajenos a la familia?

En estos meses tan complicados sin visibilidad sobre el negocio, la familia ha ido comprando acciones para demostrar al mercado la fe que tiene en la empresa. Bajar del 55% del accionariado es algo que solo contemplaríamos en un proyecto corporativo de máxima envergadura para aglutinar otra compañía vacacional que fuera estratégica y una gran oportunidad. Si hubiese una oportunidad, que ahora no la hay, la estudiaríamos. Tendría que ser vacacional porque es donde tenemos la gran ventaja competitiva y donde podemos aportar más valor. De las 40 grandes cadenas mundiales, nosotros fuimos los únicos que empezamos en el vacacional.

¿Prevé seguir abriendo un hotel cada dos semanas como en los ejercicios anteriores?

En los últimos seis meses de 2021 crecimos con 21 establecimientos, todos en gestión y franquicia. La diferencia con otros años era que muchos eran hoteles ya existentes que vieron la oportunidad de crecer de la mano de Meliá como comercializador y distribuidor de camas. Tenemos firmados 52 hoteles que se incorporarán en 18 meses, pero lo más importante es que vamos a pasar de incorporar 25 o 30 al año a hacerlo de forma mucho más considerable. Antes los hoteles se tenían que construir y ahora muchos ya son existentes, con lo que la generación de honorarios es inmediata. Me atrevería a decir que estará muy por encima de la media. Hay muchos hoteles familiares, bien emplazados, pero mal gestionados.

“Hay una ganas locas de viajar y no solo de los españoles, sino de los grandes mercados europes”

Hasta la irrupción del coronavirus, el objetivo de crecimiento estaba centrado en Asia, que contaba con una importante cartera de proyectos en China, Vietnam, Malasia o Indonesia para que el peso de Europa fuera reduciéndose. ¿Ese eje de su plan estratégico ha sufrido cambios en estos dos últimos ejercicios?

Habrá tres zonas prioritarias en la expansión: la cuenca mediterránea, el sudeste asiático y Caribe. Asia representará el 35 o 40% del crecimiento, mientras que en la cuenca mediterránea vemos grandes oportunidades para consolidar nuestro liderazgo en España, Italia o en países como Croacia, Montenegro o Albania. Y en Caribe queremos seguir creciendo donde estamos presentes. Concentrarán mas del 90% de las aperturas. En Caribe hay muchos hoteles de empresarios españoles o fondos de inversión, que no estaban profesionalizados en la gestión ni en la comercialización.

Otra de las prioridades en la política de expansión era la apertura de hoteles en el rango del lujo para diferenciar la oferta frente a la competencia. ¿Ha sufrido cambios esa propuesta?

Creo que va a ser coyuntural, pero hay una demanda importante que ha seguido ahorrando, que no ha tenido vacaciones durante dos años y que quiere tener el verano de su vida. Es verdad que el mercado premium está vendiendo mejor. El cambio es que cada vez el cliente está reclamando más experiencias, pero hay que salirse de vender solo habitaciones. En el mundo vacacional está en el ADN poner en valor la comida, la bebida o el entretenimiento. La demanda de experiencias es algo que está aquí para quedarse. Es la forma de competir con la hotelería urbana o los pisos turísticos.

El valor de la acción ha recuperado una parte del terreno perdido durante la pandemia y en los últimos meses se ha situado en el entorno de los 6 euros, el doble que en 2020, pero todavía muy lejos de los niveles de los seis ejercicios

Estoy convencido de que el mercado es cauteloso y hasta que no vislumbre síntomas de recuperación, sigue siendo cauteloso. La compañía, a nivel táctico y estratégico, se ha preparado y el mercado lo va a valorar.

Normas
Entra en El País para participar