Valor a examen

Inditex inicia nueva era sin perder atractivo en Bolsa

La renovación de la cúpula genera incertidumbre en el corto plazo por el excelente legado que deja Pablo Isla en crecimiento y valor en Bolsa

Los analistas confían en la continuidad del modelo de negocio de la mano de Marta Ortega

Una mujer entra en una tienda de Zara en A Coruña.
Una mujer entra en una tienda de Zara en A Coruña. Efe

Inditex termina el año con sorpresa. Marta Ortega, hija del fundador y primer accionista del grupo, Amancio Ortega, se convertirá en la nueva presidenta no ejecutiva en sustitución de Pablo Isla. Su mano derecha será Óscar García Maceiras, que tendrá todos los poderes ejecutivos; releva al todavía consejero delegado, Carlos Crespo González. Los cambios se harán efectivos el próximo 31 de marzo de 2022.

La primera lectura del mercado ha sido negativa: la acción cayó el 6,1% el pasado martes, día en que se conoció la noticia. En las jornadas posteriores ha alternado subidas y bajadas y aún pierde más del 6% tras conocerse el cambio en la cúpula directiva. El corto plazo parece que seguirá marcado por la irregularidad. “Que el relevo en la dirección se quede en la familia directa no es especialmente importante. Lo relevante es la meritocracia, tener la capacidad de hacer bien las cosas y un elevado grado de implicación; el hecho de ser familia directa muchas veces lo mejora”, argumenta Ferrán González, socio de Cremades-Calvo Sotelo.

Luis Benguerel, consejero de Anattea Gestión, explica que este tipo de reacción bursátil es habitual. “Todo cambio empresarial genera incertidumbre. A esto se une una parte importante de especulación”, cuenta. En su opinión, la elección de Marta Ortega como presidenta es un acierto: “Conoce bien el negocio y ha aprendido tanto de su padre, Amancio Ortega, como de Pablo Isla. Creo que si no estuviera capacitada no lo hubiera aceptado. Como inversor me da tranquilidad; si hubiera sido elegido para el cargo alguien externo al grupo me preocuparía más”, añade.

Susana Felpeto, directora de renta variable de Atl Capital, dice que no esperaba el relevo en este momento, pero reconoce que está en línea a lo que se sopesaba. “Isla ha hecho una muy buena gestión y es normal que algunos inversores quieran tomar beneficios; es igual que cuando un fondo cambia de gestor y prefieres salir y esperar un poco”, explica. La experta considera importante que la “salida se vaya a hacer de forma ordenada y progresiva; no hay nada que indique que se vaya a producir un conflicto o guerra de posiciones”, apunta.

Además, Felpeto agrega que “desde el punto de vista del negocio no cambia nada”. “Inditex tiene una capacidad de crecimiento online y en tiendas físicas enorme”. “Creo que es una oportunidad para tomar posiciones”, resume.

Los resultados de Inditex siguen una senda ascendente: en el segundo trimestre de su ejercicio fiscal (mayo a julio) facturó 6.994 millones de euros, un 48% más que en el mismo periodo de 2020 y un 1,2% por encima de las ventas de 2019, antes de la pandemia. Fue el mejor segundo trimestre de su historia. El próximo 15 de diciembre se conocerán las cuentas a octubre.

Sobre la renovación de la cúpula, Beatriz Rodríguez, de GVC Gaesco Valores, apunta que “la reestructuración organizativa traerá incertidumbre y posible volatilidad de la acción en el corto plazo”, y destaca que además influye que se haya conocido en un momento de tensión en el mercado por la nueva variante del Covid-19, ómicron.

Pese a todo, piensa que es cuestión de tiempo que la cotización se normalice, algo que podría suceder con los próximos resultados. “Creemos que una vez más demostrarán la fortaleza del negocio, lo que ayudará a compensar parte de la caída de estos días”.

Con respecto al nombramiento de Óscar García Maceiras como consejero delegado a los ocho meses de su llegada al grupo, destaca que “ha tenido una amplia experiencia en gestión corporativa y de equipos, liderando proyectos de transformación en sus 20 años de actividad profesional”.

Iván San Félix, analista de Renta 4, opina que “Pablo Isla deja la compañía bien preparada de cara al futuro, con una estrategia bien definida”, aunque también espera que ”el relevo pueda provocar cierto impacto a la baja de la cotización”.

Un cambio con gran implicación sobre el Ibex

Capitalización. Inditex es la compañía de mayor tamaño de la Bolsa, con una capitalización que supera los 87.000 millones de euros. Esta posición tiene implicaciones para el conjunto del mercado. “Los inversores pueden preguntarse si la renovación de la cúpula responde a un modelo de transición o es un cambio más profundo. Esta incertidumbre no gusta y la empresa puede quedar relegada. Para las carteras internacionales, apostar por el Ibex significa tener un 20% de la textil española, y si empieza a generar dudas, pueden buscar alternativas en índices como el francés o alemán”, asegura Alberto Roldán, socio de Divacons Alphavalue. Inditex cotiza con un PER de 34 veces, frente a las 30 veces de H&M o las 18 veces de Asos.

Historia. El legado que deja Pablo Isla es una historia de éxito para Inditex como negocio y como cotizada; la compañía ha subido casi un 900% desde que asumiera el cargo de consejero delegado del grupo en mayo de 2005. Llegó a valer más de 110.000 millones de euros. Este año acumula una subida del 9% y el pasado noviembre repartió 0,35 euros brutos por acción en concepto de dividendo.

Normas
Entra en El País para participar