Energía

Ribera pide 'respeto' para la propuesta española de reforma energética

La vicepresidenta española se reúne hoy con los líderes europeos para discutir futuras medidas contra la crisis de los precios del gas y la electricidad

Tersa Ribera antes de ingresar a la cumbre para temas energéticos este 2 de diciembre de 2021

La vicepresidenta española y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha solicitado este jueves que se estudien "con respeto" las propuestas españolas para reformar el mercado energético europeo. La petición se ha dado antes de su ingreso a la cumbre de Transporte, telecomunicaciones y Energía, que reúne a los ministros de energía de los 27 en Bruselas para abordar la crisis de los precios del gas y la electricidad. La iniciativa, impulsada por España y Francia, no ha sido bien recibidas por países como Alemania, cuya posición reticente ha sido calificada por la vicepresidenta como "un tanto inmovilista".

La reforma del mercado energético Europeo divide a los 27 entre quienes solicitan una revisión del sistema actual, en el que el precio del mercado mayorista queda fijado por la tecnología más cara del 'mix', y los que prefieren solo atajar el alza actual pero no modificar el mecanismo: "Hay una serie de países del norte de Europa que consideran que en la medida en que no durará mucho lo mejor es no tocar nada, mientras que otros países, entre los que nos encontramos Francia España e Italia y al que se han sumado Rumanía y Grecia, consideramos que esto merece una reflexión de profundidad".

El 26 de octubre, la Secretaria de Estado de Energía de España, Sara Aagesen, solicitó a los titulares de energía de Europa fijar el precio del gas y dividir el precio de la energía en “marginal e inframarginal”. Aagesen, solicitó además fijar un precio máximo del gas para generar “impacto en el mercado mayorista”, en la creación de una plataforma para la compra conjunta de gas para establecer una reserva estratégica de este recurso y examinar la especulación en el sistema de comercio de emisiones de CO2.

Por su parte, Ribera ha destacado que los países que apoyan la posición de España representan el 45% de la población europea, y que deben considerarse sus reflexiones sobre las "respuestas estructurales" en el largo plazo para fortalecer la posición del bloque frente al mercado de la energía. 

Asimismo, Ribera ha indicado que el problema de los elevados precios energéticos "no es algo que resulte ajeno a nadie" y subrayó que "es verdad que el sistema ha funcionado muy eficiente hasta ahora" y  que es razonable que muchos tengan dudas sobre cómo cambiarlo: "Creemos que es importante diferenciar entre medidas a corto plazo para situaciones excepcionales como esta y buscar cómo abordar una reflexión a medio plazo mucho más estratégica y estructurada", ha remarcado. Los informes definitivos sobre las reformas del sector se verán en abril.


Normas
Entra en El País para participar