Canalejas abre su 'food hall' al estilo de Harrods

Pretende elevar con 13 restaurantes repartidos en 4.000 metros cuadrados la oferta culinaria de Madrid

Vista de la arrocería St. James, al fondo la taberna Garelos.
Vista de la arrocería St. James, al fondo la taberna Garelos.

Es una de las aperturas más esperadas en Madrid. Este miércoles abre el espacio gastronómico de la Galería Canalejas, un complejo de 15.000 metros cuadrados, distribuidos en tres plantas que pretende ser uno de los epicentros del lujo y de la gastronomía en la capital. Además del Food Hall, el proyecto acoge al Hotel Four Seasons, abierto en septiembre de 2020, y 22 residencias privadas, además de unas 40 firmas de lujo, como Hermès o Cartier, enseñas que ya están en funcionamiento.

Por su parte, Juan Pablo García Denis, director general de Galería Canalejas, explica que este nuevo punto de encuentro para los amantes de la gastronomía en la capital “es una propuesta única nunca antes vista en la ciudad y un reclamo turístico que impulsará la revitalización económica del centro de Madrid, además de generar más de 300 empleos directos de más de 15 nacionalidades”. En 4.000 metros cuadrados se repartirán 13 restaurantes de cocineros, como Julián Mármol, que trasladará el concepto japonés de Yugo The Bunker, con el que ha conseguido una estrella Michelin, o Rubén Arnanz, que consiguió otra estrella Michelin en Villena y gestiona la fonda Juan Bravo, en el casco histórico de Segovia.

También estaba previsto que se incorparara al elenco Andrés Madrigal, pero el cocinero, según ha asegurado a CincoDías, no se ha sumado a los proyecto que tenía previsto, KaButoKaji y Klub Bar Kitchen, por desavenencias con la propiedad, Patricia Carbajosa. El cocinero madrileño, que tuvo dos estrellas Michelin en los restaurantes El Olivo y Alboroque, regresa a Madrid, al restaurante La Única, después de años trabajando en Panamá, Colombia y México.

Cada espacio gastronómico del Food Hall será independiente y cada uno de los inquilinos abona un alquiler por los metros cuadrados que ocupa, y la idea es que todos convivan y generen un ambiente de comunidad. El Food Hall madrileño, con un aforo para 1.500 personas, está inspirado en otros similares como el del hotel Plaza de Nueva York o el de los almacenes londinenses Harrods, y pretende colocar al mismo nivel de atractivo gastronómico a la capital.

Una de las estrellas dentro la galería será Julián Mármol, que estrenará dos conceptos: The Eight, un espacio con terraza y una sala interior con una hamburguesería, en la que se servirán carnes como wagyu, elaboradas de manera natural, así como bocadillos. El segundo restaurante de Mármol lleva el nombre de Monchis, el nombre de su madre. Será una barra omakase, en la que el cocinero es el que sorprende con la cocina, una mezcla japonesa-mexicana. Dispone de una coctelería y un salón privado clandestino, con acceso directo desde el aparcamiento, donde se ofrecerá un menú especial, donde el protagonista es el producto, al igual que sucede en Yugo.
Por su parte, Rubén Arnanz se ocupará de 19.86 by Rubén Arnanz, donde realizará su concepto de nueva cocina castellana. El espacio tiene comedor con mesas y barra con cocina vista, que acoge un horno rústico de adobe, y ofrecerá carta y menú, cócteles y pastelería.

El Food Hall acogerá además un macroespacio denominado MAD Gourmets, con 650 metros cuadrados, en el que se repartirán al menos una veintena de formatos gastronómicos nacionales e internacionales, entre los que se encuentra la bocadillería John Barrita del panadero John Torres, uno de los preferidos por los restaurantes de alta cocina.

También habrá otros restaurantes y marcas, como la arrocería St James, una sucursal de la taberna gallega Garelos, que triunfa en el distrito de Chamberí, D’Bellota, un concepto de ibéricos de embutidos y quesos españoles, una propuesta de Cinco Jotas, o la pastelería El Goloso, con obrador desde 1963 en Tarancón, así como una franquicia de la heladería Amorino, o las ostras de Daniel Sorluttrae.

También abrirá el tercer local de Salvaje, restaurante que triunfa en Madrid, en la calle Velázquez y en la Plaza de la Moraleja, y cuyo fenómeno se inició en la ciudad de Panamá de la mano del venezolano Fermín Azkue. Por otro lado, abre Le Petit Dim Sum, el nuevo concepto del grupo China Crown. Habrá representación italiana, con Davanti Ristorante donde habrá platos de pasta fresca, además de un pequeño mercado donde adquirir productos gastronómicos italianos.

Normas
Entra en El País para participar