El turismo pide vetar el acceso a bares, hoteles y restaurantes a turistas no vacunados

Reclama la obligatoriedad del certificado covid en espacios públicos y privados para limitar los contagios

Cartel en un restaurante de Berlín advirtiendo de que solo se permitirá el acceso a vacunados o clientes que hayan pasado la enfermedad
Cartel en un restaurante de Berlín advirtiendo de que solo se permitirá el acceso a vacunados o clientes que hayan pasado la enfermedad

La incidencia del coronavirus en Europa sigue disparada y ello ha provocado el regreso de las restricciones. Austria ha decretado un confinamiento de 20 días y obligará a vacunarse a toda la población a partir de febrero y Alemania también estaría sopesando la posibilidad de establecer la obligatoriedad de la vacunación.

En España, la incidencia se ha incrementado de forma exponencial, aunque todavía está muy lejos del resto de países vecinos. La tasa de contagios se ha duplicado en tan solo una semana hasta los 100 casos por cada 100.000 habitantes, amenazando la incipiente recuperación del turismo en España. Tras un verano en el que el turismo nacional se ha acercado a niveles precrisis, el extranjero quedó muy lejos de la cifras de 2019, aunque septiembre ha marcado el punto de inflexión para iniciar el camino que llevará a acercarse a esos números. La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha vaticinado que con la inercia positiva adquirida desde verano se podría cerrar el año recuperando el 50% de los viajeros foráneos en 2019, en torno a 42 millones, aunque esa predicción está en solfa ante el frenazo que pueden sufrir las llegadas.

En ese contexto, organizaciones, patronales y empresas reclaman normas comunes claras para afrontar la enésima batalla contra el coronavirus. Carlos Abella, secretario general de la Mesa del Turismo, enfatiza que lo primero que hay que hacer es cambiar los parámetros para medir la crisis sanitaria. “Tenemos que empezar a dejar de considerar la incidencia acumulada a 14 días como la referencia. Hay una gran parte de la población vacunada y la mayor o menor incidencia no se está trasladando al número de hospitalizados, de pacientes en cuidados intensivos o de muertes”. En paralelo, Abella cree que es hora de empezar a reclamar la obligatoriedad del pasaporte covid para acceder a espacios públicos y privados. “Es un instrumento creado por la Unión Europea para este tipo de situaciones. El que esté vacunado que lo utilice para entrar en los lugares y el que no esté vacunado que aporte una PCR o una prueba de antígenos”. El secretario general de la Mesa de Turismo insiste en que es vital la coordinación entre administraciones. “Hemos aprendido que hay medidas como el cierre de la restauración que no han conseguido reducir el impacto. En Madrid se hizo todo lo contrario y la incidencia no fue mayor”.

Benidorm es uno de los municipios en los que el número de contagios se ha disparado hasta cerrar esta semana con una incidencia de 353 contagiados por cada 100.000 habitantes, el triple de la media nacional. La razón se encuentra en que es uno de los destinos favoritos del turismo británico, que desde el pasado 4 de octubre permite a sus viajeros viajar sin restricciones siempre que cuenten con la doble pauta de vacunación. A los que no la tengan se les exige dos PCR, una al segundo día del regreso y la otra al octavo día, pero no se les hace ninguna a la entrada a territorio español. “El sector turístico necesita seguridad y los entornos turísticos tienen que ser entornos seguros. Restringir el acceso a los turistas vacunados a hoteles y restaurantes contribuirá favorablemente para que se desarrolle sin problemas la actividad en la Comunidad Valenciana”, asegura Nuria Montes, secretaria general de la Asociación Empresarial Hotelera y turística de la Comunidad Valenciana (Hosbec). Montes recalca que apoyarán al Ejecutivo de Ximo Puig en su propuesta de fijar la obligatoriedad del certificado covid. “Con un nivel de vacunación del 90% no podemos poner en riesgo toda la actividad y la salud de las personas por los no vacunados. También apoyamos al Ejecutivo valenciano para que adopte el marco legal necesario para que se pueda pedir el certificado de vacunación en los hoteles”

Unas medidas que ya se aplican en la operativa de las aerolíneas que traen y devuelven pasajeros a España. Javier Gándara, presidente de la Asociación de Líneas Aéreas (ALA),que integra a 60 aerolíneas, considera que cualquier persona que viaje a España está obligado a presentar un certificado covid, una prueba de que ha pasado la enfermedad o que cuenta con una prueba diagnóstica negativa. “España sigue siendo de los pocos que lo hace y el país que más controles hace al respecto. Esto es lo que ha provocado que el riesgo de contagio a bordo sea mínimo”. Por lo tanto considera que todas esas medidas deberían mantenerse y que el principal cambio debería abordarse en el índice para medir la enfermedad. “Debería ser una combinación de la tasa de incidencia, la presión hospitalaria y el número de muertos”. En cualquier caso, el presidente de ALA sí exige un marco común entre todos los países de la Unión Europea para evitar normas diferentes por países. “Nos gustaría que fueran homogéneas y unificadas para que el marco sea común para todos los viajeros”.

Normas
Entra en El País para participar