Financiación

Naturgy da mandato a los bancos para colocar híbridos y recomprar bonos al 4%

Aprovecha los tipos cero para adelantar refinanciaciones y bajar el coste

El presidente de Naturgy, Francisco Reynés.
El presidente de Naturgy, Francisco Reynés. EFE

Empresas y bancos aprovechan la recta final del año para acelerar la captación de recursos. Después de que en septiembre y octubre fueran los bancos los encargados de anticipar las refinanciaciones, ahora las miradas están puestas en las empresas. Concluido el black out las cotizadas están aprovechando la calma tensa que vive el mercado de deuda para anticipar algunas de las operaciones previstas para los próximos meses. Naturgy y Telefónica centran este lunes las miradas. Ambas firmas no han querido dejar pasar el momento para lanzar emisiones destinadas a recomprar bonos híbridos. El objetivo no es otro que el de reducir los costes financieros aprovechando el entorno de tipos cero que siguen dominando.

Morgan Stanley, BBVA, CaixaBank, Citi, Crédit Agricole, JP Morgan, MUFG, Unicredit y Société Générale conforman el ejército de bancos contratado por Naturgy para sondear el mercado y proceder a la venta de deuda híbrida. De momento no se conocen los detalles de la operación. Lo único que ha trascendido es que los bonos contarán con la posibilidad de amortización anticipada al quinto año. En paralelo a esta colocación, la gasista ha anunciado una oferta de recompra de 1.000 millones para los títulos perpetuos emitidos en 2014 que tienen una primera opción de amortización en noviembre de 2022. Por estos bonos Naturgy paga un 4,125%. La emisión que prepara Naturgy y con la que busca rebajar el coste financiero se trata de la primera apelación al mercado de capitales desde abril de 2020, cuando lanzó 1.000 millones a un plazo de cinco años y un cupón anual del 1,25%.

La colocación de la empresa que preside Francisco Reynés se produce una semana después de que Iberdrola vendiera 750 millones en bonos híbridos verdes al 1,6%. Los híbridos son un tipo de activo que permite a las empresas captar recursos con los que financiar sus proyectos sin deteriorar sus ratios financieras. Estos bonos computan al 50% como capital para las agencias de rating y permiten a las empresas blindar sus calificaciones, algo que es clave a la hora de conseguir financiación, pues la nota acaba determinando el precio que el mercado exige a las empresas y determina el tipo de inversor que acude a la oferta. En el plan estratégico de 2025 Naturgy se ha fijado como objetivo mantener un rating BBB durante todo el período con un volumen de deuda de 3.200 millones de euros y un flujo de caja de 16.700 millones.

Normas
Entra en El País para participar