Reforma laboral

Garamendi: "No solo me interesa escuchar a Trabajo, también a Bruselas o a otros Ministerios"

El lider patronal dice que a los fondos de inversión internacionales les preocupa más el resultado de la reforma del mercado de trabajo que las ayudas europeas

El presidente de CEOE, Antonio Garamendi.
El presidente de CEOE, Antonio Garamendi.

Todo el mundo quería oír hoy lo que tiene que decir el presidente de la patronal CEOE, Antonio Garamendi, ante el cisma surgido en el Gobierno por la negociación de la reforma laboral. Era el único miembro del diálogo social que no se había pronunciado aún sobre la polémica y, por ha sido recibido hoy por una nube de periodistas a la entrada de un desayuno de Europa Press informativo en Madrid. "Nosotros estamos sentados a la mesa y el Gobierno el uno, no dos o tres", ha sentenciado el líder empresarial.

Dicho esto, sin referirse expresamente a las razones por las que ha surgido la pugna entre las dos vicepresidentas del Gobierno, la primera y ministra de Economía, Nadia Calviño, y la segunda, Yolanda Díaz, Garamendi si ha dejado claro algo: "no solo me interesa lo que pueda decir Trabajo, también quiero escuchar a la Comisión Europea, al Fondo Montetario Internacional, a la OCDE, al Banco de España y, por su puesto al Ministerio de Economía o al de Educación". En esta línea ha asegurado que "a los fondos (de inversión) internacionales les preocupa más la reforma laboral que los fondos europeos de reconstrucción".

De hecho, ha explicado que aunque las negociaciones de la mesa las dirijan desde Trabajo, lo relacionado con los nuevos expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) ya se están discutiendo con los ministerios de la Seguridad Social, de Educación, de Economía y de Hacienda.

Visiblemente inquieto ante la situación, Garamendi ha zanjado su opinión respecto a la polémica de estas negociaciones señalando: "No voy a entrar en el juego político porque no me dedico a eso". Si bien, ha querido recalcar que los empresarios no tienen derecho a veto, como se ha dicho en alguna ocasión, "pero sí tenemos derecho a opinar, y diremos lo que nos parece lo que quiera hacer el Gobierno".

Y ha pedido discreción en las negociaciones para modernizar el mercado laboral si se quiere que estas salgan adelante. "No podemos llevar al debate público cada vez que se cambia una coma en la negociación".

En cuanto al contenido de la reforma laboral, el dirigente patronal ha explicado en qué no están de acuerdo los empresarios con la propuesta de Trabajo. Concretamente ha citado la limitación al 15% de la contratación temporal, aunque sí se ha mostrado dispuesto a atajar el abuso de la temporalidad por otra vía. Y, en segundo lugar ha rechazado la posibilidad de que los convenios sectoriales tengan prioridad aplicativa sobre los de empresa.

Normas
Entra en El País para participar