Renovables

Windar amplía capital y activa los trámites para salir a Bolsa por 1.000 millones

El fabricante de torres eólicas ha disparado su capital social a 15 millones y se transforma en sociedad anónima

Una torre eólica de Windar Renovables en el mar.
Una torre eólica de Windar Renovables en el mar.

La OPV de Acciona Energía reactivó el furor de las energías renovables, y en Windar han estado trabajando este agosto para tener listo su posible debut en Bolsa en la recta final del año. El fabricante de torres eólicas, controlado por Grupo Daniel Alonso y por Siemens Gamesa, se acaba de transformar en sociedad anónima, al tiempo que ha ampliado capital por 15 millones de euros. La sociedad individual, que no incluye la mayor parte de los negocios en el exterior, disparó su ebitda el año pasado un 36%, hasta 9,2 millones, y además cuenta con caja neta. Su tasación preliminar es de 1.000 millones de euros. Bank of America, Morgan Stanley, y Rothschild serán los pilotos de su eventual estreno, según fuentes financieras.

Windar Renovables no es una empresa dedicada a construir proyectos de energía y a producir electricidad, como Acciona Energía, Ecoener, Opdernergy, Capital Energy y Eolia, también en el tapete de posibles estrenos en el mercado u operaciones corporativas antes de finales de año. La empresa, controlada por la familia Alonso Villarón –a través de Grupo Daniel Alonso era dueña del 68% de las acciones– y Siemens Gamesa (con el 32% restante) fabrica torres eólicas, tanto en tierra (onshore) como en el mar (offshore). Su segundo accionista es además su principal cliente, pues suponía el 51% de las ventas a cierre de 2020.

La compañía, creada en 2007 y con sede en Avilés, acaba de enviar además sus cuentas individuales del año pasado al registro mercantil, y en ellas revela que su facturación creció un 2,8%, hasta alcanzar los 180,1 millones de euros, y que su ebitda se disparó un 36%, hasta los 9,2 millones. La singularidad de Windar es que no debe nada a la banca en términos netos, tenía una línea de credito sin disponer a cierre del ejercicio por 30 millones que vence en 2023.

A cierre del año pasado contaba con una caja neta de 20,6 millones de euros, de manera que, sin costes financieros ni amortizaciones destacables, la última línea de sus cuentas revela un beneficio neto de 9,19 millones. Es más, se anotó un resultado financiero positivo de 2,2 millones, gracias a la reversión de una provisión de 1,2 millones de euros por la valoración en una filial.

Estas cifras son representativas de los negocios en España, pero no incluyen una parte importante de la actividad internacional que la empresa desarrolla en India, Brasil, México y Rusia. Grupo Daniel Alonso es la sociedad en la que consolida Windar Renovables SA.

La compañía sopesa desde hace meses su estreno en Bolsa, pero fue el pasado 5 de agosto cuando registró en el boletín del Registro Mercantil su metamorfosis de sociedad limitada en anónima, un requisito indispensable para cotizar en el mercado de renta variable.

Revisando opciones

Fuentes de la compañía señalan que se están revisando todas las opciones estratégicas que le permitan reforzar su posición de liderazgo en la fabricación de torres eólicas. Aunque matizan que ni los accionistas ni la compañía han tomado todavía una decisión sobre una potencial operación. También está abierta la puerta a posibles colocaciones de deuda, apuntan.

Al mismo tiempo, y aunque a cierre del pasado ejercicio la sociedad individual contaba con unos fondos propios de 84,9 millones de euros, su capital social ascendía a tan solo 9.394 euros. Así, los accionistas de Windar han aprovechado la transformación para realizar una ampliación de capital de 15 millones de euros con cargo a reservas. El patrimonio neto permanece, por lo tanto, sin cambios –se mueven cuantías de epígrafe, pero su cantidad no aumenta–, pero el mayor importe de capital permitirá a la firma un mejor acceso a los mercados de capitales organizados, señalan fuentes de la empresa.

La compañía, que no reparte dividendos, asegura en su informe de gestión de 2020 que el Covid-19 no le ha supuesto “impactos significativos en las actividades y ha seguido operando”. Windar destaca también que no ha realizado expedientes de regulación de empleo y además ha reforzado su liquidez con pólizas de crédito blindadas por el ICO por 14,2 millones de euros. Su liquidez a cierre del ejercicio ascendía a 43,1 millones de euros y su pasivo, a 22,5 millones.

Dos nuevos consejeros de Siemens Gamesa

  • Windar Renovables SA. La compañía cuenta con 22 filiales, según el registro mercantil, y ha renovado su consejo de administración hace unos meses. El pasado marzo se incorporaron al consejo varias caras nuevas. Entre ellas, el directivo de la empresa Carlos Concheso Paniagua, que ejerce de director financiero de la compañía desde 2011. También Carlos Albi Nuevo, director general de Desarrollo Corporativo y Estrategia de Siemens Gamesa, y Beatriz Puente Ferreras, directora financiera de esta última empresa. Windar Renovables tiene de presidente a Orlando Alonso Villarón, al mismo tiempo consejero delegado de Grupo Daniel Alonso. Jesús Alonso Villarón, consejero de Windar Renovables, es, por su parte, el presidente de Grupo Daniel Alonso.
  • El segundo accionista. Siemens Gamesa forma parte del Ibex y mantiene fuertes alianzas con Iberdrola, que es uno de sus principales clientes de aerogeneradores para sus parques eólicos. La eléctrica que preside Ignacio Sánchez Galán ha sido un accionista histórico de Gamesa primero y después de Siemens Gamesa, hasta que la utility española abandonó el capital de la compañía en febrero del año pasado.
Normas
Entra en El País para participar