Renovables

La banca de inversión busca relanzar ya las OPV de Capital Energy, OPDE y Factorenergia

Los asesores apremian a las firmas para que salgan a Bolsa tras el verano; el éxito de Acciona Energía reactiva la avidez por la energía verde

Emilio Rousaud, CEO de Factorenergia; Luis Cid, CEO de Opdenergy, y Juan José Sánchez, CEO de Capital Energy.
Emilio Rousaud, CEO de Factorenergia; Luis Cid, CEO de Opdenergy, y Juan José Sánchez, CEO de Capital Energy.

La avalancha de salidas a Bolsa de empresas de energía renovable vaticinada para el primer semestre del año nunca llegó a producirse. Sí se estrenaron Ecoener y Acciona Energía, pero quedaron por el camino Capital Energy, Opdenergy, que incluso recibió luz verde a su folleto por la CNMV, y la comercializadora Factorenergia. La banca de inversión avisa de que la recta final del año será propicia para la llegada de papel verde al mercado tras al éxito de la filial de Acciona, que se dispara un 12% desde su estreno. Quieren ampliar capital para crecer.

Goldman Sachs y UBS trabajaban para Capital Energy como asesores en su salida a Bolsa, aplazada a comienzos del pasado abril; Banco Santander y Citi, para Opdenergy, que paralizó la operación el 5 de mayo, y el banco que preside Ana Botín pilota el estreno de Factorenergia. En las dos primeras operaciones, los problemas de valoración fueron claves; en la tercera, fue un problema de tiempos. Estuvo a punto de lanzarse en julio, pero finalmente la compañía decidió esperar al menos hasta septiembre. En verano la ventana de salidas a Bolsa está habitualmente cerrada.

ECOENER 6,08 0,33%

Acciona Energía ha sido el balón de oxígeno del sector, y al que los asesores se aferran para apremiar a las empresas mencionadas para que vuelvan a intentarlo. La cuestión está en el precio. La filial de Acciona sube un 12% desde el precio de referencia que fijó en 26,73 euros por acción, para una valoración total de 8.800 millones, por debajo de las tasaciones más ambiciosas de los departamentos de análisis de los coordinadores de la operación, que llegaban a los 12.000 millones. Acciona también se contuvo de inflar el porcentaje de colocación hasta el máximo del 25%. Colocó el 17,25%, pero podrá vender lo que le plazca una vez vencido el periodo en el que se ha comprometido a no vender (lock up, en la jerga), que concluye en enero.

Expectativas

El objetivo es que, antes de que llegue más papel de la filial de Acciona, las actuales empresas se den prisa en salir al mercado, aunque sea con rebajas respecto a sus expectativas. Los asesores se juegan mucho dinero. Solo con Acciona Energía, los colocadores se han llevado unos 60 millones de euros, según los datos del folleto. Los grandes ganadores fueron cuatro gigantes de Wall Street, los jefes de la OPV –Goldman Sachs, JP Morgan, Morgan Stanley y Citi–, y, en este caso, no se hizo ampliación, la matriz vendió una parte tras capitalizar 1.860 millones de deuda de la filial.

Capital Energy aspiraba a valorarse en unos 2.500 millones de euros. El problema estuvo en que su gran baza era su cartera futura en la Península Ibérica de unos 35 gigavatios, activos poco valorados por los inversores. Los bancos insisten en que puede optar al mercado a partir de septiembre para financiar sus planes de crecimiento, aunque a costa de rebajar sus expectativas de valoración, según las fuentes consultadas. De momento, cuenta con financiación para su plan de negocio durante el próximo año y medio.

Los coordinadores consideran que el mercado está preparado para recibir más papel

Opdenergy llevó a cabo un road show, en el que pedía a los inversores 400 millones de euros en una ampliación de capital que daba un valor máximo a la compañía de 1.400 millones. No pudo ser. El estreno, con un desplome del 15% de Ecoener –operación coordinada por Société Générale y con la participación de Banco Sabadell, CaixaBank, Crédit Agricole, HSBC y Banco Cooperativo– el 4 de mayo, cuando su competidor trataba de obtener el favor de los inversores, fue decisivo para frenar en seco la operación.

Piden que las valoraciones se ajusten a la baja para que los debuts tengan éxito

El pasado 9 de agosto, la empresa que pilota como consejero delegado Luis Cid, anunció una acuerdo para vender a Bruc una cartera de unos 1.000 megavatios solares a Bruc. Con los ingresos que obtendrá con esta operación, la firma ha reducido sus necesidades, pero la ampliación de capital sigue encima del tapete si se dan las circunstancias.

Factorenergia, una comercializadora de electricidad que cuenta con unos 100.000 clientes, también aspira a debutar antes de que termine el año, después de que no arriesgara a estrenarse en julio. Sus asesores son Banco Santander, Solventis y Berenberg.

Windar también calienta motores para la recta final de 2021

  • Otro perfil. Windar Renovables no es una promotora de instalaciones de energía renovable, como Capital Energy u Opdenergy, su negocio es la fabricación de torres para aerogeneradores. Grupo Daniel Alonso y Siemens Gamesa, sus propietarios, con un 68% y un 32%, respectivamente, ya han contratado a los bancos que la llevarán a la Bolsa con una valoración preliminar de unos 1.000 millones de euros. Son Bank of America y Morgan Stanley, y Rothschild como asesor de la empresa. Su facturación en 2019, las últimas cuentas depositadas en el registro mercantil, de 175 millones de euros, mientras que su resultado de explotación fue de 9,3 millones y su beneficio neto, de 6,7 millones, un 49% superior al de 2018. Una de sus grandes diferencias frente a las compañías que promueven la generación de energía es que a finales de 2019 contaba con una caja neta de 18,9 millones. Cierto que uno de sus riesgos es la dependencia de un único cliente, Siemens Gamesa, a su vez accionista, que representó en el mencionado ejercicio el 60,5% de las ventas. La compañía, que no abonó dividendos en ese año, está presente en India, Brasil, México y Rusia, además de en España.
Normas
Entra en El País para participar