Situación actual de las pymes en España

Las pymes, grandes afectadas por la pandemia, se han visto obligadas a adaptarse a las nuevas necesidades y las dificultades han aumentado al no recibir las ayudas del Gobierno

situación actual pymes

Las pymes españolas son el principal motor de la economía del país, ya que constituyen su tejido empresarial. Engloban más del 95% de las empresas y generan más del 90% de empleo. Debido a su alto porcentaje, han sido las más afectadas por los efectos producidos por la pandemia del COVID-19.

Antes de la pandemia, las pymes predominaban en España, ya que abarcaban el 97% de las empresas españolas, con un total de 3.417.000 compañías. Sin embargo, como era de esperar, la pandemia redujo la cifra. Teniendo en cuenta los últimos datos ofrecidos por la Dirección General de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa, correspondientes al mes de julio, el número de pymes en España es de 2.927.231. De esta cantidad, 1.125.454 son microempresas, es decir, tienen entre 1-9 asalariados; 156.903 pequeñas empresas, entre 10-49 asalariados y, 25.316 medianas, con entre 50-249 asalariados.

Categorizando las pymes por sectores, predomina el sector servicios, que abarca 2.147.203 empresas, la construcción 331.007, el sector agrario 274.210 y, por último, la industria con 174.811 empresas.

Queda así reflejado que la pandemia ha sido un duro golpe para las pymes, que han tenido que hacer frente a un sinfín de retos para lograr sobrevivir.

Perspectivas de futuro

La pandemia ha obligado a las pymes a modificar su negocio. El principal reto al que han tenido que hacer frente ha sido la innovación y la transformación digital. De ello son conscientes las pymes, como se refleja en el Primer Barómetro sobre Innovación (2021), de la consultora Leyton, el 86% de las pymes considera que la innovación es la mejor opción para salir de la crisis provocada por el coronavirus. Aumentando la diferenciación frente a la competencia. El 63% ve la salida en el comercio electrónico y el 49% de las pymes cree que lo mejor es aumentar la inversión en marketing unido a la innovación. Por su parte, el 76% se centra en cambios a través de nuevas estrategias.

Muchos han sido los estudios e informes realizados en torno a la digitalización, ya que ha sido la única salida para un alto porcentaje de pymes, siendo la prioridad de inversión para muchas. Por ejemplo, del estudio “Digitalización de las pymes en el contexto de la pandemia COVID-19” se desprende que la mayor parte de las pequeñas y medianas empresas han comenzado o mejorado la transformación digital en lo que llevamos de año. Afirmando que sin esta adaptación habrían cerrado o despedido a la mayor parte de su plantilla.

En términos generales, las pymes se muestran optimistas cuando piensan en el futuro. Prevén que la recuperación comenzará entre el primer semestre del próximo año 2022 y finales de este 2021 según la consultoría estratégica Tactio. Perspectivas que coinciden con el informe “Pulso de la mediana empresa española” de la consultora Grant Thornton, en el cual se indica que “las empresas medianas españolas han regresado a unas perspectivas de crecimiento económico y de beneficios e ingresos, similares a la etapa pre-Covid, incluso, por encima de la media europea y mundial”.

Esta afirmación también está reflejada en diversos informes sobre digitalización y adaptación a las nuevas formas de negocio, en el que más del 35% de las pymes afirma que mejorarán en los próximos meses.

Ayudas a las pymes

Las ayudas a las pymes a causa de la pandemia del covid ha sido un tema controvertido y así lo refleja la opinión de empresas y autónomos. Según los datos extraídos por la plataforma Fiveer, previos a la solicitud de dichas ayudas, alrededor del 60% de las pymes considera que hay transparencia por parte del gobierno y de las comunidades. La mayoría de ellas son conocedoras de todas las ayudas y subvenciones que ofrece el gobierno.

Sin embargo, la realidad es otra. A pesar de que la mayoría de los negocios se han visto en la necesidad de solicitar las ayudas, a la hora de la verdad no han podido hacerlo. Según la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), más de un 90% de los autónomos y pequeñas empresas españolas que tenían opción de solicitar estas ayudas por las pérdidas que han soportado, finalmente, quedarán excluidas.

Se ha producido un mal planteamiento, que sumado a la burocracia y a los estrictos requisitos hacen que muchas empresas no reciban la ayuda económica que necesitan. Quienes sí pueden beneficiarse de las ayudas tienen que hacer frente a un proceso lento, que puede tardar meses. De hecho, según declaraciones de Cepyme y ATA, “se necesita un rescate real del tejido productivo de España”, ya que una de cada tres empresas no tiene opción de solicitar las ayudas por no cumplir los requisitos. Lo que supone que hasta el momento solo alrededor de un 10% de las pymes que podían solicitarla ha logrado que le sea concedida.

Normas
Entra en El País para participar