Papelmatic, el Covid lleva la higiene a la mesa del consejo de administración

La empresa familiar catalana, experta en productos y servicios de limpieza industrial, creció un 12% en 2020

En los años sesenta trajo a España los primeros dispensadores de papel para el secado de manos

Papelmatic
Sala blanca donde se fabrican las mascarillas de Papelmatic.

Mantener los espacios comunes limpios y libres de cualquier riesgo de contagio ha sido fundamental para hacer frente a la pandemia, pero también un reto para muchas empresas que han tenido no solo que conservar los entornos de trabajo limpios, sino también desinfectados.

“Con el Covid, la higiene ha pasado a ser protagonista. Somos más conscientes de la importancia que tiene lavarnos las manos o higienizar las superficies con más frecuencia”, apunta Imma Fornt, CEO de Papelmatic, firma familiar experta en productos y servicios de limpieza industrial, que en 2020 obtuvo un crecimiento del 12% y facturó 8,3 millones de euros.

Como representante de una estirpe de empresarios que hunde sus raíces en el siglo XIX, Fornt siente un gran orgullo y mucha responsabilidad. En 1882, su bisabuelo empezó a trabajar en una trapería en Barcelona. Más tarde, fundó una empresa que, con gran éxito, llegó a comerciar con Francia, Inglaterra o Estados Unidos.

Dos generaciones después, cuando el negocio de los trapos empezó a decaer, el padre de Imma Fornt decidió cerrar la empresa tras un viaje a Brasil donde descubrió los dispensadores automáticos de papel para secarse las manos. Con esta idea erigió, en el barrio barcelonés de Sants, Papelmatic, la primera empresa en traer al mercado español este dispositivo de higiene. Ante la dificultad de importar productos en aquella época, decidió fabricar en España estos toalleros automáticos que sustituían a las toallas de los baños en oficinas, hoteles y restaurantes.

Imma Fornt
Imma Fornt, CEO de Papelmatic.

La hostelería fue el primer sector que disfrutó de aquel artefacto, anticipado en el tiempo, que dispensaba papel automáticamente (Papelmatic), pero el gran salto se produjo cuando un ejecutivo de la fábrica de automóviles Seat, cliente asiduo de un bar donde lo tenían, propuso su implantación en las instalaciones de la marca automovilística en Martorell.

“Con Papelmatic mi padre inició en 1965 el negocio de la higiene, un sector donde hay muchas empresas procedentes de la actividad de los trapos y que han evolucionado hacia productos de la celulosa de un solo uso”, comenta Fornt. A partir de aquí, la compañía pasó de vender solo el producto a ofrecer también un servicio.

En los años setenta, Papelmatic lidera el mercado con productos novedosos como la jabonera Wintel, un complemento ideal para mantener la higiene en cualquier espacio laboral. Paralelamente, amplía el negocio: Madrid, Galicia, Andalucía, Valencia y Extremadura son los primeros mercados fuera de Cataluña a los que llega durante esos años.

En la década de los ochenta, la higiene empieza a adquirir una mayor importancia en el ámbito profesional, especialmente en sectores como el sanitario. Papelmatic aprovecha para lanzar Clinic, un producto de papel para las camillas de los hospitales, convirtiéndose en pionero en España en la comercialización de este artículo.

Las cifras

Mascarillas Papelmatic
Mascarillas de Papelmatic.

8,3 millones de euros es la facturación que obtuvo la compañía en 2020.

1.000 productos componen
el ‘portfolio’ de Papelmatic.

1.500 clientes atiende
la empresa, sobre todo en la industria y en los hospitales.

El incremento de la producción y la actividad logística dificultaban la actividad de la compañía en la antigua sede y, en 1989, se trasladó a su actual ubicación en Cornellà de Llobregat (Barcelona), en unas instalaciones de 3.500 m2 junto a un importante nudo viario.

Los Juegos Olímpicos de 1992 dieron un gran empuje al negocio, ya que fue una de las empresas seleccionadas como proveedor oficial. Esto revirtió no solo en el mercado interior y en un mayor conocimiento de la marca, sino también en encargos de clientes de países como Rumanía, Bulgaria, Marruecos, Argentina o Emiratos Árabes Unidos.

Hacia finales de la década, la empresa detecta cuáles van a ser las demandas futuras del sector de la higiene y la salud laboral: servicios, productos y consultoría, y nace Efebé, especializada en el diseño, adecuación, equipamiento y mantenimiento de espacios laborales.

Con el nuevo siglo, Papelmatic vuelve a revolucionar el mercado con la introducción de los tejidos no tejidos (TNT). Se trata de paños fabricados mediante la combinación de fibras naturales y sintéticas, libres de adhesivos y resinas, y entrelazados mediante procesos mecánicos, químicos o térmicos. Estos son idóneos para las limpiezas técnicas en sectores industriales, químicos o farmacéuticos.

Celulosa Papelmatic
Máquina de celulosa.

Contemplando la posibilidad de un mayor crecimiento, en 2008 se crea Grupo Papelmatic, adonde se incorpora Higienic Global Services (HGS), una consultoría especializada en el análisis y asesoramiento para la creación de entornos laborales saludables, además de Disnordic, una firma del mismo sector, adquirida por Papelmatic, que tiene una gran presencia en las ventas por internet, lo que le permite aumentar el negocio online.

El año pasado ha sido duro para la compañía, a pesar del crecimiento de dos dígitos que ha experimentado: “Durante la pandemia hemos sido protagonistas directos. Para nosotros, 2020 ha sido un año complicado porque todos los clientes querían lo mismo en el mismo momento: geles hidroalcohólicos, guantes, mascarillas, productos de desinfección para superficies, protocolos… Ha sido difícil por la responsabilidad que depositaban en nosotros y por la dificultad de abastecerles del material que demandaban. También ha sido complejo porque ha habido mucha especulación. Pero la verdad es que nosotros, y muchas otras empresas del sector, hemos hecho un gran esfuerzo para dar respuesta a las necesidades que han ido surgiendo. Por ejemplo, nosotros hemos invertido en una máquina para fabricar mascarillas porque era imposible cubrir la demanda importándolas de China, ya que había grandes especuladores y mucho desorden”, explica la CEO de la pyme catalana.

El 75% de sus productos son ecológicos. La firma tiene 50 empleados

Hoy, Papelmatic dispone de un catálogo con más de mil productos, el 75% ecológicos, cuenta con una plantilla de 50 personas y atiende a más de 1.500 clientes, principalmente en la industria, en el sector agroalimentario, en espacios deportivos y en el ámbito hospitalario. Imma Fornt no entiende la evolución del negocio sin tecnología: “La higiene es un sector que está un poco atrasado en este sentido, es muy analógico, pero creemos que es el momento de que entre la tecnología”.

La higiene en las empresas, continúa, “ha pasado de ser responsabilidad del jefe de mantenimiento a estar presente en el consejo de administración porque preocupa que los espacios sean seguros, estén desinfectados y que se sigan los protocolos. Por eso, hemos de aprovechar que la higiene está en la mesa de los consejos de administración para dotarla de las herramientas necesarias para que, de una forma óptima y eficiente, podamos asegurar que se cumplen los protocolos y damos una seguridad a los trabajadores, que es el principal activo de cualquier organización”.

Papelmatic es una empresa responsable. “Queremos fabricar las mascarillas más sostenibles del mercado: el packaging y el etiquetado son de cartón Ecolabel (Etiqueta Ecológica Europea), medimos el CO2 que generamos, nuestro impacto en el medio ambiente... Planeta solo hay uno y tenemos que cuidarlo”, resalta Fornt.

Tecnología punta para gestionar mejor la higiene profesional

HygieneIN
Aplicación móvil HygieneIN.

HygieneIN. El gran esfuerzo realizado por los profesionales de la limpieza durante esta crisis, actuando en primera línea, no ha tenido en general un soporte tecnológico para facilitar su trabajo y garantizar mejor la seguridad de los usuarios en los entornos laborales donde se mueven. HygieneIN es la respuesta de Papelmatic a la necesidad de contar con una higiene corporativa más eficiente a través de la digitalización.

Sistema inteligente. HygieneIN ayuda a controlar consumos, reducir tiempo y recursos derivados de las tareas de limpieza, además de facilitar la labor de los profesionales. La solución permite a los operarios de la limpieza conocer qué espacios y qué elementos necesitan atención inmediata, y así poder focalizar atención y recursos.

Versátil. Es aplicable tanto a pequeños como a grandes espacios. Para Imma Fornt, “HygieneIN es un nuevo recurso para optimizar la higiene y limpieza corporativa, una oportunidad para cambiar la visión de escaso valor añadido que, a menudo, tenemos de esta y así avanzar hacia la indispensable digitalización y mayor profesionalización del sector. Es el momento de dar el salto tecnológico que necesita”.

Normas
Entra en El País para participar