Paradores perdió 64 millones en 2020 y no tendrá ebitda positivo al menos hasta 2022

Los 98 hoteles de la cadena estuvieron cerrados 100 días el pasado ejercicio. Augura una caída del 40% en las ventas para 2021 respecto a 2019

Pedro Saura, presidente y consejero delegado de Paradores
Pedro Saura, presidente y consejero delegado de Paradores

2020 fue un año catastrófico para la industria hotelera, lastrada por la falta de movilidad, la ausencia de tráfico aéreo y el temor a juntarse con otras personas, Buena prueba de ello fueron los resultados de las dos grandes hoteleras cotizadas (Meliá y NH) al cierre de ese ejercicio. Meliá, la primera hotelera española, perdió 426 millones en 2020 y redujo sus pérdidas en el primer semestre de 2021 a 151 millones. En junio de 2021 cerró la venta de ocho hoteles que tenía en propiedad a un vehículo de inversión por 204 millones. En esa línea, NH registró unas perdidas de 371 millones, fue la primera gran cadena hotelera que aplicó un ERE y los números rojos en la primera mitad del año han bajado un 33% y en la última junta de accionistas, Ramón Aragonés, consejero delegado de la hotelera, confirmó que la firma preveía volver a generar caja y obtener beneficio a partir de julio.

De ese contexto tan negativo no ha podido sustraerse Paradores, que registró en 2020 unas pérdidas históricas de 64 millones de euros y que augura que no volverá a tener ebitda positivo al menos hasta 2022. Nada ver con los resultados de 2019, en los que cerró con un resultado positivo superior a los 10 millones de euros y unos ingresos que superaron los 260 millones. Doce meses después, la facturación se redujo a la mitad hasta los 131 millones. Las perspectivas para este año no son mejores, ya que la primera estimación hablaba de una caída de ventas del 40% respecto a los niveles de 2019.

Ampliación de capital

En las cuentas de ese ejercicio depositadas en el Registro Mercantil, la sociedad, cuyo presidente Óscar López ha dejado recientemente su puesto a Pedro Saura, antiguo secretario de Estado de Infraestructuras, hace un profundo repaso del calvario que ha pasado para superar el pasado año. La debacle arrancó el 15 de marzo con el cierre de los 98 establecimientos (97 en propiedad y gestión y 1 en franquicia) durante 100 días, ya que volvieron a abrir el 25 de junio. En el informe de gestión, la compañía destaca que, frente a la tendencia del resto de cadenas hoteleras, “la compañía asumió el coste de los empleados sin tener que acudir a los ERTE”, aunque acto seguido reconoce que percibió de su accionista (la Administración General del Estado) una ampliación de capital por importe de 30 millones de euros el pasado 27 de octubre de 2020.

9 millones en provisiones

Otro capítulo relevante en las cuentas de Paradores es el montante de las previsiones para 2020, que llegó a 9 millones de euros frente a los 12,7 millones de 2019. Ese primer importe se destinó para sufragar el plan de rejuvenecimiento 2018-2020, que pretende reducir la edad media de la plantilla mediante jubilaciones parciales al 75% o con jubilaciones anticipadas.

Otro capítulo que se ha llevado un buen bocado de las cuentas de Paradores ha sido la lista innumerable de provisiones por litigios judiciales, con un importe de 2,7 millones de euros para el pasado ejercicio frente a los 0,9 millones consignados en 2019.

949 trabajadores menos en tan solo doce meses

El plan de rejuvenecimiento puesto en marcha por Paradores en 2018 sigue dando sus frutos. En el último año auditado, la plantilla bajó de 4.865 a 3.916 trabajadores, lo que supuso un adelgazamiento de 949 trabajadores. El grueso del ajuste se produjo entre los trabajadores temporales, ya que 921 empleados de los que se prescindió tenían una relación contractual temporal con la empresa.

Las retribuciones se vieron incrementadas de media un 4,70% anual, como parte del plan firmado con Hacienda a finales de 2018 para recuperar parte del poder adquisitivo perdido durante la crisis económica previa al coronavirus.

La brecha de genero entre los salarios de hombres y mujeres se redujo, pasando de una diferencia media de 3.754 euros en 2019 a otra de 3.362 euros solo doce meses después.

Normas
Entra en El País para participar