El paro baja en 197.841 personas en julio, su mayor caída mensual de la historia

El número de afiliados a la Seguridad Social ha aumentado en más de 133.000 personas, hasta los 19.400.964 cotizantes en términos desestacionalizados

Ya han salido del ERTE el 90% de los trabajadores que llegaron a estar en suspensión temporal de empleo durante la peor parte de la crisis

Bajada paro julio 2021
La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz. Europa Press

La tasa de paro ha experimentado en el pasado mes de julio la mayor caída de la historia con 197.841 personas menos, lo que supone un descenso del 5,47% respecto a junio, según los datos publicados este martes por el Ministerio de Trabajo y Economía Social. "Nunca ningún registro ha producido datos tan espectaculares. Esto hace que al haber encadenado tres bajadas consecutivas, las personas inscritas como paradas hayan disminuido en medio millón de personas en los últimos tres meses", ha asegurado el secretario de Estado de Empleo y Economía Social, Joaquín Pérez Rey.

De esta forma, la cantidad de personas que engrosan las filas del paro se reduce hasta los 3.416.498, unos 170.000 parados por encima de los que había en febrero de 2020, justo antes del comienzo de la crisis.

En cuanto al número de afiliados a la Seguridad Social, estos se han incrementado en términos desestacionalizados en 133.049 personas, hasta los 19.400.964 cotizantes. "Ha sido un mes inequívocamente bueno, con un aumento cuatro o cinco veces superior al de un mes estándar", ha indicado el secretario de Estado de Seguridad Social y Pensiones, Israel Arroyo. Así, la economía española se queda a tan solo 78.850 cotizantes a la Seguridad Social de los que tenía antes del inicio de la pandemia.

Sin el efecto calendario, se han producido aumentos de la contratación en casi todas las ramas de actividad, excepto en la agricultura, la única que cae, con una pérdida de afiliados de 4.264 trabajadores. En contraposición, el sector que más crece es el de servicios, con un aumento de más de 130.000 cotizantes.

Por otra parte, el número de afiliados medios a la Seguridad Social marcó un nuevo máximo histórico al situarse en 19.591.728 personas, sin tener en cuenta el ajuste estacional. El régimen general registró un aumento de 87.124 trabajadores (un 0,54% más, alcanzando así los 16.201.226 afiliados).

Por territorios, más de la mitad de las autonomías sumaron cotizantes, siendo los incrementos más destacados los de las Islas Baleares (con un 4,4% más), Cantabria (crece un 2,74%), Castilla y León (1,43%), Galicia (1,42%) y Asturias (1,29%). Al otro lado, descendieron en seis comunidades y en las dos ciudades autónomas. Los mayores disminuciones correspondieron a Ceuta (con una caída del 2,7%), Melilla (2,02% menos) y Canarias (baja un 0,78%).

Se han recuperado el 90% de las personas que llegaron a estar en ERTE

El número de trabajadores afectados por Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) ha caído en 116.334 personas, hasta los 331.486, la cifra más baja desde el comienzo de la pandemia. "En cuanto a los ERTE lo significativo no es el descenso porcentual, sino el número, que me atrevería a decir que es residual y sigue bajando de manera continua. Esto aleja el temor que podíamos tener en un principio de estar alentando la creación de empresas zombies y manteniendo compañías no viables. Las empresas en cuanto han podido salir del erte lo han hecho", ha señalado Arroyo.

"La crisis financiera y la actual responden a situaciones diferentes, pero tuvieron desarrollos diferentes porque también tuvieron respuestas muy diferentes. Podría haber sido mucho peor (...) Los ERTE han sido un factor fundamental en la contención de la crisis", ha continuado Arroyo quien ha remarcado que en la anterior crisis, el país necesitó 130 meses para recuperar los niveles de empleo y en esta se ha logrado en poco más de un año.

Las cifras del paro registrado

En términos desestacionalizados, el paro registrado baja en 191.756 personas respecto a junio y en 356.536 personas respecto a julio del año anterior (un 9,45% menos). En cinco meses, el paro ha disminuido en 592.291 personas.

La bajada es generalizada en todos los sectores económicos, siendo los servicios la actividad donde más cae (un 5,29%) en 133.658 personas. En cuanto al colectivo Sin Empleo Anterior desciende en 31.991 personas (un 9,46% menos); en Industria baja en 13.158 personas (4,6%); en Construcción registró una bajada de 10.154 personas (un 3,62%) y en Agricultura se reduce en 8.880 personas (un descenso del 4,82%). "La industria ya tiene mayores cifras de empleo que antes de la pandemia", ha destacado Pérez.

En términos absolutos, el paro registrado en el mes de julio desciende más entre las mujeres, con 104.891 desempleadas menos (supone una caída del 4,94%) respecto al mes anterior. El desempleo masculino se sitúa en 1.398.779 al bajar en 92.950 hombres (un 6,23% menos). Por su parte, también desciende en el colectivo de los menores de 25 años, en 36.926 personas, lo que representa una disminución del 12,34%. "El empleo femenino se está recuperando a muy buen ritmo. También el de los jóvenes, que al igual que las mujeres, se habían visto especialmente afectados por la pandemia", ha añadido Pérez.

Por comunidades autónomas, el paro registrado baja en todas ellas. En términos absolutos, las mayores caídas corresponden a Andalucía (con 69.159 personas menos), Cataluña (baja en 37.548 personas) y Canarias (cae en 20.374). Así, actualmente seis comunidades autónomas (Galicia, Extremadura, Asturias, Castilla-La Mancha, Baleares, Cantabria) y Melilla presentan ya niveles de paro inferiores a los prepandémicos.

La temporalidad es la norma

En cuanto al tipo de contratación, la gran mayoría ha sido temporal. De los más de 1,83 millones de contratos firmados en el séptimo mes del año, solo 165.500 han sido indefinidos. "Este es un elemento que ya nos permitía ver la EPA. Buena parte de esta reducción del desempleo se basa en contratos temporales, lo que nos reafirma en la convicción de abordar una reforma ambiciosa de la contratación temporal que permita que la recuperación del empleo transite por las vías de la estabilidad", ha comentado Pérez. "Es necesario abundar en la estabilidad en el empleo. La mesa de diálogo social tiene precisamente este objetivo, en el cual coinciden todos los agentes sociales", ha añadido el secretario de Estado de Empleo y Economía Social.

Los contratos indefinidos del mes de julio se dividen, en cuanto a la duración de su jornada, en 101.178 a tiempo completo, lo que supone un incremento interanual del 21,77%, y en 64.322 a tiempo parcial (un 10,87% más que en el mismo mes de 2020). En términos acumulados, los contratos indefinidos a tiempo completo alcanzan entre enero y julio de 2021, un total de 699.481 un 28,17% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior.

El resto de contratos, hasta completar el total de 1.838.250, son 13.880 de carácter formativo y 1.658.870 otro tipo de contratos temporales. Dentro de este último grupo destacan los Eventuales por Circunstancia de la Producción (de jornada a tiempo completo) con el 28,96%; seguidos por los de Obra o Servicio Determinado (de jornada a tiempo completo) con el 23,33%.

Prestaciones 

Por último, las personas beneficiarias existentes a final del mes de junio fueron 1.957.244, lo que supone un descenso respecto al mismo mes del año anterior de más de la mitad, del 50,8%. Los gastos totales de junio de 2021 ascendieron a 2.064,9 millones de euros, un 50,7% menos que en junio de 2020.

El gasto medio mensual por persona beneficiaria, sin incluir el subsidio agrario de Andalucía y Extremadura, fue de 1.082,1 euros, lo que representa un aumento sobre el mismo mes del año anterior de 16 euros (1,5%). El gasto total en prestaciones ERTE en el mes de junio ascendió a 427 millones de euros.

Normas
Entra en El País para participar