ADParticles, filtros solares que cuidan la piel y el medio ambiente

La compañía desarrolla protectores de piel naturales que desde hace cuatro años llegan a varios países del mundo

Filtros solares para cremas con color (las denominadas BB Cream) para diferentes tonalidades.
Filtros solares para cremas con color (las denominadas BB Cream) para diferentes tonalidades.

Advanced Dispersed Particles (ADParticles) se fundó como una spin-off del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). “Se estaba investigando la dispersión de nanopartículas. A modo de ejemplo, sería como ver esas sustancias que en un ColaCao son difíciles de disolver cuando se agrega la leche”, explica Irene Zaldívar, consejera delegada de la compañía y doctora en bioquímica, con una experiencia de más de 10 años en el sector cosmético.

En ese proceso, se identificaron diferentes campos de aplicación, pero la industria cosmética ofrecía el potencial más importante. Desde un punto de vista técnico, ADParticles se dedica “al desarrollo, escalado y producción de soluciones innovadoras para diferentes sectores mediante un proceso altamente tecnológico y patentado de dispersión de nanopartículas en seco”.

En 2021 prevé que la facturación aumente el 68% y pone en EE UU el principal foco de crecimiento

La consecución de todo este trabajo es la obtención de filtros solares y pigmentos para cremas de color. “Las diferencias con los productos que ya existen en el mercado son importantes. Las técnicas son diferentes; los filtros no son nanométricos. Esto quiere decir que los minerales que utilizamos para la composición hacen un efecto pantalla que evitan los efectos nocivos del sol, pero no penetran en la piel como ocurre con los químicos, que se está viendo cómo están produciendo reacciones alérgicas”, comenta Irene Zaldívar.

Sostenibilidad

ADParticles es una apuesta también por la sostenibilidad, por la cosmética natural. La materia prima se obtiene “de la tierra (dióxido de titanio y zinc)” y “hay estudios que han puesto de relieve que algunos filtros solares químicos están dañando los corales marinos, los están blanqueando. También están perjudicando peces y a diferentes especies. De hecho, en lugares como Hawái algunos protectores están prohibidos”, señala la CEO. “Nosotros ofrecemos una alternativa más saludable, de economía circular, donde no consumimos agua ni generamos residuos”, añade.

El daño que los filtros solares químicos pueden desarrollar es algo que preocupa, y mucho, a escala mundial. Actualmente, las empresas están poniendo mucho énfasis en este sentido. Hace unas semanas Johnson & Johnson retiró de forma voluntaria cinco protectores de las marcas de Neutrogena y Aveeno al detectar en algunas muestras benceno, una sustancia cancerígena.

La empresa ofrece una alternativa saludable, de economía circular

En Estados Unidos se comercializan 16 filtros solares, solo dos proceden de materias primas y el resto permanece bajo estudio. “La tendencia actual es apostar por productos con amplia protección frente a la radiación solar, que sean a la vez sostenibles para el medioambiente y que ofrezcan acabados de texturas innovadoras. Los productos de ADParticles están totalmente alineados con la demanda actual y futura del mercado. La prueba está en que, además de ser altamente eficientes y multifuncionales, nuestros productos están certificados bajo Cosmos y Ecocert [ratifican que se trata de compuestos orgánicos y naturales, así como que el procesamiento es respetuoso con el medio ambiente]”, apunta Irene Zaldívar.

A nivel de desarrollo de negocio, la tecnología de la empresa se comercializa bajo la marca ADPCosmetics y están presentes en el mercado desde hace cuatro años. Cuenta con una red comercial propia en España, país que se sitúa en el ranking de los top 10 exportadores mundiales de productos de belleza, y otra de distribuidores, especializados en países relevantes para la industria, como son Italia, Francia y Estados Unidos.

Estamos negociando con una de las mayores marcas a nivel mundial

“En la actualidad estamos bajo proceso de acuerdo con una de la cinco grandes marcas de cosmética del mundo; llevamos meses trabajando en ello”, apunta. El 35% de la facturación de ADParticles procede del exterior, donde el 70% viene de Europa, el 15% de EE UU y el otro 15% de Sudamérica. El objetivo a medio plazo es crecer en Estados Unidos y conseguir que este país represente el 30% de los ingresos.

Cifras

Irene Zaldívar, CEO.
Irene Zaldívar, CEO.

35%de la facturación procede del exterior, sobre todo de Europa.

18%crecieron las ventas a escala global en el pasado año, a pesar de la pandemia.

10 años ha empleado la compañía en investigación hasta llegar al mercado.

“En EE UU a los productos solares se les considera OTC (over the counter), es decir, están más cerca de un medicamento [sin receta] que de la cosmética, como ocurre en Europa”. “Necesitamos que los productos los valide la FDA [Food and Drug Administration] y fabricamos bajo normativa americana”, indica. Lo positivo es que ADParticles “entra reforzado en el mercado estadounidense, que es donde están las grandes marcas de cosmética y, por otro lado, ofrece una firme apuesta para Europa, donde grandes compañías exportan a EE UU”, agrega.

Asia también se encuentra en el foco de la compañía, aunque en un proceso a más largo plazo. “A nivel regulatorio es complicado porque existen diferencias entre países. Principalmente, nos interesa Corea y Tokio”. “En general, es una zona donde está creciendo el interés por los filtros minerales”, comenta Zaldívar.

España, Italia y Alemania presentan también crecimientos importantes para los próximos años “y nosotros queremos estar ahí”, asegura Zaldívar. El mercado de filtros solares global (minerales y químicos) supone una facturación mundial de 756 millones de dólares, unos 642 millones de euros al cambio actual, y se prevé que para 2026 esta cifra alcance el billón de dólares (850.000 millones de euros), con una inclinación hacia los naturales.

Flitros para cremas con protección solar.
Flitros para cremas con protección solar.

“Con la pandemia, el sector se quedó en stand by; las restricciones del turismo afectaron”, detalla la doctora en bioquímica. La caída de los viajes y el menor disfrute de las playas ha tenido un impacto directo en la industria, aunque, según Zaldívar, “se ha reactivado muy pronto”, en el proceso de recuperación de las economías.

A pesar de los periodos de confinamiento, ADParticles facturó en el pasado ejercicio un 18% más (unos 500.000 euros) y para este año prevé que las ventas repunten un 68%. Cuenta con una plantilla de nueve empleados.

El reto más inmediato es alcanzar en 2022 un punto de equilibro (break-even) en la cuenta de resultados de la empresa. Para Irene Zaldívar, lo más complicado es dar visibilidad al trabajo, al equipo técnico, a la técnica... “Es difícil llegar al cliente”, afirma.

El pilar de los accionistas

BeAble Capital. Para llevar a cabo la fase expansiva y de crecimiento actual de la compañía ha sido esencial la incorporación de inversores en el capital de ADParticles. Entre ellos, destaca Beable Innvierte KETs Fund, gestionado por BeAble Capital. Se trata del primer y único fondo de alta tecnología industrial privado e independiente de España que invierte en tecnologías deep tech.

CDTI. El segundo mayor accionista es el CDTI a través de Innvierte Economía Sostenible SME, cuyo objetivo es potenciar la inversión del capital riesgo en el sector tecnológico español, promoviendo el lanzamiento de nuevas empresas innovadoras y de base tecnológica. El 18,33% de las participaciones de la sociedad está en manos de minoristas, principalmente, investigadores del ámbito público y privado.

Normas
Entra en El País para participar