Combustibles híbridos, la solución para descarbonizar el transporte por carretera

El hidrógeno verde es una solución estratégica y sostenible para el sector logístico

El hidrógeno verde se ha revelado como una tecnología clave en el objetivo de la descarbonización del planeta. Pero ¿es la solución para conseguir un transporte por carretera sostenible?
Han surgido varios estudios de la utilidad del hidrógeno como combustible sostenible para los camiones. Los fabricantes de estos vehículos han creado prototipos para comercializar los vehículos con combustible de hidrógeno frente a los de diésel. Aun así, las compañías logísticas no tienen los conocimientos necesarios en este campo como para realizar importantes inversiones en ello. ¿Es el hidrógeno la solución? ¿Puede llevarse a la práctica y son tan elevados sus beneficios medioambientales?

Es también necesario conocer su coste: ¿existe un modelo económico que funcione para el transporte logístico?

Algunas voces sugieren que el hidrógeno como solución podría no ser viable hasta 2035-2040. Sin embargo, un estudio europeo de la FCH JU (The Fuel Cells and Hydrogen Joint Undertaking), agrupación impulsada por la Comisión Europea, demuestra que los camiones híbridos pueden llegar a introducirse en nuestras flotas en 2030. Esta agrupación está formada por empresas comprometidas con la investigación de combustible híbrido, y enfocada en la investigación, el desarrollo tecnológico y las pruebas necesarias para elaborar combustible de gasolina e hidrógeno (híbrido).

El objetivo de este estudio europeo era determinar los costes directos e indirectos del uso de combustibles de gasolina e hidrógeno. También ayudaría a mostrar en qué escenarios el uso del transporte propulsado por hidrógeno es más apropiado. El estudio demostró que la tecnología FCH podía cumplir las expectativas del cliente en cuanto a distancia, capacidad de carga, tiempo de repostaje y huella de carbono.

En términos económicos, los resultados mostraron que los camiones de FCH tendrían mayor coste, de cerca de un 23%, en 2023, pero también que en 2030 estos camiones serían altamente competitivos según la métrica tonelada por kilómetro. La brecha de esta solución cero emisiones será muy pequeña para el año 2027. El estudio concluyó que la tecnología FCH funcionaría bien en este escenario, con una carga útil elevada y en rutas regulares y predecibles.

Una ventaja del combustible híbrido es la rapidez de su repostaje comparado con vehículos de batería eléctrica.

El estudio, en definitiva, corrobora que el hidrógeno verde es una solución estratégica y sostenible para el sector logístico y la descarbonización de las actividades de transporte, que representan dos terceras partes de la huella de carbono mundial. Y lo más importante, las acciones efectivas y sostenibles que impulsan la economía serán una ventaja competitiva.

Miguel Martín es director de transporte de FM Logistic