Ana Pellitero, camionera: “Del camión me gusta todo, subirme, arrancarlo y oírlo”

La iniciativa WoMan busca la incorporación de las mujeres en un sector donde son minoría y existe una alta demanda laboral

Camioneras
La caminonera Ana Pellitero junto al MAN TGX de última generación.

Si el cantante Loquillo conociera a Ana Pellitero, camionera de 46 años, no dudaría ni un solo instante en cantar a dúo con ella la mítica canción Yo para ser feliz quiero un camión. Lo podrían hacer escuchándola en la playlist que le ha hecho su hija y montados los dos con su perro Pistón en el camión que conduce desde los 18 años cuando se sacó su primer carné.

Se daría cuenta enseguida de que pocas personas representan como ella la pasión por una actividad que la ha acompañado desde que era una niña y compartía con su padre viajes cerca de Valdevimbre, el pueblo de la comarca del Páramo de León donde nació hace 46 años.

Después vino una evolución natural. Se casó con su novio camionero y tuvo dos hijos. Completó su formación a los 21 años para poder conducir todo tipo de camiones. Se hizo autónoma como su marido, compraron dos camiones y empezó a trabajar ya como conductora profesional. Primero lo hizo cerca, y más recientemente, haciendo rutas más largas, aunque siempre dentro de España.

Es una vida que compensa. Todo lo que he conseguido ha sido gracias al camión

Ana Pellitero, camionera

En su vida de camionera ha habido de todo. Momentos divertidos, como cuando le preguntan, “¿traes tú el camión?”, y ella contesta, “no, lo ha traído un robot que está ahí detrás”. Y momentos de miedo, como cuando se dio cuenta de que, bajando el puerto del Manzanal, que comunica León con Galicia, la cisterna que conducía con aguas residuales no tenía rompeolas: “Ahí pasé bastante miedo. Te va el camión tirando para delante, y si frenas es malo, y si no lo haces también”.

También recuerda ocasiones especiales. “Los fines de semana que llevábamos a los niños para que estuvieran con su padre”. O más recientemente, los días difíciles de la primera ola del Covid-19, “cuando solo te cruzabas por la carretera con coches fúnebres”.

“Del camión me gusta todo, subirme, arrancarlo, oírlo y el pitido de este cuando te dicen, pita”, confiesa emocionada junto al MAN TGX de última generación que la acompaña en esta campaña para promocionar la incorporación de más mujeres a esta profesión.

Son 10 becas para cubrir el 70% de los costes del carné y el certificado de aptitud profesional

Ana Pellitero es la mujer camionera elegida para convertirse en símbolo de WoMan, la iniciativa pionera en el sector que la compañía de camiones y autobuses MAN Truck & Bus Iberia, dependiente del grupo Volkswagen, ha lanzado en nuestro país para promover la incorporación de mujeres al mundo del transporte profesional.

En tiempos de empoderamiento de la mujer, Pellitero expresa en una sola frase lo que bien podría convertirse en un lema para impulsar este movimiento: “Yo me siento muy grande encima del camión”.

Esta mujer, profesional desde los 18 años, madre de dos hijos y con una dilatada experiencia  ha recorrido más de un millón de kilómetros con su camión. Su voz permitirá dar visibilidad al problema de falta de diversidad que hay un sector tradicionalmente dominado por hombres.

Con su testimonio se busca establecer un sólido referente de un trabajo que cuenta con pocas mujeres y que es un gran desconocido para las candidatas que quieran formar parte del proyecto. “El camión me ha gustado desde pequeña. Siempre he querido conducir camiones, mientras más grandes mejor”, confiesa. “Es una vida dura, hay que pensárselo muy bien antes de meterte en esto”, advierte, pero en seguida añade que “es una vida como todas, madrugas, trasnochas, trabajas mucho, y ¿en cuál no?”, se pregunta. “Es una profesión como todas, al final compensa. Todo lo que he conseguido ha sido gracias al camión”, asegura.

Casada con un compañero de profesión, adelanta que “se puede ser madre y camionera”. Los problemas de conciliación no son muy diferentes de los que hay en otras profesiones. Se resuelven “con organización, repartiendo las tareas con tu marido y contando con la ayuda de la familia”.

Acostumbrada a moverse en un mundo masculino, señala que a la mujer “siempre le piden más que a un hombre, lo tienes que demostrar. A ellos le piden el carné y le dicen, mañana empiezas; a una mujer no. Tienes que demostrar más. Eso hay que cambiarlo, que no nos miren. Por eso queremos ser más”, concluye orgullosa.

Abierto hasta el 15 de septiembre

El programa WoMan ofrece un total de diez becas que cubren el 70% del coste del carné de conducir para este tipo de vehículos, ya sea el C para rígidos o el E para articulados, y el Certificado de Aptitud Profesional (CAP) para el transporte.

MAN Truck & Bus Iberia pretende con esta iniciativa “promover la incorporación de la mujer al volante en el sector del transporte profesional dando un vuelco a esta situación”, según fuentes de la empresa. La UE calcula en solo un 14% la presencia femenina en el transporte terrestre. El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana lo cifra en algo menos del 20%.

El programa surge, además, en un momento en el que hay una alta demanda de conductores profesionales en España y en el resto de países de la UE, donde el 90% de las mercancías se mueven por carretera.

WoMan está abierto ya para las mujeres residentes en España y mayores de 21 años que lo quieran solicitar. Lo pueden hacer hasta el próximo 15 de septiembre. Más información en Toda la información aquí. Más información en Man.

En octubre se darán a conocer las diez mujeres seleccionadas. Su formación se desarrollará en autoescuelas elegidas por MAN Truck & Bus Iberia, y situadas en las cercanías de sus domicilios. Contarán, igualmente, con seguimientos semanales para preparar tanto la teoría como la práctica.

Una vez que terminen esta enseñanza, el programa también incluye un curso de formación específica que les permitirá desarrollar las habilidades necesarias para sacar el mayor rendimiento de su proceso de aprendizaje.

Normas
Entra en El País para participar