Economía ultima el modelo para que regiones y empresas opten a las ayudas europeas

Dará a conocer en breve el instrumento con información centralizada

Anima a las compañías a estar pendientes de las convocatorias

La vicepresidenta segunda y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño
La vicepresidenta segunda y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño EFE

El Gobierno ultima la presentación oficial del instrumento de información centralizada que permitirá a las empresas y regiones españolas conocer las convocatorias y el calendario de ejecución definitivo de los fondos europeos que están a punto de comenzar a llegar al país. Así lo aseguró ayer el secretario de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Gonzalo García Andrés, en una jornada organizada por la consultora Grant Thornton en la que se abordaron los retos que tienen las administraciones autonómicas ante el dinero comunitario. “Somos conscientes de la necesidad de dar más y mejor información sobre el calendario de ejecución y de convocatorias. Se está trabajando en ello, es inminente que podamos disponer de un instrumento de información centralizado”, afirmó.

El secretario de Estado respondió a las peticiones de varias comunidades autónomas, presentes en el acto, que reivindicaron mayor protagonismo de las regiones en la gestión de los 140.000 millones que España tiene asignados, así como más conocimiento sobre “cómo, cuándo y dónde presentar nuestros proyectos”, tal y como afirmó la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso. La recuperación económica “pasa por una participación directa de las comunidades autónomas y las empresas en la gestión de los fondos”, añadió.

Esta preocupación, aseguraron a su vez varios socios de la consultora, es extensible al mundo empresarial, donde existe cierta inquietud por los plazos de los que disponen las compañías para empezar a moverse, sobre todo teniendo en cuenta que la prefinanciación de 9.000 millones llegará previsiblemente ya en el mes de agosto.

Hasta que el Ministerio de Economía haga pública toda la información que falta, el secretario de Estado recomendó a las partes interesadas ir identificando cuáles son los puntos del Plan de Recuperación que mejor se ajustan a sus preferencias y a los proyectos que tienen en mente. “La referencia es la estructura del propio plan, sus componentes e inversiones. Las empresas tienen que identificar el plan que les interese, saber qué ministerio es el encargado de su gestión y estar atentas a que salgan las convocatorias”. Con todo, insistió, “van a empezar a salir ya”.

Consciente de que en esta batalla no tienen las mismas capacidades las grandes empresas y regiones, a un lado, y las que tienen menor peso, al otro, García Andrés también quiso tranquilizar a las partes asegurando que “el eje y la preocupación principal es que el plan llegue a todos, a todas las regiones y empresas, con particular atención a pymes y autónomos, así como a las regiones más pequeñas y menos pobladas”.

Estas, sin embargo, no son las únicas inquietudes de las autonomías. Además de por la “falta de información” por parte del Gobierno central, Díaz Ayuso se mostró “preocupada” por la ausencia de un “modelo de cogobernanza”, ya que “se ha centralizado toda la gestión en la oficina del gabinete del presidente del Gobierno, con un riesgo de uso partidista muy alto”. En los mismos términos habló el presidente murciano, Fernando López Miras, quien criticó que las comunidades no tengan información sobre la gestión “porque no se ha establecido ningún órgano de participación colectiva, no ya independiente, que sería lo ideal”.

En esta línea, el presidente canario, Ángel Víctor Torres, abogó porque la gestión de los recursos comunitarios se haga con “transparencia, criterios objetivos debatibles y un pacto de Estado” que permitiría “apartar los criterios partidistas” y que las administraciones actuales pusieran en marcha los proyectos para que los gobiernos futuros, de igual o distinto color, los desarrollasen en un futuro. “Si se nos sienta a todos en la misma mesa vamos a poder coordinarnos y hacer proyectos interesantes que hagan de palanca en la recuperación de España”, añadió el presidente de Murcia.

Más velocidad

Ahora, una vez que el Plan de Recuperación ha sido aprobado por la Comisión Europea –algo que se prevé que haga la próxima semana el Consejo para su validación definitiva–, el Gobierno espera que el proceso de ejecución coja velocidad de crucero. “El hito de la aprobación con nota era un objetivo fundamental porque nos da credibilidad”, apuntó ayer el secretario de Estado de Economía, Gonzalo García Andrés. “Pero ahora todas las energías tienen que estar puestas en la ejecución, tanto por parte del Gobierno como de las administraciones autónomas y las empresas”, añadió. Según dijo, va a iniciarse un proceso por el que la ejecución del plan va a ser el objetivo fundamental del Ejecutivo. En este contexto, dijo, todos los actores tendrán que estar preparados “para actuar con rapidez, porque los procedimientos y tiempos no pueden ser los de siempre. La ejecución debe ser buena, pero también ágil”.

Normas
Entra en El País para participar