Entrevista

Fernández Gallar: “OHLA ganará dinero este año con extraordinarios”

El CEO de la constructora prevé rebajar la deuda en bonos a 350 millones antes de retomar el dividendo

El CEO de OHLA, José Antonio Fernández Gallar, ante el hotel Four Seasons de Madrid.
El CEO de OHLA, José Antonio Fernández Gallar, ante el hotel Four Seasons de Madrid.

El director de orquesta de OHLA (antes OHL), el CEO José Antonio Fernández Gallar, atendió ayer una ronda de entrevistas en la azotea del hotel Four Seasons de Madrid, núcleo del espectacular desarrollo de Canalejas que ha firmado su compañía. La imagen vuelve a ser de optimismo, y él se ocupa de comunicar expectativas: beneficio este año, rebaja de deuda, el intento de anticipar la vuelta del dividendo, apuesta por campos como el concesional o las renovables... Pero todo desde la prudencia: “Hemos aprendido la lección del pasado y no vamos a arriesgar”. Ni crecimiento basado en deuda ni aventuras en geografías exóticas. “Recuperar el crédito es lento, pero estamos en esa senda”.

Antes de hablar sobre el futuro de OHLA le pido un pequeño prólogo. ¿Por qué llegó la anterior OHL a una situación tan crítica?

Se aceleró el crecimiento orgánico, especialmente en concesiones, y siempre hay que tener mucho cuidado cuando te desarrollas a base de deuda. En segundo lugar, se firmaron contratos en países muy complicados. Quizás faltó prudencia. Entrar en un país nuevo debe hacerse con equipos que conozcan el mercado y su legislación, a los proveedores, a los clientes… Ya le digo que el crecimiento acelerado pasó una factura carísima.

¿Por qué hay que confiar ahora en una empresa que se ha comido distintas recapitalizaciones y la venta de su activo estrella, OHL Concesiones, sin que se lograra la remontada?

Muy sencillo, OHLA tiene claro que no debe salirse ni una coma del guión. Crecerá en lugares que conoce: Europa, Norteamérica y Latinoamérica. No vamos a volver a Catar o a Vietnam a hacer obras. Hemos aprendido la lección del pasado y no vamos a arriesgar.

¿Es difícil recuperar el crédito del mercado? Moody’s ha dado un primer paso con la mejora de la calificación crediticia, aunque esté aún bajo mínimos.

"Para cumplir nuestro plan necesitamos otros 150 millones en avales, que buscamos tener antes de que concluya octubre"

No es tan difícil como lento. Estamos en esa senda. Creo que somos creíbles cuando damos una previsión; somos fiables ante los clientes y proveedores, y poco a poco se nos reconoce en el stock market. La gente se fía cuando ve que vas cumpliendo.

Han involucrado a accionistas y bonistas en la nueva OHLA, ¿qué hay de la banca? ¿cómo están las negociaciones de los avales para poder seguir contratando?

El sector de la construcción, sobre todo si hay presencia en EE UU, necesita tres tipos de avales. En primer lugar es vital el apoyo de lo que los americanos llaman las surety para conseguir los performance bonds precisos para contratar en EE UU. Esto no solo lo tenemos sino que hemos ampliado en más de 1.000 millones de dólares la capacidad de bonding en EE UU. En segundo lugar, es clave el apoyo de las compañías de seguros para trabajar en Latinoamérica o Europa, y esta capacidad también ha sido incrementada por OHLA. Finalmente está la banca, y tengo seguridad en que cree en nosotros. Eso sí, los comités de riesgos tienen sus tiempos. Trimestre a trimestre estamos transmitiendo cumplimiento y nos irán otorgando su apoyo.

¿Qué pide OHLA a los bancos?

Para cumplir nuestro plan de negocio necesitamos una línea de avales de 150 millones adicionales a los que ya tenemos. Contamos con una línea sindicada por 313 millones y más de 300 millones en avales bilaterales. Las líneas nuevas serían para contratar obra en determinados países, como Chile o Chequia.

¿Incorporarán nuevos bancos?

Sí, hablamos con alguna entidad española y con bancos checos y chilenos. La intención es contar con los nuevos avales antes de que concluya octubre.

Recuperar crédito es lento. Creo que somos fiables ante clientes y proveedores, y poco a poco se nos reconoce en el ‘stock market’

La empresa viene arrastrando proyectos fallidos, que denominan legacy, desde hace años. ¿Qué impacto resta a futuro?

Cuando llegué a la compañía, en 2018, analizamos esos legacy y concluimos que quedaban por salir 330 millones. Hicimos una provisión, por lo que ya no habrá impacto en la cuenta de resultados. Desde el punto de vista de la caja, a 31 de diciembre restaban 100 millones de esos 330. Este año el impacto será de 60 a 70 millones, y en 2022 vendrá el resto.

¿Y los proyectos judicializados? ¿Se plantean su venta?

Hay que separar los legacy de los claims. Superan los tres dígitos y hay una alta previsión de recuperación. El fondo que compra un claim paga en función del plazo que cree que tardará en obtener una sentencia y el cobro. Ese tiempo suele ser incierto porque la justicia es lenta, lo que motiva un gran descuento sobre las expectativas de cobro. Ahora no venderemos.

OHLA ganará dinero este año por extraordinarios de la venta del Hospital de Toledo o de Old War Office. ¿Para cuándo prevé el beneficio ordinario?

Este año la previsión de OHLA es ganar dinero con extraordinarios. Y la aspiración es que en 2022 tengamos beneficio ordinario positivo.

Con el dividendo cerrado hasta 2026, por el compromiso con los acreedores de recortar deuda, usted ha hecho pública la intención de reestructurar los bonos para evitar esa restricción.

No venderemos Canalejas antes de tres años, cuando alcanzará su mayor potencial, y sospecho que después, tampoco

A las constructoras no se nos examina tanto por el beneficio después de impuestos como por el ebitda, como sabe. Y la deuda respecto a ese ebitda no debería arrojar un múltiplo superior a 3,5 veces. Desde esta premisa, OHLA debería estar en tres años con su deuda por debajo de esa ratio que le menciono. Y será porque creceremos en ebitda y recortaremos el endeudamiento.

¿Cuál es el objetivo de deuda?

Estaría satisfecho si nos quedáramos en dos a tres años con un máximo de 350 millones, esencialmente en bonos.

¿Cómo van amortizando los 140 millones del crédito ICO?

Se paga con las desinversiones. Nos quedan 92 millones, que bajarán cuando cobremos por Old War Office y vendamos la concesión del Canal de Navarra. Con ello, nos quitaremos el 90% del crédito ICO.

¿No traspasarán Canalejas?

Este es un proyecto de éxito, con mucho recorrido en términos de ocupación, precio por habitación y contratos de alquiler en el centro comercial. Creemos que alcanzará el máximo en términos de beneficio en tres años. Nunca tomaremos una decisión de venta antes, y sospecho que después, tampoco.

Fernández Gallar, CEO de OHLA, ayer en la azotea del hotel Four Seasons de Madrid.
Fernández Gallar, CEO de OHLA, ayer en la azotea del hotel Four Seasons de Madrid.

Además de una visión más conservadora en el exterior, ¿qué cambian los Amodio en OHLA?

Los Amodio han sustituido a los Villar Mir en la posición de primer accionista, pero OHLA tenía ya trazada su trayectoria desde que entré en 2018. El plan a largo plazo no ha cambiado nada. Lo que sí ha sucedido es la llegada de un refuerzo basado en la confianza en el plan de negocio. Le diré que la opinión de los Amodio en el consejo suele enfocarse más hacia las actividades inmobiliaria y patrimonialista.

La nueva marca viene con desarrollo en todas las áreas. En Industrial hablan de su interés por las renovables. ¿Tienen capacidades dentro o deben adquirirlas?

Estamos ejecutando fotovoltaicas en Latinoamérica y en España. También hemos firmado un enorme ciclo combinado en México, El Empalme. No se trata de entrar de nuevas en el sector sino de acelerar. Lo que sí vemos es que en fotovoltaica y eólica nos gustaría, con prudencia, ser promotores.

¿En solitario o con la compañía de socios?

Dependerá de la inversión. No meteremos grandísimas cantidades de equity en ningún tipo de proyecto, ni concesional ni en renovables ni en el inmobiliario.

OHLA se perfila como promotora en fotovoltaica y eólica, al tiempo que ha elevado su capacidad de ‘bonding’ en EE UU y negocia avales para construir en Europa y América

En lo peor de la crisis de OHL siempre se dijo que el principal valor de la compañía es el negocio constructor en EE UU. ¿Coincide con esta apreciación?

Sí. EE UU está cerca de aportar el 50% de los ingresos de la compañía y nuestra implantación allí tiene solera, con equipos locales muy estables. Por este orden, estamos en Nueva York, California, Florida, Chicago, Texas e Illinois, donde se centrarán buena parte de los planes de estímulo.

OHLA se queda sin cabeza visible en Construcción con la salida de Manuel Álvarez...

Esa plaza va a ser amortizada. Manuel Álvarez entró conmigo y con José María Sagardoy en 2018. Nos sumamos a un estupendo equipo y había que abordar muchos frentes. Manuel ha hecho mucho en beneficio de una compañía que ahora está estructurada y ordenada. Ya no necesitamos tanta alta dirección. Yo mismo, como CEO del grupo, voy a estar sobre la actividad de Construcción con directivos de gran talento: Ashok Patel, José Pont, Daniel Ruiz, Pedro Romero o Javier de Vicente. Tenemos nuestros mercados cubiertos.

El objetivo en concesiones es firmar dos por año, en carreteras y hospitales, minimizando la aportación de equity. Y todo greenfield para alimentar a la constructora.

Somos industriales y aspiramos a construir nuestras concesiones. Me gustaría que en tres años un 25% ó 30% de los ingresos de OHLA Construcción procedan de Senda Infraestructuras. Pero hay que obtener los proyectos y estos pueden tardar hasta un año en ofrecer producción.

Respeto por los Villar Mir

Fernández Gallar: “OHLA ganará dinero este año con extraordinarios”

Mercado concesional español. José Antonio Fernández Gallar anima a la recuperación de la colaboración público-privada en el mercado doméstico, y pide que los proyectos salgan con tasas de descuento aceptables. “Estamos deseando invertir aquí, pero primero deben ser licitadas las concesiones e iremos a por proyectos solo si tienen una rentabilidad lógica”

El mayor ajuste ha terminado. “Ya no habrá ningún ERE, la organización está ahora mismo sin grasa”, afirma el CEO de OHLA. Son embargo, estará “muy vigilante con los gastos de estructura y mantendremos un ajuste fino”.

El impulso de Villar Mir. “OHLA debe mucho a la familia Villar Mir. Don Juan Miguel ha tenido una trayectoria empresarial brillante e hizo grande a OHL. Ahora se abre una nueva etapa; la marca OHL había envejecido y la nueva OHLA ha sido muy respetuosa con el pasado. Espero y deseo que los Villar Mir sigan muchos años con nosotros”.

Negociación de la deuda de la familia fundadora. Grupo Villar Mir ha pagado con activos parte de su deuda de 134 millones con OHL, en un momento de flaqueza de esta última. Preguntado por ello, Fernández Gallar sostiene que “ha sido una negociación justa para ambas partes”. Si habría venido mejor el cobro en efectivo, reconoce que “en el corto plazo, sí”, pero añade que quizás hayan ganado un activo clave, con Pacadar, para el medio o largo plazo. “Es una compañía estupenda, que contrata en régimen de normalidad y nos dará muchas alegrías en el futuro”.

Normas
Entra en El País para participar