Enric Ezquerra, un apasionado del sector de la alimentación

La cadena de supermercados Sánchez Romero, especializada en el segmento prémium, acaba de ser comprada por El Corte Inglés

Enric Ezquerra, un apasionado del sector de la alimentación

La cadena de supermercados Sánchez Romero, especializada en el segmento prémium, pasará a formar parte de El Corte Inglés. “Para nosotros es una oportunidad de desarrollo, mejora, crecimiento y expansión nacional”, asegura el presidente ejecutivo de Sánchez Romero, Enric Ezquerra Costa. La llegada de Ezquerra, en 2017, supuso el inicio de una transformación para la tradicional cadena de supermercados madrileña. En estos cuatro años la compañía ha rejuvenecido, se ha modernizado y se ha transformado sin perder su ADN. Con su modelo de tienda prémium 360, se ha realizado una apuesta clara por la omnicanalidad con los canales de venta no presenciales, convirtiéndose en una de las cadenas que más participación tienen sobre la venta total. Entre sus proyectos figura, desde hace años, salir de Madrid. En marzo anunciaron que la expansión llegaría en 2021.

Ezquerra llegó a Sánchez Romero al frente de un grupo de inversores, la mayoría de Madrid. “Sánchez Romero ha sido una empresa capricho en la que se ha fijado todo el sector, pero no se quiso vender para que no perdiera su esencia. La clave de esta oferta es que tiene detrás un proyecto de continuidad que la familia fundadora ha valorado positivamente. No se habría vendido a un gran grupo de distribución”, dijo José María Rubio, hijo del fundador y director general de la cadena entonces. Cuatro años después, pasará a formar parte de El Corte Inglés. “La mayoría del capital de Sánchez Romero estaba en manos de socios financieros que siempre acaban teniendo una fecha para la desinversión. Y es ahora cuando se ha presentado esta buena oportunidad”, señala Ezquerra.

De padre abogado y de madre economista, ambos querían que siguiera sus pasos, por lo que para no defraudar a ninguno acabó realizando las dos carreras a la vez. Por la mañana, Ezquerra estudiaba Derecho y por la tarde, Empresariales. Al graduarse ejerció como abogado desde julio del 90 hasta diciembre del 93 en el despacho profesional familiar, donde llevó casos fiscales, laborales, civiles y matrimoniales. Pero al mismo tiempo comenzó a vincularse con la alimentación, el mercado que verdaderamente le apasiona. “Es un sector que me atrae, y con el que disfruto. Es dinámico, intenso, hipercompetitivo…”, afirma. Al presidente de Sánchez Romero le encanta estar en las tiendas, ver qué pasa, hablar con los clientes, los empleados y conocerlos a todos. Una práctica de la que ha podido disfrutar mucho más en Sánchez Romero, con 10 tiendas y 400 empleados, que en Condis, donde estaba al cargo de más de 450 establecimientos y más de 5.000 trabajadores.

Ezquerra comenzó en Condis como abogado, donde dirigió la asesoría jurídica de la compañía entre 1990 y 1996, año en el que se convirtió en su subdirector general. En 1998 ascendió a director, hasta que en 2000 ocupó el cargo de consejero y director general. En 2013, añadió a sus funciones la de consejero delegado. Finalmente, en octubre de 2015, los nuevos gestores de Condis, entre ellos, las nuevas generaciones de la familia Condal, fundadora de la empresa, decidieron cesarle. Xavier Condal Escudé, quien tomó el cargo de presidente, hasta febrero de este año, le agradeció en ese momento el haber liderado la “modernización y profesionalización” de la cadena. No es para menos; bajo su batuta, la empresa pasó de facturar 40 millones de euros a 800 millones, y a ser un referente en el sector de la franquicia, líder en Cataluña y con presencia en Madrid y la zona centro.

Desde muy joven, Ezquerra empezó a liderar equipos. Con 28 años ya era subdirector general en Condis y con 30 director general. “El empezar tan joven, y en muchos casos siendo jefe de los que habían sido mis compañeros y colegas, me hizo adoptar un estilo de liderazgo muy cercano, muy dialogante, muy inclusivo y participativo”, afirma. Asegura que le gusta escuchar, preguntar y debatir, explorar y crear. Tampoco deja de lado la exposición de sus ideas, y el trato de las diferentes opciones y prioridades. Aunque reconoce que también le gusta planificar, desglosar y ejecutar. Muchos dicen que es de Word, de Excel y de Powerpoint, por igual. La exposición en público la disfruta y le divierte. Reconoce que al tener que hablar tantas veces ante diferentes audiencias ha llegado a un punto de confort en el que se maneja bien y con el que, sobre todo, consigue hacer sus charlas amenas y atractivas sin llegar a ser un showman.

Fiel a su gente, conserva amistades de su infancia, de la universidad y del IESE, aunque también le gusta entablar nuevas relaciones con personas del ámbito profesional, de sus actividades de ocio, sobre todo del golf, y de su residencia de verano, en la Costa Brava. Le encantan los deportes y siempre que tiene tiempo, algo que suele escasear en su vida, disfruta practicándolos. Antes combinaba el tenis, el pádel y el golf, pero ahora cada vez más se centra en este último, que, además, suele practicar con su mujer. Tiene cuatro hijos: Marc de 25 años, que tras estudiar el grado de Marketing también se ha sentido atraído por el sector de la alimentación y trabaja en la parte de ventas de una multinacional; Cristina, de 21, que acaba de terminar Psicología y se prepara para comenzar un máster; Dimitri, de 16, que va a empezar el bachillerato de ciencias, y Marta, que ha orientado su carrera hacia la estética.

Su corazón se encuentra dividido entre las dos únicas ciudades en las que ha vivido: Madrid y Barcelona, aunque reconoce que, si el AVE pudiese considerarse como un lugar más, lo añadiría a la lista. “Las dos son muy heterogéneas y en ellas se puede disfrutar de diferentes calidades y opciones de vida”, afirma. Entre semana, se decanta por Madrid por su estilo más cosmopolita, tanto de día como de noche. Pero cuando llega el fin de semana, Barcelona gana muchos enteros por sus opciones de ocio y de descanso de proximidad, ya sea montaña o playa.

Ahora, a Ezquerra le toca esperar a tener la autorización de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, que calcula que llegará en septiembre. Ese será el momento de empezar a poner en marcha el nuevo proyecto junto a El Corte Inglés, y el momento, también, en el que se definirá su nuevo cargo.

Negocio

Sánchez Romero. Fundado en 1954, está muy centrado en Madrid, donde tiene 10 supermercados con más de 9.000 m2 de superficie y una plataforma de distribución de 4.000 m2 en Alcalá de Henares. En 2020 facturó 61 millones de euros y obtuvo un ebitda de 6,2 millones. En 2019, perdió 400.000 euros.

El Corte Inglés. Cerró 2020 con unas pérdidas históricas de 2.945 millones de euros. Su negocio de alimentación y restauración facturó 2.957 millones, un 2,2% más que en 2019. Esta semana también ha fusionado su línea de viajes con Logitravel.