Escrivá: “Hay que aumentar la edad efectiva de jubilación para neutralizar la mayor esperanza de vida”

Aspira a retrasar en dos años la edad real de retiro con la reforma que acaba de impulsar

Admite que pedirá “un esfuerzo moderado y gradual” a los ‘baby boomers’ pero matiza que no lo plantea como un recorte de su pensión

"El factor de sostenibilidad vinculaba ajustes de pensiones al aumento de la esperanza de vida. Lo razonable es aumentar la edad efectiva de jubilación para neutralizar ese efecto", defiende el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá (Albacete, 1960), que tras anticipar el jueves que el mecanismo de equidad intergeneracional con el que aspira a sustituirlo supondría un recorte de la pensión para la generación del baby boom se desdijo de sus palabras el viernes. "No estamos pensando en términos de ajuste, es un tema abierto y a expensas del diálogo social", asevera a este diario tras sellar con patronal y sindicatos un pacto sobre el primer paquete de la reforma de pensiones comprometida con Bruselas.

¿Está satisfecho del pacto social para reformar las pensiones?

Es para estar muy satisfecho, es muy ambicioso, se han acordado elementos muy complejos en pensiones y la hoja de ruta en otros. Y hemos conseguido ir más lejos de lo previsto en algunos puntos.

¿En cuáles se ha ido más lejos?

En el ámbito de los autónomos hemos acordado la cotización por ingresos reales. Ahora hay que concretarla con las organizaciones de autónomos, pero no estaba previsto. También en la sustitución del factor de sostenibilidad por un mecanismo de equidad intergeneracional. Nos hemos dado hasta el 15 de noviembre para cerrarlo e incorporarlo vía enmienda.

¿Cómo será ese mecanismo?

Es un mecanismo coyuntural que arranca en 2027 y se mantendrá el tiempo en el que el sistema necesite un refuerzo porque se jubilen los baby boomers, los nacidos en los años 60 y principios de los 70, que generan una sobrecarga del sistema al ser una generación muy ancha. El objetivo es proteger a los jóvenes de problemas que no han creado.

¿Qué clase de esfuerzo pedirá a esa generación del baby boom?

Un esfuerzo muy moderado, entendible, gradual y centrado en unas generaciones.

¿Habla de un ajuste de la pensión?

No estamos pensando en términos de ajuste, es un tema abierto y a expensas de las contribuciones desde el diálogo social.

¿El endurecimiento de las prejubilaciones es inminente?

Será en 2022, con una introducción gradual, no se trata de que personas que están ya a punto de jubilarse vean cambiadas sus expectativas. Es una reforma a medio y largo plazo, no para ajustar cosas de un día para otro. Para anular la jubilación forzosa se va a dar tres años [desde el fin de los convenios vigentes]. Los coeficientes de desincentivación de la jubilación anticipada para aquellos que están en base máxima y la cotización de autónomos por ingresos reales también se distribuirán en varios años.

¿Qué se hace para igualar la edad real de jubilación a la legal?

Operando con dos palancas. Una es sobre los desincentivos a la jubilación anticipada, que hasta ahora eran muy desiguales, pequeños para los que tienen bases máximas, que eran los que tendían a jubilarse inmediatamente cuando podían. Ahora anulamos esa regresividad y si mucha gente retrasa su jubilación anticipada simplemente unos meses, que no les cambia mucho la vida, tiene un efecto en la sostenibilidad del sistema. La otra palanca es dar a conocer la posibilidad de demorar la edad de jubilación, y dar incentivos significativos para hacerlo.

La edad efectiva de retiro está en 64 años, ¿en cuánto subirá?

En dos años hasta finales de los años 40, el periodo en el que se evalúa la sostenibilidad del gasto.

José Luis Escrivá, ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.
José Luis Escrivá, ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

Prohíbe las cláusulas de jubilación forzosa por convenio, ¿fue un error recuperarla en 2018?

Sí, además es una cláusula que tiene pocos referentes internacionales, que afecta a cerca de un millón de trabajadores, y que estaba yendo a más. Hay 14.000 al año. Además, la tasa de actividad entre 55 y 70 años es de las más bajas de los países de nuestro entorno, donde ha tendido a crecer. La nuestra incluso ha bajado algo, es una anomalía. En los países donde es más alta, la tasa de desempleo juvenil es más baja. Esta idea de sustitución de empleo senior por juvenil no se materializa. No son sustitutivos, son complementarios. Eso tiene que calar en España.

¿Esa bajada de actividad desde los 55 años no es obligada por ajustes como los de la banca?

Hay que analizarlo con cuidado. Mi impresión es que estos ERE que está habiendo en banca y alguna empresa de distribución comienzan a no afectar tanto a personas de edades tan altas.

¿Equilibrará las cuentas de la Seguridad Social esta reforma?

Sí, claramente. La Seguridad Social tenía un déficit previo a la pandemia de 18.000 millones de euros en 2019 y puede llegar a 22.000 millones. Pero hay elementos no contributivos que es lógico que sean sufragados por los Presupuestos del Estado. Ya es una realidad: 14.000 millones ya se han incorporado en el Presupuesto de 2021, situando los gastos donde tienen que estar. Tiene todo el sentido. Hemos tenido muchas décadas en las que se ha ido sobrecargando el sistema de Seguridad Social con gastos que se pagaban con cotizaciones sociales para los que no estaban diseñadas.

¿Se acabará con el déficit de Seguridad Social en la legislatura?

Sí, en tres años. Luego están las medidas que hemos tomado para acercar la edad de jubilación a la edad legal; el factor de equidad intergeneracional y, en una segunda fase, destopar parcialmente las bases máximas de cotización manteniendo estrictamente la contributividad de esas pensiones.

¿Les preocupa que el alza de la inflación dispare el coste de la pensión al ligarla al IPC?

Es un acuerdo de medio plazo que establece una revalorización de la pensión basada en la inflación media del año anterior. Un proceso de largo plazo te asegura el poder adquisitivo en promedio y sin sesgos.

¿No hay riesgo de que vayan más deprisa pensiones que salarios?

No. Los salarios tienden a crecer más que el IPC porque hay una parte de la productividad que se apropia el factor trabajo.

¿Es necesario subir cotizaciones?

No. No se contempla. Se ha instalado una idea errónea de que España tiene un problema serio de pensiones que se basa en planteamientos erróneos. España tiene un gasto en pensiones de 12 puntos del PIB. Si miramos países con sistemas similares, Italia y Grecia están cuatro puntos por encima, en 16; y Francia y Austria, en 14. España tiene un gasto por debajo de los países del entorno y tiene en cambio contribuciones más altas. El problema son los gastos impropios. Una vez arreglas ese problema el sistema emerge completamente solvente.

¿Cuándo lanzarán el fondo público de pensiones?

Tenemos que acordarlo este año para que esté operativo el próximo.

¿Cuántos usuarios alcanzará?

Es difícil de decir, pero el potencial es muy grande. Hasta ahora prácticamente no había oferta de fondos de empleo para muchísimas pymes, autónomos o empleados públicos. El fondo va a abrir esa posibilidad de ahorro para las pensiones, más favorable y con beneficios fiscales, y a mucho menor coste que los planes individuales.

José Luis Escrivá, ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.
José Luis Escrivá, ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

¿Absorberá el Fondo de Reserva?

No, no lo tenemos pensado.

¿Y el de los funcionarios?

Es una opción.

¿Qué ventajas tendrá frente a planes del sector privado?

Las comisiones medias de los planes individuales están en 1,02 puntos y las de los planes de empleo en el 0,2. Imagínese lo que es la diferencia de casi un punto de rentabilidad durante un periodo de 30 años. Y los planes de empleo tienen una rentabilidad más alta.

¿Será obligatorio o se negociará en los convenios?

No puede serlo, se hará a través de los convenios. La experiencia del País Vasco, que es pionera, muestra que incluso en sectores granulares y pymes se pueden llegar a acuerdos sectoriales muy interesantes.

¿Se le opone el sector privado?

Al contrario. La industria está entendiendo que hay que recuperar la rentabilidad a través de los volúmenes.

El próximo año revisará los años cotizados para cobrar pensión. ¿Se usará toda la vida laboral, se podrán elegir los años?

Las realidades del mercado de trabajo están cambiando muy deprisa, en muchos casos los últimos años de cotización ya no son los mejores. Hay que ver si ampliando el periodo, pero introduciendo la posibilidad de excluir los peores años, o un tratamiento más generoso a las lagunas de cotización, obtenemos un sistema más justo con las carreras laborales distintas a las tradicionales, que eran más lineales y crecientes en el tiempo. En cualquier caso, lo que hagamos no debe cambiar el gasto en pensiones.

Programa piloto de los nuevos ERTE

El Gobierno ultima ya los nuevos ERTE posCovid, el Mecanismo de Sostenibilidad del Empleo (MSE), explica el ministro de Seguridad Social, que avanza que pondrán “un énfasis muy importante en la formación” de los trabajadores durante los paros de actividad a fin de mejorar la productividad de sus empresas cuando vuelvan a ellas o de recualificarles para otras actividades. El ministro asume que a finales de verano apenas quedarán en ERTE los empleados con escasas posibilidades de volver a sus puestos. Esa, concede, “es una primera bolsa de trabajadores que puede ser un buen piloto para ver cómo transitamos a un modelo más permanente”, como el de los MSE. Empresas y trabajadores, eso sí, deberán compartir los costes del modelo con el Estado tras los 40.000 millones de euros que han costado los ERTE.

Llevar el ingreso mínimo vital a las personas sin techo

Preguntado por el alcance del ingreso mínimo vital (IMV), el ministro de Seguridad Social asevera: “Estamos yendo a muy buen ritmo. Las rentas mínimas equivalentes de las comunidades han existido durante 20 años y en 2019 llegaban a 250.000 hogares. En su primer año no llegaron a 80.000. La Seguridad Social ha podido llegar a 320.000”, en el primer ejercicio, subraya, tras recibir 1,4 millones de solicitudes. Calcula que el objetivo inicial de 800.000 se rondará “al final de la legislatura. El plan ahora es facilitar a colectivos como los que carecen de hogar que puedan acreditar su situación, a través de ayuntamientos y ONG, o por analizar que otros potenciales beneficiarios no la han solicitado.

Normas
Entra en El País para participar