Yolanda Díaz ve “margen” para subir el salario mínimo este año

La vicepresidenta tercera y ministra de Trabajo y Economía Social ha asegurado que el Gobierno todavía no ha tomado una decisión al respecto

La vicepresidenta tercera y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, durante su intervención en las jornadas del Cercle d'Economía.
La vicepresidenta tercera y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, durante su intervención en las jornadas del Cercle d'Economía. Europa Press

La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha asegurado este jueves que "políticamente siempre hay margen" para subir el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), ya desde este 2021, pero ha puntualizado que el Gobierno "todavía no ha tomado una decisión". Díaz, que ha asistido a las jornadas económicas del Cercle d'Economía, que arrancaron ayer en Barcelona, ha explicado que este viernes se presentará el informe del comité de expertos, que definirá la senda de aumento del SMI "para ir desplegando el incremento del salario mínimo hasta el fin de la legislatura".

A partir de ahí, el Gobierno deberá tomar una decisión, aunque ha dicho que la posición del ministerio "es conocida". Díaz ha indicado que la propia UE está "volcada" en lograr tener "salarios dignos", porque aumentar salarios es "la mejor herramienta para combatir la pobreza". También ha recordado que el IPC ha escalado hasta el 2,7% y para subrayar la conveniencia de actualizar los salarios más bajos ha añadido: "No hace falta que les hable del precio de la luz", que se ha disparado en los últimos días.

"Un 10 % de la población asalariada no está en convenio colectivo", y son jóvenes y mujeres principalmente los más afectados, ha añadido Díaz. Por otra parte, la vicepresidenta ha asegurado que se está "avanzando" en un consenso en relación a la nueva normativa de vivienda. "Espero que en unos días podamos ya conocer el contenido de esa norma", ha dicho, sin dar más detalles sobre el redactado.

A su vez, la ministra de Trabajo y Economía Social, ha hecho un llamamiento a los empresarios para sellar un "pacto contra la precariedad" y, así, cambiar una "cultura" que aún está "grabada a fuego en España". "Ustedes son muy importantes. Tiene que haber un pacto por la industria, pero también un pacto por la precariedad en nuestro país, que es vergonzante, y por el empleo de los jóvenes", ha dicho la ministra en el acto del Cercle d'Economía. 

Diferencia de opiniones en el Gobierno sobre el salario mínimo

La posición de Díaz choca con la del ala socialista del Ejecutivo, que se ha mostrado menos favorable a un aumento del salario mínimo este ejercicio. La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha indicado que la prioridad del Ejecutivo es impulsar la recuperación económica del país. "Creo que hicimos bien en diciembre en ser prudentes y nos tiene que seguir guiando con una prioridad clara que es impulsar la recuperación económica, impulsar la creación de empleo", declaró Calviño en una entrevista en la Cadena SER.

La ministra de Economía, que ha reinvindicado que este Gobierno ya ha subido un 30% el salario mínimo, algo que "no tiene comparación con ningún otro país europeo", ha incidido en la necesidad de hacer "compatible" la mejora de las condiciones laborales de los trabajadores con la creación de empleo, "en particular de los jóvenes, que son los más vulnerables y los más afectados por la pandemia y una posible subida del salario mínimo". En este sentido se había pronunciado ya el día anterior el presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, quien había enfriado la posibilidad de un nuevo aumento del SMI.

Los sindicatos advierten que serán beligerantes si se congela el SMI

El secretario general de CC OO, Unai Sordo, ha asegurado este jueves en un acto celebrado en Toledo que serán "beligerantes para que el SMI llegue al 60%, y eso tiene que tener una estación de paso en 2021. No se puede congelar, y esas son medidas que el Gobierno tiene que tomar a través del diálogo social". El líder sindical ha mostrado su "perplejidad" ante las "dudas" de Pedro Sánchez, sobre que "hay que priorizar la generación de empleo respecto a la subida del Salario Mínimo Interprofesional".

En su opinión, subir el SMI "tiene un efecto de creación neta de empleo" porque los trabajadores van a dedicar ese dinero "al consumo, a las tiendas, a los bares y a las librerías". Por ello, considera que "no es de recibo que España vaya a cerrar el año subiendo el PIB por encima del 6% pero se plantee la congelación del SMI".

Por su parte, el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, que ha asistido junto a Yolanda Díaz al acto del Cercle d'Economía, ha criticado al Banco de España por su estudio en el que alertaba de la pérdida de empleo asociada a la subida del Salario Mínimo Interprofesional. "Algunas instituciones tienen grandes contradicciones y me refiero en concreto al Banco De España. Está muy bien situar como uno de los problemas importantes la productividad. Pero la misma institución no sé como combina eso con la recomendación de congelar el SMI. Los salarios bajos no son un elemento que ayude a la productividad en ningún país del mundo", ha señalado.

Normas
Entra en El País para participar