Delivery

Glovo compra los activos de Delivery Hero en Europa central y del Este por 170 millones

La plataforma refuerza su presencia en Bosnia y Herzegovina, Bulgaria, Croacia, Montenegro, Rumanía y Serbia

Repartidores de Glovo.
Repartidores de Glovo. Getty

La plataforma de delivery española Glovo ha anunciado este miércoles que ha alcanzado diferentes acuerdos de adquisición con Delivery Hero, su principal accionista, para la compra de diversas compañías del grupo en Europa Central y Europa del Este. En concreto, Glovo comprará foodpanda en Rumanía y Bulgaria, la marca Donesi en Serbia, Montenegro y Bosnia y Herzegovina y Pauza en Croacia. Las operaciones tienen un valor total de 170 millones de euros, según ha explicado la compañía en un comunicado. La cifra será pagada en efectivo.

Los diferentes acuerdos comprenden principalmente los contratos de restauración y la cartera de clientes, además de determinados activos de Romania Dmart, que incluyen los contratos de arrendamiento, los acuerdos con los proveedores de comestibles y el mobiliario y las instalaciones.

Se prevé que las transacciones en Bosnia y Herzegovina, Bulgaria, Croacia, Montenegro y Serbia se cierren en las próximas semanas. Estas operaciones están sujetas al cumplimiento de las condiciones y a las aprobaciones correspondientes. Por su parte, la operación en Rumanía será completada una vez se obtenga la aprobación de la autoridad de la competencia.

Glovo, con sede en Barcelona, anunció hace unas semanas otro acuerdo de adquisición de una empresa local de Eslovenia, Ehrana, Se prevé que la transacción se cierre en los próximos meses mientras la compañía está trabajando ya conjuntamente con Ehrana para definir la estrategia de transición de usuarios, establecimientos y repartidores.

Delivery Hero elevó su participación en Glovo al 37% después de inyectar en la compañía 229 millones de los 450 millones de euros recaudados por la empresa española en su última ronda de financiación el pasado abril, la mayor alcanzada por una startup española.

Oscar Pierre, CEO y Cofundador de Glovo, ha asegurado que para la estrategia de su compañía a largo plazo "es esencial centrarnos en mercados en los que vemos posibilidad de liderazgo y donde podamos ser sostenibles. Europa Central y del Este son una parte esencial de ese plan. Los servicios bajo demanda tienen una gran acogida en la región y estamos encantados de poder fortalecer e incrementar nuestra presencia en países que continúan presentando un gran potencial de crecimiento”.

Con este propósito de centrarse en los mercados donde pueden ser líderes, Glovo vendió a finales de 2020 sus operaciones en Latinoamérica a Delivery Hero por unos 230 millones de euros. La compañía ya aseguró entonces que dejaban dicho mercado para afianzarse y poner el foco de crecimiento en Europa, Europa del Este, África y Oriente Medio, apostar por el multiservicio e invertir en tecnología.

Por su parte, el CEO y cofundador de Delivery Hero, Niklas Östberg, ha defendido que Delivery Hero ha construido "un negocio líder en la región balcánica durante los últimos años". Sin embargo, el directivo ha añadido que, "dada la complejidad operativa del negocio y prioridades que tenemos en nuestro tejado , creemos que Glovo está en mejor posición de continuar construyendo una experiencia excelente para nuestros usuarios en la región".

Las plataformas de Delivery Hero en los países mencionados serán rebautizadas con la marca de la empresa Glovo durante un período de transición de seis meses. El Consejo de Supervisión de Delivery Hero ha aprobado la conclusión de los acuerdos de venta por adelantado.

Glovo hace entrega de todo tipo de productos a domicilio a unos 10 millones de usuarios en 20 países. La compañía ha visto dispararse la demanda durante la pandemia por el Covid-19, cuando los usuarios estaban confinados en sus casas.

El nuevo acuerdo entre Glovo y Delivery Hero llega en un momento en que la empresa española enfrenta una creciente regulación en España tras aprobarse la llamada ley de riders que regula las condiciones laborales de los repartidores por parte de las plataformas digitales. Tras aprobarse el 11 de mayo (este jueves se votará su convalidación en el Congreso), las plataformas tienen de plazo hasta el 12 de agosto para que sus repartidores dejen de ser falsos autónomos y sean asalariados.

Normas
Entra en El País para participar