Uno de cada tres directivos cree que la recuperación llegará en 2023

La alta dirección opina que la pandemia ha bajado el rendimiento de sus empleados y cree que el teletrabajo es imparable

Un tercio de los directivos cree que la recuperación llegará en 2023.
Un tercio de los directivos cree que la recuperación llegará en 2023.

La incertidumbre y el pesimismo se instala entre los directivos. De momento, si algo se sabe ya es que la pandemia cambiará la forma de trabajar y la manera en la que las organizaciones operarán en el futuro. De la noche a la mañana, las empresas tuvieron que improvisar el teletrabajo y acelerar su transformación digital, incorporando nuevas herramientas, modificando muchos de sus procesos y cambiando la forma de relacionarse con sus clientes, empleados y proveedores. Por otro lado, los meses de confinamiento, las restricciones y las sucesivas olas de la enfermedad han supuesto también todo un desafío para la gestión de los equipos de trabajo.

Por todo ello, y dado que no hay un horizonte claro todavía, los directivos son prudentes en cuanto a sus expectativas a futuro y el 29,9% cree que hasta 2023 no volverán las tasas de crecimiento que había antes de la pandemia. Un 25,8% sitúa ya en 2022 ese momento y el 20,6% opina que los efectos positivos no empezarán a notarse hasta dentro de cinco años. Solo un 3,8% piensa que este año se alcanzarán cifras económicas prepandemia. Los datos se recogen en II Barómetro Badenoch + Clark, la firma  de búsqueda de alta dirección de Adecco, sobre Liderazgo Directivo en España, en el que han participado 400 directivos.

Otra de las conclusiones que se extraen del informe es que seis de cada 10 líderes creen que España evolucionará peor que otros países de la Unión Europea en materia económica, mientras que un 32% piensa que España crecerá al mismo nivel y tan solo un 7,6% confía en que se recobre mejor.

Para un 45,4% de la alta dirección por el talento, la formación y la flexibilidad con los empleados serán factores decisivos para lograr el éxito en sus empresas en los próximos años. La digitalización es el segundo factor más importante para un 18,9% de ellos.

Un tema de preocupación para los líderes empresariales españoles tiene que ver con la la productividad de los empleados, ya que un 65,3% afirma que el rendimiento se ha visto seriamente afectada por el Covid. Nunca antes habían vivido una situación así, por lo que no saben si las decisiones que han tomado han sido las más adecuadas o podrían haberlo hecho mejor. Aun así, el 50,5% cree que volvería a hacer las cosas de la misma manera.

Dentro de las estrategias seguidas para paliar esta situación tan excepcional, el 50,3% ha centrado sus esfuerzos en diversificar o reinventar sus modelos de negocio (automatización de procesos, nuevos canales...), un 16,8% se ha centrado en la reducción del número de empleados y un 16,1% en la reducción de horas de su plantilla, entre otras medidas. También, un 10,1% de los directivos dice haber contratado más personal para abordar la crisis.

Sobre las medidas de apoyo a las empresas, un 51,5% considera que era necesario un mayor y mejor acceso a la inversión, financiación y créditos. El 43,3% cree que deberían haberse mejorado las ayudas para facilitar la digitalización de los negocios y un 31,5% ha echado en falta medidas de apoyo para la formación de los empleados en tecnología.

Porque, según Remi Diennet, director de Badenoch + Clark en España: “la crisis sanitaria que vivimos ha acelerado que una gran parte del planeta consuma y trabaje a través de Internet. Muchos negocios que solo vendían en tiendas físicas han tenido que reinventarse y construir su canal online para evitar el cierre, otros han tenido que reforzar sus equipos digitales para poder ofrecer más productos y servicios online. Además, la pandemia ha acelerado también la transición hacia la llamada Industria 4.0, que está provocando grandes cambios en los sistemas de trabajo de las compañías del macro sector industrial". Robotización, automatización de procesos, integración de sistemas o gestión remota de las instalaciones son algunos de los cambios que están adoptando para ahorrar tiempo, dinero y recursos.


 

Normas
Entra en El País para participar