Hotelbeds nombra consejero delegado a Nicolas Huss

El mayor banco de camas mundial no prevé beneficios hasta 2022 y retrasa a 2023 el regreso de la facturación previa al covid

Joan Vilà y Nicolas Huss, anterior y nuevo consejero delegado de Hotelbeds, respectivamente.
Joan Vilà y Nicolas Huss, anterior y nuevo consejero delegado de Hotelbeds, respectivamente.

Cambio de equipo directivo en Hotelbeds. El mayor banco de camas del mundo, con 75.000 hoteles como clientes y cuya sede central está en Palma de Mallorca, anunció ayer un cambio de estrategia. Joan Vilà, presidente ejecutivo de la firma y fundador del banco de camas, da un paso al lado y dejará las funciones ejecutivas a partir del próximo mes de junio. “Esta decisión no significa que me aleje. Seguiré siendo accionista, seré consejero no ejecutivo y trabajaré mano a mano con el nuevo consejero delegado”, señaló en un encuentro digital con medios de comunicación.

Vilá aseguró que la decisión la tenía tomada para 2020, pero que la irrupción del coronavirus le obligó a centrarse en ayudar a la empresa a sobrevivir en un entorno tan complejo como el de la crisis sanitaria iniciada en marzo de 2020. Hotelbeds, que facturaba 6.000 millones antes de la pandemia y operaba en 180 países diferentes, está participada por los fondos Cinven y CCPIB que lo compraron a TUI en 2016 por 1.165 millones de euros.

El impacto de la crisis del coronavirus, con un desplome sin precedentes de los ingresos durante un período tan continuado, ha llevado a ambos accionistas a inyectar 775 millones para tratar de aguantar la crisis en los últimos doce meses. “Desaparecieron las reservas, el negocio se ha vuelto doméstico, facturamos más en este segmento que en 2019, pero el de largo radio ha desaparecido. No hay apenas viajes transoceánicos de asiáticos y americanos y van a tardar en volver. La recuperación no va a ser antes del 2023, pero la demanda latente está ahí. En países como EE UU, México, Emiratos, con unos niveles de vacunación y de apertura más elevados que en Europa, los hoteles están con buenos niveles de ocupación y a buenos precios”.

A Vilà le sustituye Nicolas Huss, antiguo consejero delegado de Ingenico y Visa Europe. “Aporta a Hotelbeds una amplia experiencia en el liderazgo de empresas tecnológicas y digitales, así como una trayectoria en el impulso del crecimiento orgánico”, recalcó Vilà. “Junto al equipo directivo, estamos realmente bien posicionados para seguir ofreciendo un crecimiento junto con nuestros valiosos socios hoteleros y clientes”, recalcó Huss, que descartó por ahora incrementar el tamaño de la empresa con la compra de rivales, tal y como hizo con la compra de GTA, centrada en el negocio de la distribución en Asia-Pacífico, o Tourico, con una red muy amplia en EE UU.

Preguntado sobre la recuperación de la cuenta de resultados de Hotelbeds tras el cataclismo del coronavirus, Vilà aseguró que volverá a beneficios en 2022 y que retomará el nivel de facturación precovid en 2023. “Nuestro futuro depende en gran medida de las decisiones políticas. Cada vez que un gobierno ha abierto la posibilidad de viajar, hemos visto avanlanchas de reservas. Y al contrario, avalanchas de cancelaciones. Si bien el sector turístico ha sufrido mucho en los últimos meses, los clientes han ahorrado ahorrado de forma exponencial en ese período. Y eso ha generado un capital que se transformará en un boom de reservas de última hora el día que se levanten las restricciones de forma coordinada”.

Dos hitos en el mayor banco de camas mundial

TUI. Integrado en el gigante aleman de la turoperación, los fondos Cinven y CCPIB compraron Hotelbeds en 2016 por 1.165 millones. Apenas un año después se convirtió en el mayor banco de camas del mundo, con 75.000 hoteles como clientes.

Amadeus. La entrada en Hotelbeds fue la segunda experiencia de Cinven en el sector turístico, ya que estuvo presente en Amadeus, junto a BC Partners, desde 2005 a 2011. En esa última fecha optó por desprenderse de las acciones por 385 millones.

Normas
Entra en El País para participar