Los hoteles vendieron en España más camas que Expedia en plena pandemia

Es el segundo año seguido en el que la venta directa supera al gigante online estadounidense

 Un grupo de turistas en Valencia, en una imagen de archivo.
Un grupo de turistas en Valencia, en una imagen de archivo.

El pasado ejercicio fue un desastre para la industria hotelera en todo el mundo y particularmente en destinos como España, en el que las pernoctaciones hoteleras se desplomaron un 82% pasando de 223,4 millones en 20219 a tan solo 40,9 millone en 2020.

Del tsunami que arrasó la industria hotelera en España se pueden extraer incluso conclusiones positivas. Frente a la fuerte dependencia de los hoteles a la hora de vender camas de las plataformas online como Booking, Expedia o Agoda, las ventas directas se consolidaron en 2020 como una de las canales con más fuerza entre los clientes.

El ranking elaborado por la consultora SiteMinder, que muestra los doce principales vendedores de habitaciones en España, refleja como el primer puesto no sufrió ninguna modificación, al seguir en manos de Booking. La multinacional estadounidense cuenta con 28 millones de anuncios en todo el mundo, de los que al menos 23 millones son habitaciones de hoteles. En el caso de España, el número de anuncios se eleva a 410.000, por debajo del medio millón que tenía Airbnb, fuertemente castigada por la desaparición del turismo internacional.

El principal cambio en el ranking se produce en la segunda posición, que vuelve a ser para la venta directa de los hoteles. En 2019 ocupó por primera vez en la clasificación ese puesto, superando a Expedia, y este año vuelve a superar al banco de camas HotelBeds y al turoperador británicos Jet2Holidays. “Este último año, como resultado de la pandemia, naturalmente hemos visto un descenso de los huéspedes internacionales en España y, por consiguiente, una mayor relevancia de los actores locales y regionales como World 2 Meet y Hotusa. Los consumidores han cambiado. Por lo tanto, es fundamental que los hoteleros evalúen cómo y dónde venden sus habitaciones, para seleccionar los canales de distribución –globales y locales, directos e indirectos– más eficaces para conseguir reservas e ingresos”, recalcó Sara Padrosa, directora de SiteMinder para España. El gran perjudicados son los sistemas de reservas globales, ligados a compañías como Amadeus.

Normas
Entra en El País para participar