Laboral

La EPA recoge una rebaja del paro al 15,98% al dejar fuera a 1,5 millones de desocupados

El mercado laboral rompe con dos trimestres de creación de empleo, pero los parados se reducen en 65.800

La EPA recoge una rebaja del paro al 15,98% al dejar fuera a 1,5 millones de desocupados pulsa en la foto

España rompió entre enero y marzo con la racha de dos trimestres consecutivos creando empleo al registrarse en el arranque de 2021 la destrucción de 137.500 puestos de trabajo, según la Encuesta de Población Activa elaborada por el INE y dada a conocer este jueves. No obstante, tanto el número de parados como la tasa de desempleo han arrojado descensos: en marzo hay 65.800 personas menos que buscan trabajo y no lo encuentran, hasta alcanzar los 3,65 millones, dejando una tasa de paro del 15,98%.

Esto se explica por los efectos del Covid-19 en el mercado laboral, que camuflan en la estadística al colectivo de personas en disposición de trabajar pero que no buscan empleo debido a la pandemia. En total, hubo cerca de 1,1 millones de personas en esta situación, quedando fuera de la clasificación. Tampoco entran en este grupo las más de 400.000 personas que continúan bajo un Expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) y que, si se añadiesen a los 3,65 millones de parados y a los 1,1 millones que no están en búsqueda activa de empleo, dejarían un saldo de más de 5,1 millones en disposición de trabajar sin poder hacerlo. 

Entre enero y marzo se ha producido también un incremento del flujo hacia la inactividad desde la ocupación, destacando las 138.000 personas de 60 años o más que hacen este recorrido, 30.000 más a las observadas un año antes. Este flujo evidencia la expectativa de crisis prolongada y las nulas posibilidades de encontrar empleo para este colectivo.

El dato general recogido entre enero y marzo es mejor que el del año pasado por las mismas fechas, cuando el primer trimestre se vio afectado por las dos primeras semanas de confinamiento: entre enero y marzo de 2020 se destruyeron 285.600 puestos de trabajo en el peor trimestre en siete años. De hecho, sin tener en cuenta el impacto del calendario, los datos desestacionalizados arrojan una subida del 0,49% en la ocupación en el primer trimestre de 2021, dado que este periodo siempre es negativo para el empleo.

Aun así, el balance a 12 meses indica la pérdida de casi medio millón de puestos de trabajo (474.500 personas), o el 2,41% del total. Eso, sin tener en cuenta los ocupados en ERTE, que se han reducido en apenas 80.000 personas durante el trimestre dejando un saldo de 417.900 personas, de los 3,39 millones que llegaron a estar en esta situación en la peor época de la pandemia.

Este efecto, en todo caso, no ha compensado al de los trabajadores que no han ido a su puesto. El número de ocupados “ausentes de su empleo” en la semana en que fueron encuestados, ya fuera por vacaciones (Semana Santa), horarios flexibles, mal tiempo (tormenta Filomena) o enfermedad, creció sobre el trimestre anterior hasta más 1,96 millones de personas. Así, el número de horas efectivamente trabajadas ha bajado más del 1,5% este trimestre.

Solo mejora la agricultura

La caída de la ocupación ha afectado a las principales ramas de actividad: solo aumenta este trimestre en agricultura (15.800 ocupados) pero desciende en servicios (83.400), industria (51.500) y construcción (18.500). A 12 meses las pérdidas de empleo se concentran en servicios, que pierde 344.500 empleos (aquí se engloban comercio y hostelería) e industria (127.100).

Probablemente debido a la composición de las variaciones del empleo, el primer trimestre ha sido peor para el empleo temporal: se han perdido 168.600 empleos con contrato temporal, mientras que se han creado 31.300 indefinidos, recortando la tasa de temporalidad. En el último año, no obstante, se han destruido 145.400 empleos fijos (310.400 temporales).

Siguen creciendo, en paralelo, los hogares más golpeados por la crisis: son ya 1,226 millones las familias que tienen a todos sus miembros en paro, 277.500 más que hace 12 meses. En el anterior trimestre esta cifra ha crecido en 46.500.

Por comunidades autónomas, las mayores bajadas trimestrales del paro se dan en Comunidad de Madrid (50.300 personas menos), Cataluña (38.200) y Andalucía (19.300). Los mayores incrementos, por su parte, están en Galicia (15.700 parados más), Castilla y León (9.900) y País Vasco (9.500). A la hora de crear empleo, de nuevo Madrid, con 40.400 puestos nuevos, está a la cabeza seguido de Cataluña (33.300). Los mayores descensos se observan en Comunidad Valenciana (40.200 menos) y Andalucía (30.800).

Reacciones

Para el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, las cifras evidencian que, pese a la situación tan compleja, sobre todo en los dos primeros meses del año a causa de la tercera ola de la pandemia, la recuperación continúa. Así, Sánchez ha destacado la reducción del paro, "la primera bajada en seis años y la mayor de la serie histórica". Y ha añadido que hay 80.000 trabajadores menos en ERTE y se han recuperado 600.000 empleos desde el peor momento de la pandemia. Por ello, ha subrayado que la conclusión es que, "cuando la vacunación avanza rápido, la recuperación avanza aún más rápido".

Por su parte, el líder del PP, Pablo Casado, ha calificado de "muy negativos" los datos y ha reclamado al Ejecutivo "humildad" y "sensibilidad" al hablar de las cifras en lugar de presumir de "brotes verdes" con "seis millones de parados" y una situación económica "francamente negativa".

En esta línea, según la CEOE, los datos apuntan a un "retroceso del proceso de normalización de la actividad y el empleo a comienzos del año", algo que "dificulta extraordinariamente el cumplimiento de los objetivos del Gobierno de crecimiento y creación de empleo para el conjunto del año".

Dos millones de teletrabajadores

El 11,2% de los ocupados en España ha trabajado desde su propio domicilio al menos la mitad de los días de la semana de referencia (aquella por la que el INE ha encuestado). Este dato es superior al del trimestre anterior y casi duplica el registrado en 2019, cuando el teletrabajo apenas los practicaba el 4,8% de los empleados.

Igualmente, ha descendido el número de personas con lo que el INE denomina "horarios atípicos". El 32,6% de los trabajadores ha ido a su puesto un sábado (el 33,9% el trimestre anterior) el 19,1% algún domingo (20,3%) y el 15,1% trabaja por la tarde más de la mitad de los días. El 3,9% hace horario nocturno.

Normas
Entra en El País para participar