Estrenos

Ecoener fija en 500 millones su valoración mínima para salir a Bolsa

Descarta repartir dividendos en los próximos tres ejercicios

Luis de Valdivia, presidente y fundador de Ecoener.
Luis de Valdivia, presidente y fundador de Ecoener.

Ecoener ya lo tiene todo listo para estrenarse en Bolsa a lo largo de este mes. La empresa gallega –centrada en la energía hidroeléctrica, pero con presencia también en solar y eólica– y creada hace 33 años, se propone captar 200 millones en una ampliación de capital. Su único propietario, fundador y presidente, Luis de Valdivia, colocará entre el 25% y el 40% para lograr ese importe, de manera que su valoración oscilará entre los 500 y los 800 millones, según fuentes financieras.

Société Générale es el capitán de la operación, pero también participan Banco Sabadell, CaixaBank, Crédit Agricole y HSBC en un segundo escalón, y Banco Cooperativo Español, en un tercer puesto. Latham & Watkins es el asesor legal de Ecoener, y Linklaters, el de los bancos.

El modus operandi de esta empresa no tiene nada que ver con la operativa de otras, con cambios accionariales al albur de diferentes modas. Los primeros encuentros con los inversores han despertado avidez en invertir en la empresa, pero ahora las expectativas se tienen que aterrizar.

Luis de Valdivia no tiene una necesidad imperiosa de lanzar la salida a Bolsa, y su umbral está marcado en rojo: no bajará del 60% del capital. La compañía ya ha demostrado su capacidad de lograr financiación a buen precio, después de la emisión de un bono por 130 millones de euros en septiembre del año pasado. Paga por él un 2,35% y debe devolverlo en 20 años. También emplea para lograr efectivo contratos de compraventa de energía a largo plazo (PPA) en Honduras y Guatemala, y tiene a su disposición préstamos destinados a proyectos concretos (proyect finance). Cuenta, por tanto, con el aval de la banca, del mercado y, en caso de necesitarlo, si la OPS no sale adelante, siempre tendría la opción de dar entrada a un inversor financiero.

La gran diferencia con otros rivales que se postulan para salir a Bolsa es su dominio de una de la energía hidroeléctrica. Ecoener ha construido 15 centrales con esta tecnología desde su nacimiento en 1988 y en los últimos 12 años ha instalado el 21% de la energía hidráulica menor de 10 megavatios en España.

Ecoener considera que su fuerza en energía hidroeléctrica diferencia su cartera de activos, ya que le da oportunidades de rentabilidad no accesibles a través de otras tecnologías.

La firma cuenta con 141 megavatios en operación – en 17 proyectos, de los que el 50% de los megavatios son eólicos, el 37% de energía hidroeléctrica y el resto, fotovoltaicos–, 142 megavatios en construcción y una cartera de aproximadamente 1.500 megavatios en distintas fases de desarrollo, según explicó ayer en un comunicado.

La firma empleará, precisamente, los 200 millones de la ampliación para financiar inversiones para el desarrollo y construcción de los proyectos identificados dentro de su cartera. Se centrará en el crecimiento y no está en los planes de la compañía repartir dividendo en los próximos tres ejercicios, según fuentes financieras.

Ecoener lleva más de 15 años con presencia en todo el mundo, con activos en funcionamiento en tres continentes y proyectos en desarrollo en 11 países. El 22% de su potencia instalada está fuera de España, con 16,22 megavatios fotovoltaicos en Honduras y 14,2 hidráulicos en Guatemala.

La compañía tiene equipos de trabajo en España, Panamá, Kenia, Guatemala, Honduras y República Dominicana. "No somos una empresa fotovoltaica, ni una empresa eólica. Teniendo la hidráulica en nuestro ADN, somos únicos por nuestra diversificación, geográfica y tecnológica", sentencia en el comunicado Luis de Valdivia, presidente y fundador de Ecoener.

La empresa ha pasado de unas ventas y un ebitda en 2016 de 17,7 y 16,6 millones de euros, respectivamente, a estimar a tres meses para cerrar 2020 una facturación de 37,7 millones y un beneficio bruto de 21,4 millones el pasado ejercicio.

OPDE lanzará su ITF esta semana

  • Rivales. OPDE trabaja de forma paralela a Ecoener y Allfunds para salir a Bolsa esta primavera. Fuentes del mercado indican que se prepara para lanzar su propio ITF (el documento que indica su intención de empezar a cotizar) esta misma semana o, a más tardar, la siguiente. La idea es saltar al mercado en un mes, valorada en unos 1.000 millones. La semana que viene Acciona someterá a su junta de accionistas la salida a Bolsa de su filial de renovables el 12 de abril. Y Factor Energía también trabaja para debutar antes de verano.
  • Integración vertical. Ecoener asegura que es una empresa integrada con personal propio (con una plantilla de más de 50 empleados) para la identificación, el análisis, el diseño, la promoción, el desarrollo y la construcción de sus proyectos. Y también para la operación y mantenimiento de sus instalaciones, con la venta de energía incluida.
Normas
Entra en El País para participar