Los fabricantes de coches prevén que la recuperación del automóvil no llegará hasta 2023

Anfac estima que este año las ventas solo crecerán un 8%, hasta 925.000 matriculaciones

José Vicente de los Mozos, presidente de Anfac; Reyes Maroto, ministra de Industria, Comercio y Turismo, y José López-Tafall, director general de Anfac, abren el foro 'La movilidad del futuro' de la patronal, este miércoles.
José Vicente de los Mozos, presidente de Anfac; Reyes Maroto, ministra de Industria, Comercio y Turismo, y José López-Tafall, director general de Anfac, abren el foro 'La movilidad del futuro' de la patronal, este miércoles.

La patronal de fabricantes de vehículos, Anfac, ha advertido de que la recuperación de los volúmenes de ventas de coches previos a la pandemia de coronavirus "tardará al menos un año más de lo previsto en llegar, no antes de 2023".

Así lo ha afirmado su presidente, José Vicente de los Mozos, durante la inauguración del primer foro 'La movilidad del futuro' de la asociación. El directivo ha señalado que es muy difícil hacer previsiones en un contexto de incertidumbre como el que se vive en la actualidad, pero Anfac estima que el mercado "apenas" crecerá un 8% este curso frente a 2020, con cerca de 925.000 matriculaciones [un 26% menos que en 2019, el último año antes de la pandemia].

El mercado automovilístico cerró un nefasto año 2020 con una caída en las ventas de turismos y todoterrenos del 32,3%, registrando un total de 851.211 unidades matriculadas, la cifra más baja desde el año 2014. Desde entonces el sector había logrado encadenar cinco años por encima del millón de unidades vendidas, pero la pandemia ha roto con la tendencia.

"Es el momento de demostrar que España tiene en la automoción y en la nueva movilidad un sólido proyecto-país que nos permita seguir atrayendo inversión, proyectos y nuevos modelos de vehículos electrificados que hagan de la automoción española también un referente en la industria de la electromovilidad", ha subrayado De los Mozos.

En este contexto, el director general de la patronal, José López-Tafall, ha presentado la propuesta de futuro de la asociación Hacia una nueva movilidad. Plan Auto 2020-40  y su estrategia de descarbonización y reforma fiscal.

Para alcanzar una movilidad sin emisiones, la entidad basa su modelo en dos pilares: la renovación del parque [de 13,2 años de antigüedad media] y el impulso de la electrificación. Su estrategia permitirá alcanzar los tres millones de turismos electrificados para 2030, con un mantenimiento del mercado en alrededor de 1,3 millones de ventas.

"Es imprescindible avanzar en las infraestructuras de recarga, y eso no puede hacerlo también el sector", ha aseverado López-Tafall. Según Anfac, se necesitan multiplicar por seis los puntos de recarga de acceso público instalados antes de acabar el año que viene, pasando de los 8.545 actuales a entre 45.000 y 48.000; por más de 15 al cierre de 2025 [entre 110.000 y 120.000] y por más de 40 para 2030 [entre 340.000 y 360.000].

Por otro lado, la asociación está trabajando en un mapa nacional de infraestructuras de recarga de acceso público en el que se fijará la cantidad de puntos necesarios en el territorio, y también su calidad. "Son precisos puntos de una potencia mínima de 150 kW, siendo deseables de 250 kW", ha destacado López-Tafall.

En paralelo, Anfac considera "indispensable" avanzar en la renovación del parque con el objetivo de situar la edad media del parque automovilístico español en 9 años. Para conseguirlo, calcula que es necesario que 19 millones de vehículos salgan del parque de aquí a 2030 y su sustitución por 14 millones de coches nuevos, de los que más de tres millones sean electrificados y cerca de cuatro millones, híbridos convencionales.

Según los cálculos de Anfac, esta estrategia, junto con el cambio en el uso de los coches, permitirá reducir un 50% las emisiones de CO2, incluso por encima de los objetivos que recoge el Plan nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC).

Nueva fiscalidad

Anfac ha propuesto al Ejecutivo una reforma fiscal para el automóvil con la que se suprima el impuesto de matriculación y se cree uno de periodicidad anual y alcance estatal que grave al parque circulante en función de las emisiones de CO2. También dependería de la normativa Euro que le corresponda a cada modelo, es decir, según la antigüedad del vehículo, por lo que se estaría considerando tanto las emisiones relativas a la descarbonización, las emisiones contaminantes locales como la seguridad vial.

Los fabricantes calculan que el nuevo impuesto permitiría unos ingresos a las arcas públicas del Estado de unos 2.700 millones de euros. El Gobierno repartiría el dinero entre las comunidades autónomas, que en la actualidad tienen transferido el impuesto de matriculación. La patronal también pide que los eléctricos no tributen por IVA, al menos hasta que se igualen en precio frente uno de combustión, y se le reduzca a los híbridos enchufables.

Según Anfac, al tener un base sobre el parque, la cuantía de recaudación es “elevada” con unas cuotas anuales razonables, que tendrían además en cuenta los consumidores vulnerables. Los cálculos de la asociación apuntan a que estos ingresos permitirían eliminar el impuesto a entre 190.00 y 300.000 vehículos, cuando el objetivo a 2022 para el vehículo electrificado aspira a alcanzar una exención para 120.000.

El acto de inauguración también ha sido presidido por la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, quien ha apuntado que, "desde el primer minuto, el Gobierno se comprometió con el sector y ahora, se empiezan a ver los frutos del trabajo conjunto".

Ha insistido en que el Ejecutivo tiene el compromiso y la ambición para liderar la movilidad del futuro que será sostenible, digital, conectada y segura. "Es el momento de liderar el cambio y para ello se movilizarán 10.000 millones de euros hasta 2023 en inversiones públicas y privadas en toda la cadena de valor del sector de la automoción", ha afirmado.

Maroto también ha recordado que se pondrán en marcha 400 millones de euros [ampliables hasta 800] en ayudas a la compra de "coches sostenibles" a través de la tercera edición del Plan Moves, así como ayudas por un total de 100 millones de euros para actuaciones en innovación tecnológica eléctrica, baterías y almacenamiento.

De su lado, el director general del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), Joan Groizard, ha asegurado que los fondos del Moves III se repartirá también por comunidades autónomas, pero se que ampliarán "automáticamente" en aquellas que los agoten. El sector demanda que el reparto se haga en base a la demanda y no a la población.

Normas
Entra en El País para participar