El parque de coches español continúa envejeciendo y sin ayudas a la compra a la vista

En 2020 se situó en 13,2 años, frente a los 12,7 años que registró el ejercicio precedente

Concesionario de Nissan.
Concesionario de Nissan. EFE

La edad media del parque de vehículos español continúa envejeciendo. En 2020 se situó en 13,2 años, frente a los 12,7 años que registró el ejercicio precedente, según datos de la patronal de concesionarios, Faconauto.

Faconauto lamenta así la tendencia negativa que se viene arrastrando en los últimos años y que se ha visto agravada por la caída de las ventas en 2020 a causa de la pandemia de coronavirus. El mercado automovilístico cerró un nefasto año con una bajada de las matriculaciones de turismos y todoterrenos del 32,3%, hasta 851.211 unidades.

En este ejercicio registraron en enero el peor dato de la serie histórica en el comiezo de curso y en febrero el canal de empresas tuvo más ventas que el de particulares por primera vez desde 1996, año en el que se comenzó a registrar información digitalizada, pese a ser mucho mayor en volumen.

La patronal pone en evidencia que el curso pasado se dejaron de vender unos 350.000 vehículos debido a la crisis económica derivada del Covid-19. Ante el desplome del sector, el Gobierno aprobó a mediados de junio el Plan de impulso de la cadena de valor de la industria de la automoción, dotado con 3.750 millones de euros, de los cuales se movilizarían 1.535 desde 2020 y 2.215 a partir de este año. Dentro de este se incluía el tan esperado por el sector Plan Renove 2020, que no funcionó como se esperaba.

De hecho, terminó con más de 200 millones de euros sin adjudicar. Solo se consumieron 37,73 millones de euros, lo que supone un 15,1% del presupuesto total [250 millones de euros] y el Ejecutivo decidió no prorrogarlo.

En opinión de Faconauto, este dato "tan preocupante" pone de manifiesto que no se está abordando con suficiente intensidad la resolución del problema. "Para ello, sería necesario, en primer lugar, reactivar el mercado, facilitando al ciudadano la adquisición de vehículos más eficientes y seguros con planes de achatarramiento realmente efectivos", ha defendido.

La matriculación de coches nuevos, según la patronal, es la mejor garantía para frenar el envejecimiento del parque, ya que además permite retirar del mercado de usados los automóviles con más de diez años, actualmente predominantes.

Por otro lado, ha destacado que se debe abordar cuanto antes una nueva fiscalidad para el automóvil, que grave el uso y no la compra. Según los cálculos de la patronal de fabricantes de vehículos, Anfac, se venderán entre 100.000 y 110.000 coches menos en España este año si el Ejecutivo no modifica la subida de facto del impuesto de matriculación, producida desde el pasado 1 de enero. Ello supone perder el 10% del mercado total previsto para este año (por debajo del millón de unidades).

"La reactivación de los planes de incentivos, como el Moves o el Renove, debe ser una de las prioridades del Gobierno para frenar este envejecimiento, dado que la edad del parque automovilístico con el paso de los meses va en aumento, poniendo en riesgo la seguridad de conductores y viandantes y retrasando la necesaria descarbonización del parque", ha señalado el responsable de Asuntos Públicos de Faconauto, Juan Luis Fernández.

El Gobierno repartirá 20 millones de euros entre las comunidades autónomas que hayan agotado las ayudas a la compra de un coche eléctrico bajo la segunda edición del Programa de Incentivos a la Movilidad Eficiente y Sostenible (Moves). Sin embargo, para Fernández "no es suficiente" debido a que el plan está enfocado solo al coche eléctrico.

"Es importante, por tanto, afrontar la renovación del parque y dinamizar el mercado mediante planes de achatarramiento y una reforma fiscal que penalice a los vehículos más antiguos y que más contaminen", ha añadido.

Normas
Entra en El País para participar