Feria tecnológica

Ericsson sacude el Mobile: ya hay empresas que apuestan por un "gran retorno en 2022"

Muchas compañías consultadas creen que los ritmos de vacunación diferentes en los distintos países complican la celebración en junio y provoca riesgos innecesarios

Asistentes al Mobile junto al pabellón de Ericsson en otra edición anterior de la feria.
Asistentes al Mobile junto al pabellón de Ericsson en otra edición anterior de la feria.

El gigante sueco de redes de telecomunicaciones Ericsson anunció ayer que no participará en la edición de este año del Mobile World Congress de Barcelona, cuya celebración está prevista entre el 28 de junio y el 1 de julio. La compañía alegó motivos de seguridad y de salud para sus empleados y socios por la pandemia por el Covid-19. Creen que los distintos ritmos de vacunación que se están llevando a cabo en los diferentes países no hacen segura la asistencia. Ellos esperaban clientes de 120 países.

La noticia, que llegaba pocas horas después de que la GSMA, organizadora de la feria, anunciara que mantenía sus planes para la convocatoria y desvelara sus medidas de salud y seguridad para el evento, desató todas las alarmas. El importante papel de Ericsson en este evento (es uno de sus mayores expositores y uno de los líderes en tecnología 5G) hace temer que pueda haber un efecto dominó.

La decisión del fabricante sueco recuerda la historia vivida el año pasado, cuando finalmente se canceló el Mobile, después de que numerosas empresas anunciaran su baja. En 2020, fue el fabricante de móviles surcoreano LG el que primero anunció que cancelaba su asistencia, pero a partir de ahí las bajas fueron una detrás de otra. Y una de las más determinantes fue la de Ericsson.

Fuentes del sector señalan a CincoDías que, cuando el grupo sueco ha tomado esta decisión es "porque hay más empresas que van a seguir por el mismo camino". Además, advierten de que, dada la relevancia de Ericsson en el conjunto del sector, con sus múltiples acuerdos como proveedor con la mayoría de las operadoras, en ámbitos desde la fibra óptica al 5G, “su no asistencia condicionará la presencia de estas telecos”.

Varias fuentes afirman que celebrar el Mobile este año, en las actuales condiciones sanitarias, “es un riesgo innecesario”, y creen que la organización debería apostar por celebrar “una gran edición de retorno ya en 2022, donde las empresas vayan con anuncios potentes”, porque retrasarla para final de 2021 también complicaría el poder seguir con el calendario habitual de la feria el siguiente año, pues suele hacerse a finales de febrero.

Desde el sector, otras fuentes opinan que la decisión de la GSMA “compite contra el sentido común y la responsabilidad”, y recuerdan que la mayoría de los posibles visitantes no estarán vacunados, “porque los ritmos de vacunación son todavía lentos”. Además, no descartan que se pudiera estar viviendo la cuarta ola que, aunque menor, obligaría a mantener restricciones de viajes en muchos países. En su opinión, “si finalmente se hiciera, no acudirían más de 5.000 personas”.

A su vez, fuentes de las operadoras creen que la situación es muy delicada, y señalan que habrá que ver los efectos de la decisión de Ericsson. En este sentido, algunas tecnológicas ven difícil no cancelar su participación “después de que Ericsson haya dejado en el aire que acudir puede no ser seguro. Eso nos pone al resto en una situación difícil”.

Algunas de las compañías participantes sí tienen en marcha algunos preparativos internamente, aunque advierten de que las restricciones están dificultando la formación de equipos para estos trabajos con personal de diferentes países. Las tareas que se están realizando, básicamente, son de planificación.

En este sentido, otras empresas no han tomado ninguna decisión, pero dejan claro que, si finalmente van, su presencia “será de perfil bajo”, con actividades vinculadas solo a reuniones con clientes o proveedores. “Y serán en espacios abiertos y limitados, porque la situación sanitaria sigue siendo peligrosa”, señalan.

La GSMA volvió a defender ayer su plan de seguridad contra el Covid-19 y dijo que respetan la decisión de Ericsson “y esperamos darle la bienvenida de nuevo en Barcelona para futuras ediciones del MWC”. En una entrevista en RAC 1, el director general de la organizadora, John Hoffman, aseguró que el evento se celebrará y que entre el 75% y el 80% de los 100 expositores principales ya han anunciado que volverán a la feria este año. “Lo único que puede hacer descarrilar nuestro plan es que el covid reviva. Las autoridades reguladoras y sanitarias apoyan nuestro plan de medidas sanitarias”.

Las autoridades catalanas, optimistas

El teniente de alcalde de Barcelona, Jaume Collboni, explicó que el Gobierno municipal confía en el “éxito” del MWC, pese a la baja de Ericsson. “Seguimos optimistas y confiados en el Mobile. Será un punto de inflexión claro en la apertura y la reactivación de la ciudad. Y al frente está GSMA que, en coordinación con la Generalitat, ha acordado importantes medidas sanitarias”. Estas incluyen la petición de un test negativo a todos los asistentes cada 72 horas. Hasta los vacunados deberán someterse a un test, según aseguró Hoffman. “Todos los asistentes serán tratados por igual. Queremos estar del lado de la prudencia y la prevención”.

La portavoz del Gobierno catalán en funciones, Meritxell Budó, defendió que la feria se celebrará con “todas las garantías de seguridad”. “Será una edición más reducida [la GSMA espera entre 45.000 y 50.000 asistentes, lejos de los 109.000 de 2019], pero es un año difícil y es importante que este evento se pueda celebrar en Barcelona”, añadió.

Para los que no puedan acudir presencialmente, la GSMA habilitara programas digitales para que puedan participar en el congreso de forma telemática.

Normas
Entra en El País para participar