Seat fabricará en Martorell un coche eléctrico pequeño para todo el grupo Volkswagen

El presidente del grupo alemán dice que España tiene un enorme potencial para ser un hub de electromovilidad en Europa

El grupo Volkswagen ha adjudicado a la planta de Seat en Martorell (Barcelona) la producción de un coche eléctrico pequeño para todo el consorcio alemán, tras anunciarse ayer que la automovilística española e Iberdrola impulsarán, junto con el Gobierno, la primera fábrica de baterías en España.

El rey Felipe VI ha sido quien ha dado a conocer la noticia ante el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, y la delegada del Ejecutivo en Cataluña, Teresa Cunillera, con motivo de su visita a la planta catalana por el 70 aniversario de la compañía.

"El proyecto de localización de la producción del vehículo eléctrico de pequeño tamaño de todo el grupo Volkswagen en España es, sin duda alguna, una magnífica noticia, y un ejemplo de cómo aplicar dichos fondos [europeos] a proyectos de gran envergadura que afecten de manera transversal a nuestras capacidades industriales", ha subrayado el monarca, sin concretar más detalles.

Además, ha destacado que el consorcio público-pirivado que avanzó ayer Maroto para poner en marcha una planta de baterías en el país [que se financiará con fondos europeos] supone "una señal inmejorable de compromiso" con la cadena de valor del sector, así como con la innovación y la cohesión territorial.

Felipe VI también ha dicho que el automóvil necesita estar acompañado de un fuerte despliegue de la infraestructura de recarga para vehículos eléctricos y de una "fiscalidad medioambiental adecuada" para afrontar una transición de "tal envergadura" como es la electrificación y dejar atrás los motores de combustión.

Por su parte, el presidente del grupo Volkswagen, Herbert Diess, y el presidente de Seat y Cupra, Wayne Griffiths, se han limitado a destacar la apuesta de la multinacional alemana por la movilidad eléctrica en España. "España tiene un enorme potencial para ser un hub de electromovilidad en Europa", ha señalado Diess.

El directivo ha reconocido que "hasta ahora apenas" se ha producido inversión en España para la electrificación" del motor y que la mayoría de coches eléctricos se está produciendo en Alemania. "Creo que es una oportunidad histórica para nosotros la de transformar la segunda industria automovilística de Europa, que es la de España", ha aseverado.

"Para una solución europea de mejorar el medio ambiente, los países tienen que mejorar sus esfuerzos para construir coches eléctricos. En España, pensamos producir coches eléctricos en Martorell", ha asegurado Diess, quien ha indicado que la producción de baterías en las inmediaciones de dichas instalaciones y la creación de una cadena de valor de movilidad eléctrica es una "oportunidad histórica" para transformar la industria automovilística española.

Diess ha destacado que la transformación de la industria de la automoción española "dependerá de un claro compromiso por parte de la Comisión Europea". "El grupo Volkswagen y el Gobierno de España han traído realmente este proyecto hasta la línea de salida, con los recursos de los fondos de recuperación y Next Generation de la Unión Europea todo esto será posible", ha reivindicado.

No obstante, Martorell ya ha comenzado su transformación hacia la electrificación con la producción de las variantes híbridas enchufables de los modelos Seat León y Cupra León, así como del Cupra Formentor e-Hybrid. Actualmente, la planta, inaugurada en febrero de 1993 por el rey emérito Juan Carlos I, cuenta con más de 9.000 empleados y ensambla seis modelos distintos en tres líneas de producción: Seat Ibiza, Seat Arona, Seat León, Cupra León, Cupra Formentor y Audi A1.

A finales del año pasado, Seat nombró a Christian Friedl nuevo director de la factoría con el objetivo de que abandere su transformación para producir modelos eléctricos a partir de 2025.

"Queremos poner a España sobre ruedas eléctricas"

De su lado, Griffiths ha pedido la ayuda de las diferentes Administraciones para la creación de un "ecosistema para el vehículo eléctrico" en España que incentive la demanda de este tipo de vehículos, con un precio aún muy superior al de un gasolina o un diésel, e impulse el despliegue de la infraestructura de recarga.

El ejecutivo anglo-alemán ha indicado que el proceso de vacunación y los fondos europeos permiten "ser optimistas" de cara el futuro para crear un proyecto inclusivo liderado por Seat y el grupo Volkswagen que permita "acelerar el desarrollo de un ecosistema de movilidad eléctrica".

Esta iniciativa también incluirá alianzas con grandes y medianas empresas como Iberdrola, Telefónica o CaixaBank, además de centros tecnológicos y proveedores de la industria auxiliar como el Grupo Antolin o Gestamp. La empresa que preside José María Álvarez-Pallete aportará el 5G y otras tecnologías, informa Santiago Millán Alonso, mientras que CaixaBank ejercerá como proveedor financiero. Aún sin concretar, podría desde financiar el proyecto hasta soluciones de renting y digitales.

"Hace 70 años pusimos a España sobre ruedas y ahora queremos poner a España sobre ruedas eléctricas", ha defendido Griffiths.

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, ha mostrado su satisfacción por acompañar en este "megaproyecto" a Seat y Volkswagen. "Este es un proyecto país que demuestra el potencial tecnológico de España y marca un hito en la colaboración público-privada, base para el éxito del Plan de Recuperación y Resiliencia", ha manifestado.

Al acto no ha asistido ningún representante de la Generalitat de Cataluña y un número escaso de manifestantes de Òmnium y la ANC han colgado pancartas a la entrada de la fábrica con el lema 'Cataluña no tiene rey'.

Normas
Entra en El País para participar